¿Después de septiembre?

In Consejería by PAA1 Comment


El petróleo a la baja y su impacto en la inflación mantienen esa posibilidad.Pedro Alonso

Supongo que compartí con usted, amigo lector, cuando asistí al seminario que organizó la OPEP en Viena a principios de junio pasado, que una de las cosas que me quedaron claras es que la oferta de petróleo en el mundo es abundante. Esta idea la expresé varias veces en el pasado, pero en ese evento resultó evidente, más allá de lo que ocurría –y ocurre– con los precios desde meses atrás.

Lo que ha pasado en días recientes en los mercados, apoya lo anterior. El precio del petróleo ha llegado nuevamente al nivel de enero pasado, que es el nivel más bajo que alcanzó desde que inició la baja continua, en junio del año pasado. Ahora el Brent llegó a 46.95, el WTI a 40.54 y la mezcla mexicana a 38.15 dpb.

Ayer, al ambiente general del petróleo se sumó la información de un aumento en los inventarios estadounidenses y eso hizo que el mercado mandara los precios a los niveles que mencioné en el párrafo anterior. Desde luego en el fondo está la debilidad del crecimiento global, al que la situación de la economía de China acaba por confirmar –aunque sea a nivel de sospecha– y el nivel de apreciación del dólar, del que mucho he escrito.

A consecuencia de lo anterior, al menos en parte, el peso mexicano, al igual que otras divisas del sector emergente, tuvo una depreciación adicional que le llevó a los 16.60 al cierre de ayer, lo que no me parece extraño ya que entra dentro del esquema general al que nuestra divisa está sujeta dadas sus características de “moneda emergente”: disminución en sus ingresos externos –lo menos importante– y presión sobre sus finanzas públicas.

Aunque técnicamente el nivel actual del precio del petróleo puede actuar como su soporte, lo cierto es que las condiciones fundamentales y la especulación en general, abre la posibilidad de una baja adicional. Creo que habrá que esperar un tiempo para ver una recuperación digamos, que a niveles de 55 dpb. También pienso que puede ser una buena especulación, a la que dedicaría pocos recursos, por su nivel de riesgo.

La inflación de julio en Estados Unidos fue de 0.1% y llevó al dato de los pasados doce meses a 0.2%. Desde mi punto de vista el escenario no cambia mucho, y a juzgar por la minuta de la Fed de su reunión de finales de julio pasado, sí es uno de sus motivos de preocupación. Como era de esperarse en tal documento no se hacen precisiones sobre el “cuándo” de la tasa de interés e insisten en que su decisión se basará en la observación de los datos de la economía.

Como sea el mercado parece haber tomado inicialmente la información como una señal en la línea “suave” (“dovish”, dicen en inglés), es decir de esperar más allá de septiembre para iniciar el alza de la tasa de interés; a consecuencia de esto, el dólar en los mercados internacionales bajó 0.7%, al pasar de 97.07 a 96.37, en términos del índice DXY, después de cuatro días de alza. En el caso del S&P 500 la reacción inmediata a la revelación de la minuta de la Fed fue interesante, pero no pudo sostenerse y regresó del máximo que había alcanzado en 2,096, a 2,079 donde cerró, bajando -0.83% respecto del martes.

La combinación del petróleo a la baja –y de otras materias primas– y la perspectiva del crecimiento global, ciertamente son elementos que le imprimen a la inflación del mundo y en particular a la de Estados Unidos un sesgo bajista. Los datos actuales hacen muy difícil que la meta de 2% anual se alcance pronto. De hecho las proyecciones de la Fed la ubican en ese nivel hasta el 2017 y para este 2015, entre 0.6% y 0.8%, nivel que no se ve cercano por los datos y circunstancias actuales.

De tal modo que sigue abierta la especulación sobre el “cuándo”, en la cuestión de la tasa y creo que en el balance de eventos en los mercados, por el momento pesan más los temores de una baja en el crecimiento global a causa de China y emergentes que le acompañan, que el impacto de la tasa de interés, en el supuesto que sea en septiembre cuando la tasa empiece a subir, admitiendo que una fecha posterior a este mes sigue siendo posible.

Suerte.

Comments

  1. Jeanett

    Leyendo diferentes medios con respecto a algunos de los temas que hizo mención en ésta columna, le agradezco el tono objetivo que finca sobre la noticia, me parece que muchas de las noticias le dan ese tono rojo que hacen temblar a cualquiera. Gracias.

Leave a Comment