¿Restando incertidumbre?

In Consejería by PAA1 Comment


Los mercados reaccionaron positivamente al “wording” de la Fed.Pedro Alonso

La mención directa de la reunión de política monetaria del próximo diciembre por parte de la Fed, fue tomada por el mercado como un señal clara de las intenciones de ese banco central para llevar a cabo el inicio de una trayectoria alcista de su tasa de referencia. Ciertamente no se había mencionado una fecha como probable para el inicio de alza de tasas, pero tampoco se dijo en esta ocasión que diciembre será cuando inicie tal movimiento.

Creo que fue una forma de cortar con la especulación de fechas y reducir el umbral de incertidumbre, aunque el mercado hizo caso omiso de lo dicho alrededor de la junta de diciembre, que refiere a que para determinar si en esa ocasión es apropiado subir el rango objetivo –de la tasa de referencia–, evaluará los progresos que existan de cara a alcanzar sus objetivos de máximo nivel de empleo y la tasa de inflación de 2%, más una serie de etcéteras.

Dentro de éstos hubo un cambio menor en el “wording” de la Fed, ya que en el párrafo previo al de la mención de diciembre, en vez de decir que en la evaluación del balance de riesgos se monitorea lo que ocurre en el extranjero (la expresión usada fue “abroad”), como lo hizo en su comunicado de septiembre, ahora se refirió a monitorear lo que ocurre en la economía y las finanzas globales, en las que supongo se incluyen las decisiones de otros bancos centrales. Mire usted, como a mí ya de sí me cuesta traducir de manera literal el inglés y no me siento capacitado para descifrar códigos o mensajes encriptados, lo que quiso decir la Fed, lo dejo a su criterio.

Pero al final, lo que vale –en todo caso– es lo que los mercados quisieron leer. Lo que ocurra en las próximas semanas irá moldeando lo que los participantes perciban y lo que finalmente piensen va a ocurrir con la tasa. La Fed ya dijo con suficiencia lo que piensa, que a mi juicio no es demasiado diferente a lo de la vez anterior. La sensación que me transmite el comunicado es que hay una mejor percepción de la fortaleza de la economía estadounidense y que la Fed confía en que las metas de empleo e inflación son alcanzables, esta última, en el mediano plazo.

Y sí, los mercados subieron y el dólar en el mercado internacional, también. El S&P 500 subió 1.2% y llegó a 2,090 puntos, continuando el alza después de dos días que sirvieron para recobrar el aliento. Tal parece que la consolidación que supuse se iba a presentar duró estos dos días y algo más grande podría presentarse algo más adelante. Como sea, pero el S&P 500 ya avanzó un tramo importante y está a 1.4% debajo de la meta que aventuré, que fue 2,120, en eso que dije era una suerte de táctica operativa para el trimestre que corre. Y con la volatilidad de 1% diario que marca el VIX, pues está relativamente cerca en términos de tiempo, para llegar al nivel mencionado, que está muy cerca del máximo histórico (2,139). Se me ocurre que la lectura que hace el mercado es que el mensaje de la Fed sugiere fortaleza en la economía, además del flujo financiero que pueda atraerse por los temas de diferenciales de tasa y especulación con divisas. Veremos.

Por su parte el dólar se apreció 0.9% medido por el índice $USD, respondiendo también a la expectativa de alza de tasa. Como he escrito en ocasiones anteriores, desde mi punto de vista, el capital no se mueve hacia el dólar porque vaya a ganar más rendimiento al subir la tasa de esa moneda, sino por lo que la eventual alza va a impactar a las otras monedas que compiten por el capital, pues una tasa más alta complica la existencia de muchos de los países emisores, particularmente los endeudados en la divisa verde y los que venden materias primas que se encarecen por el alza del dólar y sufren también por la caída del volumen, dada la expectativa de crecimiento global decreciente.

El mercado mexicano, por su parte, tuvo una reacción ligeramente positiva aunque para fines prácticos no se movió respecto del martes. Continúa dentro de su consolidación que inició al cercarse a la línea de tendencia bajista que mencioné hace unos días. No está haciendo algo fuera de programa. Creo que es un buen momento para recomponer el portafolio, de acuerdo a lo que cada quien piense. Habrá quien decida que ya obtuvo lo suficiente y decida proteger sus rendimientos y está bien. Hay otros –yo entre ellos– que piensan que aún se pueden hacer cosas, dentro de la estrategia que describí hace algunas semanas. Todo vale.

Suerte.

Comments

  1. Jeanett Sánchez

    Su punto de vista es muy importante y además agrega la cereza de la picardía, gracias y suerte

Leave a Comment