¿Cirugía mayor?

In Consejería by PAA2 Comments


No todo se resuelve con bajar la tasa de interés y devaluar al tipo de cambio.Pedro Alonso

Ayer martes despertamos con la noticia de que en China habían decidido bajar la tasa de interés –por quinta ocasión desde noviembre pasado– en 25 puntos base, al nivel de 4.6%. La idea fue mandar un mensaje de apoyo a la economía y mayor liquidez en el mercado, pues también se redujo el requerimiento de reserva para los bancos. Y de paso, tratar de tranquilizar a su mercado accionario.

En principio, la reacción en los mercados de occidente fue positiva pero insuficiente, pues al menos en Estados Unidos en la última hora de la jornada, se cayeron para cerrar en terreno negativo después de una trayectoria previa más bien plana. Esta situación inevitablemente alienta la sospecha que expresé en la Consejería de ayer, sobre que no todo está dicho en la problemática de estos días.

Más allá de lo que cada quién sepa y de la capacidad de análisis que se tenga, mi impresión es que los mercados están “leyendo” que la situación de China no se resuelve simplemente con relajar la política monetaria o devaluar el tipo de cambio, sino que requiere tal vez “cirugía mayor”. Me refiero a que si en realidad están intentando un cambio profundo de su economía, inevitablemente tendrán que adaptar sus estructuras políticas para que las cosas funcionen razonablemente bien.

Tratar de orientar más la economía hacia la disciplina que los mercados imponen; cambiar el enfoque de ser liderada por la inversión y el mercado externo a tener como motores al consumo doméstico y el desarrollo del sector de servicios; dejar atrás los vicios que se crean cuando la economía está regida por el gobierno y volverla más eficiente y transparente, no es algo que ocurra rápido y seguramente conlleva costos de todo tipo, empezando por los económicos. Hacer todo lo anterior sin que el ritmo del crecimiento no se vea afectado, es punto menos que imposible.

Ayer cuando leí el comunicado del Banco del Pueblo de China –el banco central– con que se anunció la baja de la tasa de interés, me llamaron la atención las expresiones con las que reconoce la presión que sufre la economía china y que las tareas de estabilizar el crecimiento, ajustar a las instituciones, avanzar en sus reformas, prevenir los riesgos y que la sociedad salga beneficiada, es algo extremadamente difícil. Asimismo, señala la necesidad de contar con mayor flexibilidad en su política monetaria para adaptarse a las condiciones actuales.

Lo anterior puede tomarse simplemente como un texto formal de un banco central, pero asumiendo que en China las instituciones –entendiendo que las “instituciones” son la forma legal, operativa y estructurada con la que una sociedad organiza y hace su vida– funcionan de manera distinta a como estamos acostumbrados, pienso que no hay que tomarlas a la ligera, pues además creo que no fue un mensaje para consumo interno, sino para los que estamos fuera de su órbita de manera directa.

Me preocupa la complejidad y dimensión del problema que pueden estar enfrentando los chinos y el tiempo que tome a los demás –y quizá a ellos mismos– darnos cuenta de lo que significa en realidad. Me preocupa que los componentes de esta situación se vayan conociendo en partes y lentamente, cosa que tal vez ocurra y que con esto los mercados no tengan oportunidad de darles dimensión y a partir de ellos juzgar qué tanto afectan a la economía global.

También me preocupa lo que he visto hasta ahora y que he llamado impericia, en esto del manejo de los eventos que se generan a partir de temas como el mercado accionario y el tipo de cambio. Liberalizar a la economía y darle cabida a entidades externas, que en el caso de China es inevitable, es algo que puede crear crisis focalizadas en ciertos sectores de actividad, regiones del país, grupos de interés, sociales, políticos y empresariales, de adentro y de afuera. Desde luego no dejo de pensar en la estabilidad política, que por supuesto, también se pone en juego en este tipo de cambios, por los que aparentemente atraviesa China.

Esto no va ser simple de entender y de sobrellevar. Los mercados necesitan más –y mejores– evidencias que permitan crear una base más o menos estable en la cual pararse y decidir una dirección para transitar.

Suerte.

Comments

  1. Jeanett

    Gracias por darme un amplio conocimiento de lo que pasa dentro de la compleja economía China, sin duda, la suma de su conocimiento, experiencia y amplia visión económica son de gran apoyo para quienes somos aprendices en el terreno de los mercados. Suerte

Leave a Comment