Por si acaso.

In Consejería by PAALeave a Comment


Mal “timing” –para no variar– en la comunicación del gobierno.Pedro Alonso

A finales de octubre pasado, tuve oportunidad de presentar un trabajo que hice para una empresa en la que soy Consejero que en ese momento tenía(mos) que tomar una decisión financiera importante, por su monto y su trascendencia. Fue un trabajo técnico con algunas consideraciones de entorno y en el incluí varias gráficas, siendo un par de ellas de las que uso cotidianamente para tomar decisiones en los mercados (la del índice BCOM, de materias primas y la del índice $USD, del dólar), que causaron cierta extrañeza “normal” en el grupo.

La razón es que las gráficas que uso están llenas de rayas y a veces símbolos y marcas que me ayudan a recordar situaciones importantes, pero que para alguien que no está familiarizado con tales herramientas generan confusión, por decir lo menos. Pero las rayas sirven y tienen sentido, sin que sean recursos infalibles y cuando no operan en el sentido que uno piensa, es una falla de interpretación. No es culpa de las rayas, obviamente.

En mi gráfica del IPC mexicano tengo un par de líneas de tendencias “largas” –de las que cubren varios años de trayectoria– con sus respectivas líneas de retorno y que por su naturaleza no son “tocadas por el IPC con frecuencia, pero que cada vez que se acerca a ellas hay que darle a ese movimiento la importancia que merece. Es el caso de la línea de tendencia primaria que tracé desde 2009, cuando la Fed arrancó con sus estímulos monetarios y que al menos gráficamente es cuando resulta claro que los mercados abandonaron la baja que registraron durante la “Gran Recesión”.

Valga decir que la línea de tendencia bajista a la que me he referido varias veces recientemente, la considero importante, pero es de relativo corto plazo, pues la arranqué en abril de este año y está contenida dentro de un canal alcista de largo plazo.

La tendencia larga a la que me refiero detuvo la baja del mercado mexicano varias veces en los años pasados, generando posteriormente alzas interesantes. La primera ocasión fue a principios de agosto de 2011 y luego a finales de septiembre de ese año. Después hubo una aproximación a finales de junio de 2013 y nuevamente la tocó en marzo de 2014; la siguiente fue en diciembre de ese año. Posteriormente fueron las bases de la formación de “doble base” las que tocaron la línea de tendencia a finales de agosto y septiembre de este año y ahora, el IPC está a sólo 250 puntos, a menos de 1% de dicha línea.

Lo cierto es que las condiciones del IPC no son las mejores en estos momentos. La baja de las últimas dos semanas (-6%) ha sido agresiva y pareciera que el mercado no tiene mucho de dónde agarrarse. Además, hace pocos días se presentó un “death cross”, –lo contrario de un “golden cross”– que nunca es una buena idea, pues es una señal bajista y los indicadores complementarios no ofrecen indicaciones de alza o al menos no todavía, aunque cada vez están más cerca de hacerlo. Pero la tendencia primaria siempre es importante y yo cumplo con compartir mis ideas, por si acaso le son de utilidad, amigo lector.

Mal “timing”. Ayer, Petróleos Mexicanos anunció haber descubierto nuevos campos en aguas someras (60%) y profundas (35%), así como en campos terrestres (5%) que dijeron aumentarán las reservas petrolíferas de México en algo así como 1,000 millones de barriles, junto con los campos descubiertos en junio pasado. A la vez, se anunciaron inversiones de la empresa por 23,000 millones de dólares en los próximos años –no encontré mayor precisión– para modernizar, supongo, las seis refinerías que posee. Se dijo que es una inversión en la que participarán el Sector Público y el Sector Privado.

Qué bueno. Supongo que es necesaria la inversión y que generará actividad económica y beneficios a la operación petrolera nacional; veremos. Pero para no variar, escogieron mal el momento de los anuncios, pues lo que implícitamente se dijo es que la oferta de petróleo va a aumentar, justo cuando lo que todos sabemos es que lo que sobra es oferta de hidrocarburos. Alguien tendría que haberles avisado.

Suerte.

Leave a Comment