Cuando lleguemos a ese río…

In Consejería by PAA2 Comments


Como el petróleo confirmó ayer que la baja del lunes fue momentánea, pues los mercados mantienen su entusiasmo alcista. El S&P 500 subió 0.3% y cerró en 2,100 puntos, lo que es su nivel más alto del año, colocándose 2.8% arriba del cierre de 2015. Y no es que este rendimiento sea para dar brincos de gusto, pero lo menciono ya que en todo 2015, ese índice ofreció un rendimiento negativo (-0.73%) y porque aún con el empuje que ha mostrado desde mediados de enero, el nivel de cierre de 2015 (2,043.94) resultó una zona de resistencia interesante que al ser rebasada, cambio su rol y como suele ocurrir se convirtió en un soporte a partir del cual continuó subiendo.

La meta que mencioné hace unos días –el jueves pasado– en el nivel de 2,115 ya no se encuentra tan lejos –menos de 1%– y el máximo histórico de 2,122.95 a nivel de cierre (21 de mayo de 2015) está 1% arriba y por el ritmo observado puede ser alcanzado en los próximos días. Habrá que estar pendientes de esta situación, pues como sabemos, los niveles de máximo histórico sí son importantes en el comportamiento del mercado. Puede ser prudente tomar algo de utilidades en esa zona y aprovechar una eventual baja para rehacer posiciones.

La pregunta que seguramente muchos nos hacemos es si el S&P 500 seguiría subiendo en caso de rebasar al máximo histórico. En principio diría que sí, sobre todo porque este índice está dentro de un canal alcista razonable. Me refiero a que no es demasiado agresivo ya que de tiempo en tiempo ha tenido bajas que le han dado estabilidad. No es cosa de llenar este espacio con datos y explicaciones técnicas, pero hay que decir que en lo general los indicadores complementarios se encuentran en buena posición. Entonces habrá quien diga: ¿Por qué vender si va a seguir subiendo?

Por varios motivos. El primero –para mí– es aquello que suelo decir: yo ya gané, que gane otro. Como usted sabe, amigo lector, suelo decir que la frase de “realizar utilidades” significa hacerlas reales, así que yo prefiero esto a verlas en la pantalla de mi PC al revisar un estado de cuenta; nadie empobrece por tomar utilidades. Otro es por disciplina técnica: si establecí un objetivo y se alcanza, cumplo con ello. Otro más es porque no sé si el mercado va a seguir subiendo; nada más lo supongo; si sigue subiendo ya habrá oportunidad de participar, pues el mercado no cierra. Y seguramente hay más motivos; usted tendrá los suyos, amigo lector. Como sea, en este caso vale la célebre frase de Julio César: “Cuando lleguemos a ese río, hablaremos de ese puente”.

Algo que ha contribuido al sostenimiento del alza del S&P 500 han sido los resultados de los grandes en Estados Unidos, que en lo general han superado sus expectativas. Como usted sabe, los pronósticos que se tienen sobre los resultados señalan una caída respecto del mismo trimestre del año pasado, cosa que aún está por verse ya que no están en el público la gran mayoría de ellos. Creo que más allá de los resultados como tales, en lo que habría que prestar mucha atención, es en las llamadas “guías” de resultados, es decir las estimaciones y expectativas que las empresas establezcan para los próximos trimestres. No todas lo hacen, pero si algunas importantes. En trimestres anteriores estos datos han prevalecido por encima de los resultados anunciados.

Pero por lo pronto, los que han aparecido, como los de los bancos no confirman del todo esta percepción. Y por lo pronto se presenta una coyuntura interesante: la aproximación del S&P 500 a una zona de resistencia importante –muy– y la aparición de los resultados corporativos. Por este tipo de situaciones también pienso que tomar algo de lo ganado, no es mala idea del todo. Y claro, todos los otros temas de riesgo siguen ahí y no hay que perderlos de vista.

Como sea, tendremos varias semanas por delante para evaluar y decidir en estas condiciones. Ofrezco revisar mañana al IPC mexicano y sus alrededores.

Suerte.

Comments

  1. Eduardo Pérez

    Disfruto mucho leyendo sus comentarios. Le mando un cordial saludo.

Leave a Comment