De shows de terror.

In Consejería by PAA2 Comments


Terrorismo, Grecia, China.Pedro Alonso

El viernes pasado apareció nuevamente el terrorismo internacional en tres países: Túnez, Kuwait y Francia. Más allá de las víctimas que estos actos dejan tras de sí, los atentados del viernes sirven para recordarnos que el terrorismo es una entidad global activa, que elige objetivos de manera indiscriminada y que crea un ambiente de incertidumbre y miedo que actúa en el ánimo y el bienestar de la sociedad. Aunque no hubo en apariencia una reacción negativa de los mercados a estos eventos, no quiero pasarlos por alto, pues el terrorismo representa un elemento de riesgo de amplio espectro, entre otras cosas por ser impredecible en muchas dimensiones.

Del jueves pasado por la noche –cuando escribí la Consejería que usted pudo leer a partir del viernes– hubo varios sucesos en el tema de la crisis griega. Por enésima ocasión se rompieron las negociaciones al no encontrar las partes, punto de acuerdo. Grecia insistió en que las demandas de los acreedores son inaceptables y que además necesita una extensión temporal de un mes –más los fondos retenidos por 7.2 mme, por supuesto– del programa de rescate vigente que vence el martes próximo, para presentar un nuevo esquema que incluiría una renegociación. Los acreedores se levantaron de la mesa.

Lo siguiente fue que el Primer Ministro griego, Alexis Tsipras, volvió a acusar de un montón de cosas –“malas”– a los acreedores y dijo que el único que podía decidir sobre aceptar o no la postura de aquéllos era el pueblo de Grecia, así que convocó a un referéndum a celebrarse mañana martes, con una sola pregunta sobre si aceptar o no los términos de los acreedores. Las posibles respuestas son “sí” o “no”, obviamente.

Lo anterior, además de las consecuencias políticas que pueda tener para Tsipras y su coalición gobernante (Syriza y Griegos Independientes, con 149 y 13 asientos, en relación a los 307 posibles), es una clara maniobra de Tsipras para evadir su responsabilidad y admitir su fracaso y el de su gobierno, pues no ha podido llevar a cabo nada de lo que prometió para ganar las elecciones en enero pasado ni negociar un acuerdo con los acreedores. Se ha limitado a acusarlos de pillos insensibles, criminales irresponsables, etc., que no sirve de nada. Supongo que el referéndum terminará por aceptar la propuesta de los acreedores y Tsipras perderá la chamba, pues resulta difícil pensar que alguien que está en contra de admitir tal propuesta, sea capaz de gestionarla bien.

Ante este escenario, el Banco Central Europeo (BCE) decidió mantener los apoyos de liquidez al Banco Central de Grecia, que ha sido la única forma de mantener operativo al sistema financiero griego, que ha sufrido un importante retiro de fondos en los meses recientes. Dada la situación, a última hora de ayer domingo se anunció que hoy lunes la banca comercial en Grecia no abrirá e impondrá un control del flujo de capital, tratando de prever lo que surja a partir del resultado del referéndum. Creo que como siempre, estas medidas sirven de poco para contener a las decisiones del mercado. Veremos.

En otro frente global –al que ofrezco ponerle más atención–, el de China, por cuarta vez desde noviembre pasado el banco central de ese país decidió bajar su tasa de interés hasta 4.75% y redujo los requerimientos de reserva de la banca comercial. Como sabemos, China aspira este año a crecer a una tasa de 7%, lo que significa el menor nivel desde 1990, en un intento de redirigir su economía –buscando un mejor balance– hacia el consumo interno y el desarrollo del sector de servicios, para depender menos del sector industrial y del mercado externo que además, no pasa por su mejor momento.

Quizá la causa de esta baja de tasa, además de enviar una señal de estímulo a la economía, es hacer algo por el mercado, ya que la bolsa de Shanghái cayó 7.4% el viernes pasado y desde mediados de junio, lo ha hecho en 19%, con el efecto en la riqueza de más de uno que usted se puede imaginar, además del susto que promueve en todos los demás. No obstante lo anterior, el alza del año es de 30%, sostenida por la baja de la tasa de interés. Pero como China a ratos nos deja ver que su economía puede convertirse en un “show de terror” y una baja abrupta de su mercado abona a esa idea, el banco central no duda en actuar tratando de matar dos pájaros de un tiro. Si lo logra o no, está por verse.

Suerte.

Comments

  1. Angel Juanico

    Buen artículo. Duda, Puerto Rico no representa algun problema global como lo es China, Grecia y el Terrorismo?

  2. José Miguel

    Buenos días, el referéndum al que convocó el primer ministro Tsipras no es mañana como menciona en el blog, sino hasta el domingo 5 de julio; unos días después del vencimiento de su deuda, con lo cual está mandando la señal de que no pagará nada el día de mañana. Por eso hubo un “show de terror” en los mercados. Lo felicito por sus artículos. Un saludo.

Leave a Comment