Muy complicada la semana actual.

In Consejería by PAA2 Comments


Las circunstancias no ayudan a los mercados emergentes.Pedro Alonso

Pues nada, que esta semana ha resultado muy complicada para los mercados, cuando al principio lucía de manera distinta. Para empezar, el S&P 500 no pudo, una vez más, con la zona de resistencia alrededor de los 2,130 puntos, donde se ubica su máximo histórico. Sigo pensando que la oportunidad de que la zona mencionada sea rebasada es posible, pero por el momento habrá que esperar por un nuevo intento. Cabe pensar que los próximos reportes trimestrales provean suficiente fuerza para consumar el rebase mencionado. Veremos.

Por su parte, el IPC en México ha corrido suerte similar, aunque con mayor volatilidad, como lo describí en la Consejería de ayer. Después de la baja violenta del miércoles, ayer jueves tuvo un comportamiento positivo que, para fines prácticos, le dejó en un nivel y condición similar y las posibilidades de observar una reacción positiva en las próximas semanas aunque existen, son limitadas, si partimos de la base del comportamiento de la economía nacional.

Como sea, y por el momento, el soporte de los 44,500 parece haber funcionado otra vez , aunque en su estado actual, no descarto que vuelva a probar los 44,140, que es el soporte siguiente y que ha funcionado varias veces en los meses recientes.

En general, el comportamiento de los mercados emergentes medidos por el índice EEM se ha vuelto a debilitar después de una pequeña recuperación que presentó en la semana anterior, cuando parecía que los temas de Grecia y China ofrecían una expectativa de mejoría. Pero aunque el desarrollo de estos asuntos no se deterioró mucho más, los mercados parecen haberle dado poco peso a esto, en espera de la parte final de las negociaciones entre Grecia y la Unión Europea, junto a decisiones más estables de la autoridad china respecto de su mercado de valores.

Habrá que continuar el seguimiento de ambos temas en las semanas por venir. El nivel del EEM es muy cercano al de principio de año (37.60 puntos), sin embargo desde finales de abril, la caída es de casi 14% y pareciera que puede seguir aumentando.

En alguna medida, la expectativa anterior tiene que ver con el comportamiento del precio de las materias primas y su vinculación con los resultados económicos de los países emergentes. En días pasados, cuando escribí sobre los commodities, mencioné que aunque el Bloomberg Commodities Index (CBOM) había encontrado un soporte en la zona de sus 96 puntos, me parecía dudoso que esto fuera duradero.

Lo ocurrido en los dos días siguientes confirmó mi sospecha, pue el EEM bajó 1.2% adicional y aún con eso, no parecen existir motivos para pensar que se puede detener por sus rumbos actuales. Las causas son conocidas por todos y no creo prudente repetirlas. Confío más en una condición técnica, como sería que el EEM rebasara la línea de retorno y se “sobrevendiera”. Para eso falta todavía un rato.

Además, en el caso mexicano, como escribía ayer, la depreciación de su divisa induce una sensación de fragilidad en nuestra economía e instituciones y un buen ejemplo de ello es el IPC de la Bolsa de México. El dólar interbancario ayer alcanzó un nuevo máximo histórico, en 16.17 pesos por dólar y con ello llegó a la línea de retorno de largo plazo, lo que sugiere, junto con otros indicadores técnicos, una corrección, que de ocurrir resultará en una apreciación relativamente pequeña.

Quizá cuando usted lea esta Consejería ya se habrá enterado del resultado del Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) del mes de mayo, que pienso no mostrará gran mejoría, así que no me genera una expectativa positiva para el tipo de cambio o el IPC, cuyas emisoras en varios casos, habrán mostrado los impactos negativos de la depreciación cambiaria.

Por el momento, tendremos que esperar por nuevas señales que permitan tomar una decisión con base a la estimación del comportamiento futuro, en el que hoy se ve bastante neblina. Cuando la visibilidad no es buena, uno baja la velocidad del vehículo o de plano, se pone a descansar un rato.

Suerte.

Comments

  1. Jonathan Ceja

    Fue un honor y un placer poder aprender tanto de usted. Le mando un fuerte abrazo y le agradezco por las nuevas herramientas que nos brindo para tomar decisiones acertadas.

Leave a Comment