El petróleo nos hace esperar por algo más de alza

In Consejería by PAALeave a Comment


Como suele ocurrir, en cuanto los mercados se acercan o topan con zonas críticas, ocurren cosas que explican el peso de tales regiones. Ahora como sabemos, el IPC se ha plantado muy cerca de la línea de tendencia primaria que ha detenido varias veces intentos importantes de alza, en tanto que el S&P 500 se encontró con el promedio móvil de 200 días, que además de ser un indicador de la tendencia del plazo que cubre, funciona en este caso, como una resistencia, independientemente de la zona de acumulación que se formó entre noviembre y diciembre pasados y que enfrenta ahora.

En esta ocasión, el petróleo vuelve a hacer presencia para influir en la trayectoria. Como he escrito, durante las semanas anteriores ha sido la fuerza guía del mercado, no sé si la más importante, pero sí la más notoria, dado que opera todos los días y esto tiene gran difusión entre el público.

Ayer nos topamos con que Irán aclaró que la posibilidad de unirse a la iniciativa que Arabia Saudita y Rusia han planteado para congelar la producción de petróleo, sólo puede pensarse –por su parte– en la medida que su producción alcance 4 millones de barriles por día. Al mes de febrero pasado, el volumen de la producción iraní fue de 3.2 millones de barriles por día, de los cuales exportó 1.4 millones, cifra que está muy por debajo de los 2.5 millones que solía exportar antes de 2011, cuando empezaron las sanciones económicas impuestas por las potencias occidentales.

Lo anterior implica entonces que la posibilidad de encontrar un acuerdo de congelación de producción –o de cualquier otra cosa en el mercado petrolero– no está próxima, sobre todo cuando se escucha la declaración del ministro ruso del petróleo, que dice que la postura de Irán es “completamente razonable”. Y sí lo es, toda vez que la decisión de negociar con Occidente fue un gran esfuerzo diplomático y político, del que esperan obtener algún rendimiento. Y mejorar su condición económica es parte de ello.

Junto con lo anterior, se conoció en el mercado que se ha puesto en actividad un oleoducto que corre entre Irak y Turquía, lo que conecta a los campos petrolíferos de la zona del Kurdistán iraquí con Europa y por extensión, con los mercados globales a través del Mediterráneo. Quizá el volumen que se transporte a través de esta vía no sea muy importante, pero en las condiciones actuales del mercado, cualquier cantidad de oferta adicional resulta importante, o al menos relevante para los especuladores en los mercados.

Así que es probable que veamos retroceder algo a los precios del petróleo en los próximos días y con ello, también a los mercados accionarios, justo en las zonas de resistencia. De hecho ayer el Brent retrocedió 1.6%, colocándose nuevamente por debajo de los 40 dpb y el WTI bajó 2.9%, a 37 dpb. No hay que perder de vista que el petróleo ha tenido una muy importante alza, ya que el Brent, desde el 20 de enero, cuando alcanzó el punto más bajo de la trayectoria de baja que arrancó en junio de 2014, ha subido 43% y el WTI, desde el 11 de febrero, 37%. Así que pretextos para vender y tomar utilidades sobran, cosa que en un mercado volátil, se agradece.

Así que por la causa que sea, una vez más las condiciones técnicas operan y yo no estoy para cuestionarlas, sino para verlas, interpretarlas y decidir. Y como no creo en casualidades, al menos no en estos temas, pues creo que tendré que esperar algo de tiempo para que las resistencias sean resueltas adecuadamente. Los elementos que he descrito en Consejerías recientes, en el sentido de considerarlos como condiciones alcistas siguen presentes y creo que continúa existiendo la posibilidad de ver subir a los mercados algo más –y aprovecharlo–, pero por el momento, habrá que tener paciencia y esperar.

No sería mala idea tomar algo de las utilidades generadas por el alza de las semanas recientes, que como usted ha podido ver, han dado oportunidad de operar, pues ha contenido bajas interesantes. Creo que estamos una vez más en esta condición, así que no hay que dejarla pasar. En mercados alcistas, las bajas son para comprar, no para correr.

Suerte.

Leave a Comment