¿Data dependant?

In Consejería by PAALeave a Comment


El cambio de percepción del mercado respecto del “timing” para una primera alza de la tasa de interés de la Fed en este año se aceleró entre martes y miércoles. Más aún, el cambio entre el lunes y el miércoles habla de la velocidad con que pueden cambiar los puntos de vista. El lunes pasado la probabilidad implícita en los futuros de la tasa de fondos federales para que hubiese un alza de 25 pb el próximo junio 14, era 9%. Ayer martes pasó a 15%, después de conocer los datos de inflación y producción industrial que comenté ayer y para el miércoles, la probabilidad ya era de 30%, después de conocerse el contenido de la  minuta de la Fed correspondiente a la junta de política monetaria del pasado 27 de abril.

Sin que –por supuesto– haya una mención explícita de la intención de cuándo tomará la Fed la decisión de subir la tasa nuevamente, se abrió la posibilidad de que esto ocurra en el mes de junio, si los datos de la economía, empezando por los de empleo e inflación mejorasen. A mí me parece que lo que hizo la minuta de la Fed fue “ajustar” un poco la visión del mercado, que desde hace semanas y después de conocer el dato del empleo de abril, prácticamente descartó, al menos al nivel de las cotizaciones de los futuros, un alza de la tasa en junio.

Desde luego no hay que perder de vista que la Fed siempre ha insistido en que su decisión depende de los datos con que cuente y en ese sentido, los del empleo de abril no formaban parte de la información con que contaba el mes pasado. No obstante el criterio expresado en la minuta es correcto: si las cosas mejoran en los aspectos que considera como elementos de juicio, subiría la tasa en junio.

Pero hablar de un alza inminente, me parece prematuro. Sé perfectamente que los mercados suelen reaccionar de la manera que lo han hecho a la primera provocación y creo que en este caso, al ver escrita varias veces la palabra “junio” en la minuta, movieron su opinión de la manera que mencioné en el primer párrafo, cuando hay algunos temas importantes que considerar, tanto en Estados Unidos, como en la economía global.

De hecho la Fed manifiesta por primera vez su preocupación por el resultado del referéndum del Reino Unido del próximo 23 de junio, información con la que no contará cuando se reúna en su siguiente sesión del Comité de Mercado Abierto (el que decide sobre la tasa de referencia, entre otras cosas). Asimismo, no contará con los datos finales del PIB del 1er trimestre, ni con el dato de inflación de mayo, al menos no formalmente. Digo lo anterior sólo por hacer ver algunos de los elementos que están en juego para la toma de decisión de la Fed y sobre los que hoy sólo se puede especular y no hacer afirmaciones categóricas.

Creo que algo que estará en la mesa como un elemento decisivo, es el estado de los mercados financieros, que en el momento actual parecen estar operando con relativa calma, sobre todo los de deuda. También la valuación del dólar en los mercados internacionales será tomada en cuenta seguramente. Como sabemos, desde que se asumió en el mercado que la Fed no tenía prisa por subir la tasa, el dólar inició una depreciación, que en términos del índice $USD, bajó 8% de finales de enero a principios de mayo pasado.

Pero desde esta última fecha al día de ayer, ha subido 3.6%. Parte de esta alza tiene que ver sin duda, con la expectativa de un movimiento alcista de la tasa en junio. Y como sabemos, sin que la tasa de cambio o el crecimiento en sí mismo sean responsabilidades de la Fed, digamos que si pueden hacer algo para ayudar a que la economía estadounidense mantenga su ritmo de crecimiento, pues supongo que lo haría. Y el fortalecimiento del dólar es algo que no va en esa línea.

A la expectativa de un alza de la tasa en junio, han contribuido los comentarios de algunos miembros del sistema Fed, que desde luego hay que considerar como parte del escenario, pero que me parece son un elemento de segundo orden a la hora de la decisión, ya que los datos son los que aparentemente mandan. En cualquier caso, como escribí ayer, la tasa volvió a ponerse en el centro del escenario.

Suerte.

Leave a Comment