En espera de la decisión de la Fed… y de Trump.

In Consejería by PAALeave a Comment


El tema del día es la decisión de política monetaria de la Fed, que quizá usted ya conozca cuando lea esta Consejería. Aunque es muy probable que no haya cambios en la tasa de interés de referencia, no deja de ser importante la reunión, pues es una de las que es seguida por la conferencia de la presidenta de ese banco central, Janet Yellen, además de publicarse las expectativas para la economía estadounidense, entre las que se encuentra justamente el camino que  se estima para la evolución de la tasa.

Con relación a esto último, lo ocurrido de diciembre a la fecha, deja muy claro que lo que la Fed dice en su expectativa –que no deja de ser un pronóstico bastante abierto– finalmente se ve dejado de lado cuando la realidad se empieza a desvelar, lo que valida la postura de la dependencia de la información para normar sus decisiones, que ese instituto ha mantenido.

En diciembre pasado las expectativas decían que la Fed podría aumentar la tasa un punto porcentual en el transcurso del año y el mercado lo tradujo en cuatro alzas de 25pb cada una, cosa que en el transcurso de los días se ha ido modificando dando lugar a una nueva especulación, que hoy parece estar más cercana a la realidad, ya que por lo pronto, nadie espera que en esta reunión la Fed mueva la tasa.

Esto no significa que en lo que falta del año la Fed no pueda elevar cuatro veces la tasa en 25 pb en cada ocasión, pero por lo pronto, sabemos que la opinión en el mercado habla de un ritmo de alza menor al que se había pensado en diciembre. Como se descartó desde hace días un alza de la tasa el día de hoy, las probabilidades de ver un incremento de 25 pb en abril se mantienen bajas (23%) y curiosamente, los futuros para junio, julio y septiembre, están en 44% de probabilidad, en todos los casos, lo que habla de que permanece la idea de un alza menos agresiva de lo esperado para lo que resta del año.

Algo que probablemente haya sido tomado en cuenta para la postura que la Fed tome, más que en la decisión de la tasa, al menos por ahora, son los datos de inflación al consumidor y de producción industrial que se publican antes de la reunión. Como sabemos la inflación en Estados Unidos es muy baja y la actividad industrial no atraviesa por su mejor momento y subir la tasa, al menos en una primera aproximación, tendería a no ayudar a ambas condiciones. Eso es algo de lo que pienso habrá que estar pendientes al presenciar la conferencia de prensa de la Sra. Yellen.

Así, a los temas petroleros se sumó la reunión de la Fed y lo que de ella pueda surgir, para hacer que los mercados tomen un respiro y corrijan la pendiente con la que han venido subiendo. La operación de ayer se mantuvo en el tono de una baja moderada, si bien podría pensarse que en la realidad la operación fue bastante mezclada. Al momento de escribir esta columna, los mercados asiáticos operan en la misma forma; Shanghái sube ligeramente en tanto que Corea y Japón bajan en el mismo tono.

Ayer en Estados Unidos hubo otro “super martes”. Cinco estados tuvieron elecciones primarias: Florida, Illinois, Carolina del Norte, Ohio y Missouri. Este último estado, aún no anuncia resultados finales –son las 23:30, hora de la CDMX– pero los resultados conocidos al momento, muestran una contienda reñida entre ambos partidos.

Poco a poco, los militantes demócratas parecen estar cada vez más cerca de decidir por Hillary Clinton como su candidata presidencial, ya que tiene 1,092 delegados de los 2,383 necesarios para ganar, mientras que su oponente, el Sr. Sanders, tiene 774. En el frente republicano, Marco Rubio abandonó la contienda al perder en su estado natal, Florida, a manos de Donald Trump, que ganó tres de los cinco estados hasta el momento y perdió en Ohio –que es una entidad importante por el número de votos de delegados en juego–. La salida de Rubio da un nuevo giro a la carrera por la nominación republicana, pues el espacio que deja se definirá más adelante. Hasta antes de su retiro, Rubio había ganado 168 delegados, que no es un número menor, considerando que Ted Cruz tiene 395 y Trump 621 y que no obstante su ventaja, dada esta nueva situación, no es un ganador definitivo.

Sin ser un especialista del tema, algo que creo importante como resultado de esta contienda en Estados Unidos, es que la presencia de Donald Trump ha puesto sobre la mesa y de manera visible, mucho de lo que un buen número de estadounidenses piensan y que están dispuestos a respaldar, como postura política de su país.

Suerte.

Leave a Comment