El comunicado de Banxico va más allá de la tasa.

In Consejería by PAALeave a Comment


El IPC mexicano, mejor de lo que aparenta, creo.Pedro Alonso

Como suele ocurrir, el tema de la tasa de interés y la Fed se redujo notoriamente en su presencia en los medios de información internacionales. Dejó de ser noticia y la decisión parece no estar teniendo mayor impacto en los mercados, ni amenaza la existencia de un país endeudado o de una empresa con problemas de flujo o equilibrio financiero. No tendría que ser de otra manera, al menos de inmediato. Si no huele a sangre, la atención se desvía a algún tema que tenga algo de sabor a “pecado” o “delito”. Para que enamore, suelo decir.

Como sea, pero ayer Banxico después de celebrar su reunión de política monetaria, emitió el comunicado acostumbrado en el que además de anunciar que mantiene la tasa de referencia en 3%, en términos generales manifiesta su preocupación por los mismos temas sobre los que he manifestado la mía. China, los emergentes (menciona específicamente a Brasil, supongo que por las implicaciones regionales), las materias primas, la volatilidad de los mercados financieros, la contracción de la liquidez, etc. Y por supuesto, la importancia de lo que haga la Fed, por todo lo que ello implica para nosotros en materia de tipo de cambio y precios domésticos, que son temas de su competencia directa.

Insiste Banxico –correctamente– en la necesidad, dado el escenario global y doméstico, del orden fiscal que implica la astringencia del gasto público y la posibilidad de ajustar la política monetaria “cuando sea necesario” y continuar con la instrumentación de las reformas estructurales. A este último tema lo matiza con la expresión “adecuada y oportunamente”, que desde luego no es trivial sino todo lo contrario.

Me permito especular que esta idea puede reflejar una percepción que muchos tenemos, en el sentido que las reformas estructurales en esta etapa, no están teniendo la eficacia que quisiéramos, pero al ser puesta en la mesa de la discusión por el banco central, adquiere un matiz de mayor preocupación. El párrafo del comunicado donde se menciona lo anterior, termina con la mención de la necesidad de mantener la confianza en nuestra economía y así distinguirla entre las emergentes. Diría que desde luego la confianza de los mercados globales es importante, pero más importante me parece la de la sociedad nacional respecto de nuestro modelo económico y político.

Los mercados ayer detuvieron la baja y tuvieron un alza moderada. En el caso del IPC mexicano la impresión que tengo es que por su composición, la evolución parece menos alentadora de lo que puede ser, ya que varias de las acciones con mayor peso no pasan por su mejor momento y de hecho han tenido largas trayectorias a la baja, independientemente de lo que puedan hacer en los próximos días.

Sin perder de vista que el mercado mexicano tiene una tendencia bajista y que hay varias “agravantes” de esta condición, el indicador del mercado mexicano resolvió al alza una formación triangular que se gestó a raíz de la baja que concluyó el 24 de agosto y por el momento, el IPC está consolidando la salida como suele suceder.

Si el comportamiento continúa como suele ocurrir, el IPC se mantendrá en la tónica mencionada y después puede intentar un movimiento hacia los 45,500, pasando antes por la zona de los 44,100 / 44,500 que fue un soporte importante en los meses recientes y que ahora actuaría como una resistencia. Esta lectura del IPC, se aprecia mejor en algunas acciones en lo individual. Sé que resulta arriesgado operar en contra de la tendencia general, pero no está prohibido. Por eso insisto que la operación tiene que ser disciplinada, prudente en montos y clara en objetivos, tanto para ganar como para perder.

Por el momento pensar en los 45,500 es más una buena idea que un objetivo alcanzable, pero no puedo dejar de decirlo, como una posibilidad. Así que me conformo con que el IPC pueda alcanzar los 44,500 que parecen no ser tan complicados. No deje de revisar las acciones individualmente.  Ofrezco revisar mañana lo que ocurre con el S&P 500, que en principio tiene una formación similar a la del IPC, con una corrección un poco más profunda que la del indicador mexicano.

Suerte.

Leave a Comment