Entrando en razón.

In Consejería by PAALeave a Comment


¿Qué qué voy a hacer? Yo voy a vender.Pedro Alonso

No sé si lo que pasó ayer lunes en los mercados fue mejor o peor de lo que cada quién esperaba, pero lo que sí sé es que en estas condiciones todo mundo se pone nervioso y recuerda sus malos momentos en el mercado; la volatilidad y la trayectoria bajista provocan estas sensaciones y evocan tales situaciones. O peor, hay quienes se preocupan, se alborotan, se dan golpes de pecho y reclaman cualquier cantidad de cosas a quién sabe quién, cuando en su vida han tomado un riesgo y quizá no han visto un dólar.

La caída de ayer se explica en parte, porque el gobierno chino dejó de intervenir en su mercado. Como siempre, de alguna manera se armó la idea –un rumor– sobre que tomaría medidas adicionales (¿?) y que defendería al mercado en el nivel de 3,500 puntos del SSEC, que el viernes había cerrado en, 3,507. De acuerdo a la información disponible, al gobierno chino le ha costado alrededor de 200 mmd el numerito de defender al mercado en las pasadas semanas y otros tantos interviniendo en el mercado cambiario. Creo que ya se dieron cuenta que los mercados son más poderosos que los políticos.

Es inútil la farsa. Tratar de ir en contra del mercado nunca tiene un final feliz, siempre sale caro, no sólo en términos financieros. Más aún cuando hoy participan inversionistas de todo el mundo y las operaciones se realizan en el ciberespacio. Imagine lo que pasaría si se trata de “defender” –como dicen los ignorantes– al peso mexicano.

En este momento, cuando en China es el mediodía del martes, el mercado baja -4.3%. El comportamiento parece más acotado, en parte porque el Nikkei japonés y el Hang Seng de Hong Kong, suben 0.7% y 1.3% respectivamente. No me atrevo a decir que las cosas de aquí en adelante se compondrán, porque no lo creo, pero supongo tomarán cierta estabilidad.

Ayer alguien me preguntó en una charla telefónica: ¿Cómo te sientes?, que creo es la pregunta correcta. Mi respuesta es que me siento mal, fundamentalmente porque lo que ha ocurrido en los mercados dificulta más de lo que yo pensaba la posibilidad de alcanzar mis objetivos profesionales de este año. Pero nada más. ¡Claro que estoy preocupado!, pero no apanicado.

Y en general creo que los mercados están así, sin querer de manera alguna quitar importancia a la situación. El comportamiento del mercado de bonos señala en esa dirección, ya que se han visto bastante estables, para la magnitud de la caída de los mercados accionarios y como escribí ayer, en algún momento los participantes empezarán a discriminar eventos y condiciones a partir de las cuales los mercados tomarán una dirección más definida.

Además, pienso que estamos frente a una situación que si bien puede representar una disminución de la tasa de crecimiento global, cosa que no es la mejor idea, no es una condición que suponga una falla estructural de la economía, como sí fue lo ocurrido en la crisis de 2008, que puso en riesgo al sistema financiero del mundo. Creo que ahora no es así.

¿Qué vas a hacer? Fue la siguiente pregunta de mi interlocutor. Mi respuesta fue que por lo pronto voy a vender en cuanto me lo permita el sentido común. No el mío, sino el de la gente. Me refiero que no voy a tomar decisiones de pánico; no se me dan. Pero pienso que el mercado ha sufrido un daño importante y que regresar al nivel de hace un par de semanas para intentar un alza adicional, me parece complicado. Técnicamente no hay condiciones para que lo haga y la economía y las circunstancias en general, no ayudan.

Así que esperaré a que los precios tengan un mejor nivel y cortaré mis pérdidas, haré liquidez, la sumaré a la que hice antes de la baja y trataré de operar en el rango que el mercado establezca, que creo permitirá cierta amplitud “rentable”. ¿Por qué no comprar ahora si pienso que el mercado va a subir? Porque desde antes, el mercado tenía tendencia bajista y la idea es vender, no comprar –lo que no es una prohibición absoluta- y porque no tiene por el momento un mínimo de estabilidad necesaria y hay varias cosas por resolver y conocer.

Ahora, en Asia, el Nikkei baja -1.6%, el Hang Seng sube 1.6%y la Bolsa en China baja -4.3%.

Suerte.

Leave a Comment