Reapareció la Fed.

In Consejería by PAA4 Comments


 

Los mercados tuvieron ayer un buen comienzo, con alzas ordenadas y sostenidas, encontrando un buen apoyo en el precio del petróleo que subía por segundo día consecutivo –el Brent llegó a 33 dpb, subiendo algo más de 6% en la jornada– y éso llevó a los índices a tener alzas de 0.7% en el S&P 500 y de 1.1% en el IPC mexicano, hasta la mitad de la sesión. Y entonces se les apareció la Fed. Retrocedieron y terminaron, en el caso del indicador estadounidense, bajando -1.1% y en el del IPC, recortando su alza a 0.42%.

En realidad los retrocesos –sobre todo el del S&P 500– aunque llamativos, no son demasiado importantes y suenan más a rabieta que a una reacción seria ante una situación inesperada. Además, en mi opinión, lo que ayer manifiesta la Fed en el comunicado posterior a su reunión, no dice nada que no haya sido esperado. Al final la tasa no cambió de nivel y se insiste en que las decisiones sobre el camino de la tasa de interés de fondos federales –la de referencia– dependerán de la información que el entorno proporcione.

Si los mercados esperaban una posición más “dovish”, más complaciente y que la tasa vaya a subir conforme a lo que esperan, creo que están equivocados. Al final, lo que la Fed hace en su comunicado es dejar abiertas sus opciones para decidir lo que le parezca conveniente, cuando considere que es el momento oportuno. A juzgar por el nivel actual de los futuros de la tasa de fondos federales en el mercado, la probabilidad que la tasa subiera ¼ de punto adicional como resultado de la junta de ayer, era sólo del 12%. La expectativa para que esto ocurra en la reunión de marzo es 24%, en la de abril, 28% y para junio y julio (las siguientes reuniones de la Fed), 36% en ambos casos.

Las expectativas mencionadas explican en alguna medida la rabieta, ya que la Fed no toma una posición absoluta sobre cuántas veces y en qué monto, subirá la tasa de interés en 2016. Como he comentado, esto es algo que nadie hace en su sano juicio. Equivale a que un manejador de inversiones garantice un rendimiento a su cliente, cosa que revelaría una falta total de conocimiento de la profesión.

Pero lo que la Fed sí hizo –o intentó hacer– con su comunicado, es dar certeza de los parámetros de su actuación respecto de la política monetaria que piensa poner en práctica, cosa que es distinta a “asegurar” cuándo y cómo decidirá sobre la tasa.

Insistió en que sus decisiones dependen de la información que recibe del entorno, que todo está dirigido a cumplir con su mandato de estabilidad de precios y máximo nivel de empleo. Que la política monetaria continúa siendo relajada, que los ajustes de la tasa de interés serán graduales y con ello piensa que los objetivos se alcanzarán. Que las variables a las que principalmente da seguimiento son el empleo, la inflación presente y las expectativas disponibles en cada momento y lo que ocurra en los mercados financieros y en el ambiente internacional. Que la tasa de fondos federales está y estará por algún tiempo, por debajo del nivel que se piensa debe tener en el largo plazo. Y que sí están preocupados por la inflación –tan baja–, dado que las condiciones generales no señalan en la dirección de un alza próxima. Un elemento importante de esta preocupación es, desde luego, el precio del petróleo, lo que confirma la idea que he compartido varias veces con usted, amigo lector, de un mercado petrolero deprimido por un buen rato.

En resumen, la Fed dice que no se van a volver locos respecto de sus decisiones de política monetaria, lo que me parece más que suficiente para enfocar los esfuerzos de análisis. Desde hace mucho pienso y lo he compartido, que no hay por qué pensar que la Fed y en general los bancos centrales razonables, actúan para perjudicar a la economía y para meterle el pie al mercado. Los que piensan así, desde mi punto de vista, no reflejan otra cosa más que ignorancia sobre cómo funcionan estos temas, o tienen una posición –equivocada, a mi juicio– que les impide reconocer que algunas cosas pueden hacerse bien en la esfera de la política económica e incluso alcanzarse resultados satisfactorios.

Suerte.

Comments

  1. Filiberto Rangel

    En base a los incrementos del IPC en estos dias y por el reporte de la FED
    ¿se puede esperar un rally de primavera?
    Saludos

    1. Jeanett

      Filiberto, que el rally se haga realidad y que sea para despedir el invierno. Saludos

Leave a Comment