La gente no se comporta en línea recta. Los mercados tampoco.

In Consejería by PAALeave a Comment


Ahora sí ¡¡¡La Navidad llegó!!!Pedro Alonso

Lo mejor que puede decirse de los mercados es que su comportamiento general continúa siendo ordenado, técnicamente hablando. Después de un mes de alza –octubre– durante noviembre lo que hemos visto es una baja típica de toma de utilidades, seguida de una reacción que se detuvo en zonas de resistencia bastante visibles y “probadas”, que por lo pronto detuvieron el intento de alza.

La baja del S&P 500 correspondió al primer retroceso de Fibonacci y la del IPC, al segundo, considerando sus respectivas alzas y a partir de esos puntos (2,019 del S&P 500 y 43,458 del IPC) tratan de defender la trayectoria alcista que iniciaron a principios de octubre.

La baja que vimos en la primera mitad de noviembre era casi necesaria, dada la pendiente del alza previa y así, quiero pensar que la baja sirvió para darle estabilidad a tal movimiento. Me encantaría que los objetivos establecidos pudieran alcanzarse en línea recta, pero sabemos que los mercados no se comportan así, porque son gente y nosotros solemos cambiar de opinión con cierta frecuencia.

Y de hecho, al menos en el caso del S&P 500, el punto máximo del alza fue 2,116, que es 0.2% menos del objetivo que me establecí –y compartí con usted–, de 2,120. Eso explica al menos en parte la apreciación de lo necesario de la baja. El caso del IPC mexicano es diferente. En primer lugar porque la baja fue mayor que la del S&P 500, que representó cerca de 40% del alza de octubre, en tanto que el indicador mexicano bajó casi 60% de su alza.

Además, la zona en donde encontró resistencia el IPC, fue justo en la línea de tendencia bajista que arrancó desde abril pasado y que hasta la fecha sigue siendo válida. Tuvo una penetración al final del alza de octubre, pero no pudo sostenerse, reflejando quizá las dudas que todos hemos tenido a lo largo del año de los resultados de la economía en general, pero sobre todo, de lo que podemos esperar en el futuro próximo. Ni hablar, las tendencias son difíciles de cambiar, en uno u otro sentido.

Como sea, los mercados no tienen mal aspecto, empezando porque la trayectoria alcista original, continúa. ¡Claro que a todos nos entran dudas!, sobre todo cuando hay movimientos bajistas que interrumpen una condición que nos hace ganar dinero. Pero como suelo decir, hago análisis sobre lo que veo, no sobre lo que me imagino, al menos en el territorio técnico que es el primero que piso en estas tareas. Necesariamente especulo, lo que implica imaginar y decidir sobre algo que no existe, de otra manera especular no tiene caso. Eso es lo que comparto con usted, amigo lector, cuando hago planteamientos sobre el mercado o sobre otros aspectos que trato en este espacio.

Pero con análisis técnico, hablo de lo que veo. Y además de mantenerse en la trayectoria alcista, los indicadores complementarios no muestran un desastre, al contrario. Lo que sí es posible es que tarden algo más en dar señales de reanudación del alza de lo que hubiera deseado. Pero como la táctica operativa que propuse –el 8 de octubre– fue pensando en la última parte del año, pues digamos que quedan cinco semanas para seguir buscando obtener resultados positivos.

En los días recientes, los mercados detuvieron una reacción alcista. Que quizá puede explicarse por estar operando en una semana corta en Estados Unidos, que ejerce como sabemos, fuerte influencia sobre otros mercados, particularmente sobre el mexicano. Para fines prácticos, el mercado estadounidense se fue de fin de semana largo –por la celebración del Día de Acción de Gracias– desde el inicio de la jornada de ayer, a juzgar por la fluctuación intradía del S&P 500 (entre 2,090 y 2,093), que terminó una centésima abajo del cierre del martes. Y quizá, por si la dudas, decidieron liquidar algunas posiciones, incluidas las mexicanas.

Desde luego, también en este fin de semana tendrán en aquel país, el “Black Friday”, que como sabemos es el inicio “formal” de la temporada de compras de fin de año y todo mundo espera los resultados para tomar alguna decisión en el mercado, particularmente sobre empresas vinculadas al consumo discrecional, que incluye bienes de consumo duradero, lo cual puede ser razón suficiente para esperar al lunes. Ni hablar, me gustaría tener más evidencias de una posible continuación del alza, pero no es así, sin embargo, insisto en que los mercados no tienen mal aspecto. ¡¡¡La Navidad llegó!!!

Suerte.

Leave a Comment