Mejor inflación, mala actividad industrial en Estados Unidos.

In Consejería by PAA2 Comments


Buena reacción del IPC y caída del S&P 500.Pedro Alonso

Como era esperado, el IPC mexicano tuvo una reacción para emparejar al comportamiento del S&P 500 del lunes, cerrando en 44,184 puntos. El alza del indicador mexicano fue de 1.3% y a juzgar por el comportamiento intradía, sirvió para lo dicho, pero en el sentido técnico fue ordenado. Me refiero a que la baja que hemos visto cumplió con los parámetros “normales”, retrocediendo 50% del alza que tuvimos entre finales de septiembre y principios de noviembre, que justamente se detuvo en la zona de resistencia “visible” –la que se encuentra en los 45,500–, como escribí en su momento. Además, el día de ayer regresó a colocarse por arriba del promedio móvil de 200 días, nivel que perdió momentáneamente y quizá tenga espacio para buscar la zona de los 44,600.

Por su parte, el S&P 500 terminó con una ligera baja (-0.13%) después de haber tenido un ascenso desde el inicio de la jornada que le hizo subir 1%, pero en la segunda parte del día tuvo un comportamiento negativo, en lo general. Hubo quien opinó que la baja fue propiciada por el nerviosismo causado por la noticia de la suspensión del partido de futbol entre Alemania y Holanda que iba a celebrarse en la ciudad de Hamburgo, a causa de una “amenaza concreta” de una bomba en el estadio, que afortunadamente resultó falsa.

Y si esta fue la causa de la baja del S&P 500, cabría pensar que hoy pueda retomar el alza del lunes. Como sea, dado que no pueden descartarse este tipo de situaciones, se puede pensar que el comportamiento de ayer en el mercado estadounidense, se repita. Sin remedio, eventos como el del viernes pasado, más allá que terminen por ser asimilados, causan estragos en el ánimo de los inversionistas, por causas obvias.

La inflación en Estados Unidos en el mes de octubre fue positiva en 0.2%. En términos anuales es de ese mismo nivel, lo que no cambia demasiado el estado de tal fenómeno. La inflación subyacente en los pasados doce meses es de 1.9%, una décima mayor que la de los doce meses terminados en septiembre pasado, lo que pienso resulta un tanto tranquilizante para la Fed de cara a la decisión que tendrá que tomar dentro de un mes. La energía en general sigue siendo la guía de la inflación teniendo una caída de -17.1% en el último año y la gasolina en particular, ha bajado -27.8%. En tanto, los alimentos han tenido un alza de 1.6% y los costos de vivienda, de 3.2%.

A lo que me refiero con lo de “tranquilizante” es que el nivel de la inflación subyacente es prácticamente el del objetivo de 2% anual que se tiene para la inflación general y si la energía deja de bajar o al menos baja a un ritmo menor al que hemos visto en los pasados doce meses, entonces es probable que cada vez más la inflación en su conjunto tienda a normalizarse acercándose al objetivo. Es una cuestión de aritmética. Y favorece a la idea de subir la tasa de interés en diciembre.

Lo que no es tranquilizante es el comportamiento de la actividad industrial en Estados Unidos. En octubre cayó -0.2% por segundo mes consecutivo y es el sexto mes con un resultado  negativo de los diez meses que han transcurrido en este 2015. Lo anterior en parte está explicado por el comportamiento de las exportaciones manufactureras que se han visto afectadas por el nivel del dólar (que mantiene su fortaleza en el mercado internacional), pero también por el bajo crecimiento de las economías alrededor del mundo. Este comportamiento de la producción industrial estadounidense es una preocupación importante para la economía mexicana dado el peso que en ella tienen nuestras exportaciones manufactureras.

A nadie escapa que el sector externo ha sido el motor importante de la economía mexicana que ha sufrido la caída del precio del petróleo, junto con la de nuestro volumen de producción, por lo que un descenso en el ritmo de actividad estadounidense pone en riesgo las expectativas del crecimiento mexicano, que de sí no son las mejores. Por cierto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó el documento de revisión para la economía mexicana, que en realidad no dice mucho nuevo, usando un tono moderado y positivo. El FMI mantiene sus expectativas de crecimiento de 2.2% y 2.5% para éste y el próximo año, respectivamente.

Veremos cómo reacciona hoy el mercado a la lectura de la minuta de la Fed, de su reunión del 27–28 de octubre.

Suerte.

Comments

  1. Jeanett

    La manera que sabe leer los mercados es tan clara con los dichos y hechos que pareciera que tiene una esfera mágica, y esto no es magia. Muchas gracias por sus importantes aportaciones. Suerte

Leave a Comment