Mucha información corporativa.

In Consejería by PAALeave a Comment


Los reportes trimestrales serán la guía del mercado.Pedro Alonso

Los reportes trimestrales en Estados Unidos serán lo que probablemente guíe mayormente el comportamiento de los mercados en esta semana. De los muchos que se presentarán hay varios nombres de ésos que influyen en la opinión y en la actitud del inversionista. Me refiero a empresas como Morgan Stanley, Halliburton, Coca Cola, Apple, American Express, Starbucks, Boeing, General Motors, Yahoo, Visa, entre otras.

De las consideradas en el S&P 500, hasta ahora son pocas –relativamente– las empresas que ya reportaron. Pero de las 61 que lo han hecho, 44 han mejorado las estimaciones de utilidades y 34 las de ventas. Todo ello en comparación con el promedio de las estimaciones que sobre estos renglones se habían realizado. Esto le ha bastado al mercado para subir 2.4% la semana pasada y dejar al índice en 2,126.64 puntos, 0.2% abajo del máximo histórico fijado el 21 de mayo pasado.

De modo que si los datos siguen más o menos por el mismo rumbo y los temas internacionales no se alborotan de más, cabría pensar que el mercado pudiera mantener su trayectoria alcista. Valga decir que uno de los indicadores de dirección, el de más corto plazo –al que yo llamo de aceleración– se ha “aplanado” en los últimos días, mostrando una divergencia con lo que los precios (representados por el S&P 500) están haciendo, situación que soporta mi apreciación sobre la posibilidad de una baja de corto plazo, aprovechable para efectos de comprar.

Los reportes corporativos en el mercado mexicano en su parte importante aparecerán esta semana, a juzgar por los calendarios que he podido ver; hasta ahora han reportado dos empresas (Televisa y América Móvil) de las consideradas en el IPC y son muy pocas para emitir un juicio de los resultados del segundo trimestre. Entre las que reportarán hay varias emisoras ligadas al consumo doméstico que como he compartido con usted, amigo lector, es la parte de la economía que mejor se ha comportado en este 2015, aunque parezca extraño.

Lo anterior –el comportamiento del consumo interno– se explica en parte por la muy baja base de comparación –los dos años previos han sido terribles–, por el bajo nivel de inflación, por un leve repunte del empleo y porque la industria ha tenido un pobre desempeño, lo que comparativamente ayuda a percibir como “mejor” el del comercio y otras actividades relacionadas al consumo doméstico.

El mercado mexicano se comporta dentro de lo esperado y ya el viernes pasado redujo su ritmo alcista, sin que muestre señales de debilidad. Aún trabaja para reincorporarse a la trayectoria de alza, independientemente de lo que hemos visto en las semanas recientes, en las que el comportamiento ha sido claramente positivo.

Esta semana tendremos datos importantes que evaluar en la economía mexicana. El miércoles se publicará la actividad del comercio interno, el jueves la inflación de la primera quincena de julio y el viernes, el Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) al mes de mayo, que como usted sabe es un “proxy” del PIB, que nos provee de información mensual –más oportunamente que el PIB– de la actividad económica en general. Me encantaría que las ventas del comercio organizado continuaran mostrando un buen comportamiento y el IGAE mejorara lo que hemos visto hasta ahora (el PIB del 1er trimestre mostró un crecimiento anual de 2.5% y el IGAE de abril, de 2.1%) y creo que así será, pero de manera muy modesta y dispareja. Veremos.

En el ambiente internacional, la crisis griega se ha distendido. Creo que los eventuales sobresaltos que pueden surgir, serán realmente menores y controlados con relativa facilidad. Los bancos abrirán en Grecia, con limitaciones mayores a las que fueron impuestas un par de semanas atrás. Dos semanas sin banca, no es algo menor para una economía, que dentro de lo posible contará con liquidez, proporcionada por el Banco Central Europeo, en tanto que el gobierno se prepara para continuar las negociaciones para implementar el programa de “rescate” con todas las reformas que implica y quizá derivado de esto, también pensando en unas elecciones próximas, pues la fortaleza del partido en el poder y del Primer Ministro, ha disminuido claramente.

Suerte.

Leave a Comment