Un diciembre muy activo.

In Consejería by PAA1 Comment


La moneda china será parte de las reservas internacionales del mundo.Pedro Alonso

Esta semana empieza diciembre. En el pasado, solía decirse –a fuerza de lo vivido– que en diciembre no pasaba nada, no había información y que a todos nos invadía la vocación de la fiesta, el “espíritu navideño”, que le dicen y la vacación. Pero es claro que de unos años a la fecha tal idea ha cambiado. Si bien la fiesta está presente, eso de “nada ocurre”, se ve desmentido por los hechos.

Para empezar, el día 16 parece que finalmente la Fed tomará la decisión de iniciar el tramo alcista de la tasa de interés, que ha sido el tema de discusión durante todo el año. Creo que sobra insistir en la importancia de este evento que por más descontado que esté, afectará en el tiempo a la forma de tomar decisiones en la economía global.

Quizá cuando usted lea esta Consejería ya se sabrá si el renminbi –o el yuan, como usted prefiera– chino, es admitida como una de las monedas de reserva de acuerdo a los criterios establecidos por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Lo que se dice en el ambiente indica que la moneda de China será incluida dentro de la “canasta” de divisas utilizadas para integrar las reservas internacionales de los países que integran al FMI –o sea, casi todos los del planeta–, junto con el dólar estadounidense, el euro, el yen y la libra esterlina.

Esta decisión no está exenta de discusión, pues no es claro que la divisa china cumpla plenamente con uno de los dos criterios que el propio FMI establece para considerarle como un activo para integrar los Derechos Especiales de Giro (SDR, por sus iniciales en inglés), la divisa de la institución, con la que se negocian todas las transacciones que se hacen entre ella y sus asociados. El criterio que sí se cumple –sobradamente– es que el país emisor sea un importante participante en el comercio internacional, pero el que está en discusión –el segundo– es que la moneda candidata a formar parte de los SDR, sea operada amplia y libremente en los mercados internacionales.

Como usted quizá recuerde, hace pocos meses China decidió cambiar las reglas de operación de su divisa dándole más participación a las fuerzas del mercado en el establecimiento de su cotización. Simplemente, el poco tiempo de vida que tiene esta decisión, impide que se pueda decir fehacientemente que el segundo criterio se cumple. Pero como siempre, en estas decisiones aparecen circunstancias distintas a las de las políticas operativas, que influyen en las decisiones del FMI.

En primer lugar, no puede ignorarse que China es un “jugador” de gran peso en la economía global, cuya influencia en el voto en la asamblea del FMI es decisiva y –en segundo lugar– puede pensarse que darle entrada a China a los SDR, crea una suerte de compromiso de este país con la administración del FMI, que puede ser útil para dar equilibrio al peso que tiene Estados Unidos –y aliados– en las decisiones de la institución, como pueden ser las reglas de su gobierno corporativo. Esta situación, en el tiempo, también tendrá un peso mayor que el que hoy puede dársele.

En temas más puntuales, esta semana –el jueves– se llevará a cabo la reunión de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), en la que se espera que se incrementen los estímulos monetarios que ese banco central mantiene, lo que de inicio, tenderá a influir en la valuación del euro, tendiente a depreciarlo. Antes, el miércoles, se conocerá el dato de inflación de la Unión Europea, que es uno de los temas de preocupación del BCE.

En Estados Unidos, el viernes se publicarán los datos de empleo del mes de noviembre. La expectativa es que se  hayan creado alrededor de 200,000 empleos, lo que “facilitaría” la decisión de la Fed para subir la tasa. Valga decir que durante la semana habrá un buen número de discursos por parte de personalidades de la Fed, que sin duda tocarán el tema de la tasa. Y en México, los datos relevantes, desde mi punto de vista serán la Inversión Fija Bruta –el jueves– y la Confianza del Consumidor –el viernes.

Desde luego no podemos dejar de atender lo que resulte de la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se celebrará en París, a partir de hoy, 30 de noviembre, por razones obvias y además por la complejidad que este evento supone, ante las condiciones actuales de aquella ciudad después de los eventos terroristas de hace un par de semanas y sus secuelas.

Suerte.

Comments

Leave a Comment