Primer dato para la Fed. PIB del 3er trimestre: 1.5%.

In Consejería by PAALeave a Comment


El consumo estadounidense con fuerte crecimiento: 3.2%.Pedro Alonso

Terminó octubre. Para fines prácticos y sin saber lo que ocurra hoy al cierre de los mercados, este mes rescató en buena medida lo que tuvimos en los dos meses previos. Del punto más bajo de la caída anterior, a finales de septiembre, al cierre de ayer jueves, en números redondos el IPC avanzó casi 7% y el S&P 500, casi 12%. Un buen avance, sin duda y como escribí en la Consejería de ayer, pienso que aún hay cosas por hacer en los dos meses que faltan para terminar el año, para aquéllos que como yo, aparejamos nuestras operaciones y sus resultados, al año calendario.

Y empezaron a aparecer los datos que darán forma a la decisión de la Fed del próximo 16 de diciembre y entre tanto harán que las expectativas de los participantes del mercado se vayan ajustando a la realidad. El primero de estos pedazos de información lo tuvimos ayer, con el avance del PIB del 3er trimestre de la economía estadounidense, que como sabemos tendrá dos revisiones posteriores. En esta primera aproximación, el crecimiento resultó en 1.5%, que es bastante menos que el 3.9% del dato final del 2° trimestre.

Pero el mercado, apenas pestañeó. Esto puede interpretarse como que ha comprado la idea de que el crecimiento en lo general sigue siendo robusto, pese al dato y a las revisiones próximas. Al interior, destaca la cifra del crecimiento del consumo privado que en el trimestre fue de 3.2%, que si bien es inferior al 3.6% del periodo anterior, no deja de ser un buen dato.

Como sabemos, el consumo en Estados Unidos es algo más del 68% de su economía, así que su crecimiento sí puede ser tomado como un buen indicador del rumbo y dinamismo que ésta tiene. En contraparte del consumo, la inversión privada cayó -5.6% en el trimestre, pero su peso en la economía es de 16%. El comercio exterior en el trimestre, estuvo prácticamente balanceado (entre exportaciones e importaciones) así que su contribución al crecimiento, fue prácticamente de cero.

Quizá usted se pregunte, amigo lector, por qué escribo de esta manera sobre el PIB gringo. La razón es la calidad, la extensión y el detalle del reporte. Ni más, ni menos.

La casi nula reacción del mercado también habla desde mi punto de vista, del impacto que tuvo la postura de la Fed, que como escribí ayer, creo que su mayor virtud estuvo en reducir la incertidumbre en cuanto a la especulación de fechas. Aún cuando no se sepa qué va a ocurrir, sólo haber mencionado explícitamente la reunión de política monetaria de diciembre, bastó para apaciguar la ansiedad del mercado. Le proporcionaron un punto fijo en el futuro, más allá de lo que resulte en la práctica. Y de eso se agarra para sentirse un poco más seguro; es un acto reflejo natural, en lo físico y en lo emocional. Ni hablar, el mercado es gente.

Ayer Banxico publicó el comunicado de política monetaria, manteniendo la tasa de referencia en 3% de acuerdo a su decisión de vincular un cambio en este nivel a lo que haga la Fed, entre otras cosas. La realidad es que las condiciones generales de la economía mexicana no han cambiado sustancialmente en el último tiempo, por lo que nuestro banco central ha mantenido su postura. A diferencia de lo que percibí del comunicado de la Fed, el mensaje residual que me deja el de Banxico es que existe más posibilidad de deterioro, que de mejoría en la economía mexicana.

Banxico insiste en la necesidad de mantener el equilibrio macroeconómico, empezando por los aspectos fiscales, ante la posibilidad de un deterioro de las condiciones financieras globales. Asimismo, advierte la posibilidad de un efecto negativo en el tipo de cambio relativo a las repercusiones de la posible decisión de la Fed, cuando este banco central decida subir su tasa de interés. En general, Banxico se manifiesta tranquilo en relación al comportamiento de la inflación, salvo por el tema de la Fed.

Una más de bancos centrales: el Banco de Japón decidió no incrementar el ritmo de su política de expansión monetaria (aumenta su base monetaria en 55 mmd al mes) por considerar que el nivel actual es suficiente para alcanzar su objetivo de inflación de 2% anual. Supongo que están hablando del mediano plazo, ya que la estimación de inflación para este año es de alrededor de 0.3%, y quizá de 1.5% para el próximo, si las cosas van bien.

Suerte.

Leave a Comment