No se ven mal del todo.

In Consejería by PAA1 Comment


 

Los mercados tomaron un respiro el día de ayer después de tener una buena racha alcista en la última semana de operación, considerando incluso que el lunes no fue día hábil en Estados Unidos. Las bajas fueron relativamente pequeñas, tanto en el IPC (-0.16%), como en el S&P 500 (-0.47%) y parecen ser parte del alza, más que el inicio de una baja. No sería extraño que en sus respectivas zonas, ambos índices desarrollaran una pequeña consolidación, para después continuar subiendo.

El IPC se detuvo en la zona que describí en días pasados, en donde se encuentran muy próximos los móviles de 500 y 200 días. Ahora el IPC se encuentra entre estos dos indicadores de tendencia, lo que de alguna suerte explica que el índice esté regresando. Algo que hay que decir a favor del IPC, es que hace un par de días registró un “golden cross” (el promedio móvil de 20 días cruzó al alza al de 50) lo que habla de una situación más favorable para la operación de corto plazo.

En general, los cruces de los móviles (“golden”, en este caso) indican que una tendencia de corto plazo ha tomado fuerza suficiente para superar a otra de plazo mayor. En el caso del que ahora se ha registrado en el IPC la de corto plazo (20 días) ha superado a la de un plazo un tanto mayor (50 días no son demasiado plazo), lo que es una buena señal. Un cruce más sólido, sería el que se presentaría en caso de que el móvil de 20 días cruzara al de 200.

Pero para eso falta un tramo largo, de tiempo y de alza, ya que este móvil “largo” se encuentra en el nivel de los 43,780 y el de 20 días está en los 42,672. Sin embargo, dada la trayectoria del IPC en los pasados meses, la dirección del móvil de 200 días será presumiblemente plana, lo que facilitaría el cruce, si el mercado no se aplana demasiado. Una primera buena señal sería que el IPC cruzara al alza al promedio móvil de 200 días, que está muy cerca, pero que como dije, es una resistencia razonablemente fuerte. Veremos.

El S&P 500 ha tenido un alza muy violenta en los últimos días. Más allá de la distancia recorrida (5% desde el jueves de la semana pasada), la forma en que lo ha hecho es abriendo un par de “gaps” (el mínimo de un día es más alto que el máximo del día anterior, en este caso porque el mercado está subiendo) lo que implica que se ha ganado mucho más de lo esperado, justamente por la violencia del alza. Esto sugiere que puede haber una corrección en la trayectoria, lo que podría ser una oportunidad para comprar.

La razón de lo anterior es que los “gaps” cuando se presentan, tienen diferente significado dependiendo del lugar en donde ocurran. En este caso, me atrevo a calificarlos como “gaps de escape”, pues se están presentando después de una trayectoria de baja más o menos larga y rebasando en este caso una línea de tendencia bajista. Lo “ideal” sería que el índice estuviera resolviendo una formación de cambio de tendencia, cosa que no es totalmente clara en este caso –de hecho nunca son claras–. Pienso que sí se está desarrollando una formación de este tipo, similar a aquélla de “doble base” de hace unos meses (la que se armó entre agosto y octubre), pero para mí aún está en ese proceso y el rompimiento, si ocurre, se daría al penetrar la zona de los 1,950, que está un poco más arriba del nivel actual (digamos, 1,920). Pero es muy posible que otro analista asevere que la formación ya concluyó y el rompimiento con todo y gap de escape ya se dio y esto es una señal de alza. Esto es por razones de interpretación y eso es  lo complicado… y lo divertido. Yo tomaría por bueno el rompimiento, pero limitaría el riesgo con menos volumen. Cada quien rema su propia canoa y está parado sobre sus pies.

Algo que puede estar atrás de este intento alcista es el asunto del acuerdo para “congelar” la producción, que está tratando de armarse, a partir de la postura de Arabia Saudita y Rusia –animados por Venezuela y Qatar. Irán e Irak, que son dos productores importantes en la OPEP, no han dicho que no, así que las negociaciones siguen y si llegan a un acuerdo es posible que el mercado lo tome como el inicio de una estabilización, que mucho se necesita. Como escribí hace un par de días, es un primer intento de diálogo, que antes no se había presentado y que después de 20 meses y 70% de pérdida en el precio, debe ser observado con cuidado.

Suerte.

Comments

Leave a Comment