Esta semana, buena “prueba” para los mercados.

In Consejería by PAALeave a Comment


Muy pocos esperan que la Fed suba la tasa esta semana.Pedro Alonso

Al anuncio que hizo el BCE de tener la voluntad necesaria para revisar al alza su programa de estímulos monetarios, le siguió la decisión del banco central de China (BPC) de bajar por sexta vez desde noviembre de 2014, su tasa de referencia en un intento de reanimar en lo posible a la economía, para no tener un “hard landing”, en el intento de cambiar de orientación su modelo de desarrollo. La baja fue de 0.25% para llegar a 4.35%, desde el 6.0% de noviembre pasado.

Lo anterior es parte de un paquete de medidas que incluyen inyecciones de liquidez y reducciones en la tasa de reserva para los bancos, pero por lo visto son apenas suficientes para hacer que la economía no caiga tan rápido, más que para hacer que se reanime. Vale hacer notar que la postura del gobierno chino ha variado de defender una meta, a hablar de un rango de crecimiento “razonable”, que aparentemente está entre 6% y 7%, para los próximos tres a cinco años.

Por lo que sea, pero los mercados continuaron subiendo. El S&P 500 llegó a los 2,075 puntos y el IPC mexicano a los 44,878 puntos, respondiendo bien a la especulación que hice respecto del patrón técnico de doble base que ambos índices desarrollaron en las semanas recientes. Además, como mencioné en la Consejería del miércoles pasado, la volatilidad ha disminuido a niveles de 1% y algo menos, lo que facilita la operación.

Técnicamente, el S&P 500 rebasó su promedio móvil de 200 días y se acerca a una zona muy congestionada, en los 2,088 puntos que coincide con la línea de retorno que acompaña a la tendencia que tracé desde marzo de 2009 y que ha detenido varios movimientos de alza. Por su parte el IPC, que dejó atrás a su promedio móvil de 200 días desde el 8 de octubre pasado, se aproxima a una línea de tendencia bajista que arrancó a finales de abril de este año y que es la que me ha hecho escribir desde entonces que el mercado mexicano está en una tendencia de baja.

Sin duda estas situaciones serán una buena prueba para los índices mencionados que tal vez muestren una corrección a la trayectoria alcista, como supuse que ocurriría, cuando lo escribí el miércoles pasado. Los indicadores complementarios en lo general, muestran una buena condición para apoyar un alza. Los de dirección, más que los de nivel de precio, que por razones obvias –el alza importante de los días recientes– se han colocado en zonas de sobrecompra. Pero como los “filtros” en general permanecen a favor de un alza, pues pienso que atenerme a mi plan es buena idea. Es decir, tomar utilidades parciales cuando se opera en zonas complicadas y reponer las posiciones a mejores precios. También debo decir que cuando hay utilidades extraordinarias, no dudo en vender toda la posición y luego hago cuentas.

Como sabemos, esta semana hay reunión de política monetaria de la Fed, la penúltima del año. Parece que son muy pocos quienes piensan que pudiera haber una decisión para subir la tasa en esta ocasión, pero eso no significa que la reunión sea de trámite. Pienso que la importancia de esta reunión sería la de poder clarificar la postura de la Fed, después de varias opiniones públicas de los miembros de la junta de gobierno, en direcciones diferentes, entendiendo que las decisiones se toman por mayoría y que la diversidad de opiniones es mejor que el alineamiento sumiso, si fuera el caso.

Y otro elemento de interés será la publicación de la primera revisión del PIB estadounidense del tercer trimestre, que quizá de información de por qué la Fed decidió no subir la tasa en septiembre.

En México, hoy se publica el Indicador Global de Actividad Económica, al mes de agosto. Supongo que usted ya habrá conocido el dato cuando lea esta columna, pero los datos que otros indicadores han mostrado en las semanas recientes, no me hacen abrigar esperanzas que mejore mucho la situación. La cifra del mes de julio fue de 2% y es posible que en agosto sea superior a ésta, no por mucho.

Desde luego, los resultados corporativos de Estados Unidos seguirán siendo una fuerza guía importante para el ánimo de los mercados. Hasta el momento, han reportado 173 empresas de las 500 del S&P, de las que el 77% han reportado utilidades por encima de las estimaciones y el 43%, han superado los pronósticos de ingresos. La relación no es mala, comparada con los estándares históricos, pero falta un buen tramo de reportes por conocer, que ofrezco revisar en su momento.

Suerte.

Leave a Comment