La Fed tranquilizó a los mercados, por ahora.

In Consejería by PAALeave a Comment


Las crisis económicas se resuelven en el ámbito político.Pedro Alonso

Tal parece que a los mercados les tomó una noche para leer con calma el comunicado de la Fed, volver a ver la conferencia de prensa de Janet Yellen y llegar a la conclusión que comenté con usted amigo lector en la Consejería de ayer y en alguna parte, desde hace muchos meses: la Fed no le va a meter el pie a la economía.

La reacción de los mercados hoy fue agresiva: el S&P 500 y el Dow subieron 1% y Nasdaq subió 1.3% marcando un nuevo máximo histórico al cerrar en 5,132.95; en el nivel máximo del día alcanzó los 5,143 puntos. En México, el IPC tuvo una reacción similar, al subir 0.73% y cerrar en 45,120 puntos, algo abajo (30 puntos) del máximo del día.

El lunes pasado escribí en este espacio de la posibilidad que el mercado mexicano retomara el alza que dejó un par de meses atrás, si bien con una tendencia de menor pendiente. El IPC respetó el soporte de 44,500 sobre el que ha trabajado varias veces y penetró de manera visible a la línea de tendencia bajista, junto con dos promedios móviles, los de 20 y 50 días. Los indicadores de dirección indican la posibilidad de un alza y los de nivel de precio aún no entran a la zona de sobre compra.

Aunque me cuesta trabajo “cantar victoria” pienso que por lo pronto el IPC tiene espacio para avanzar hasta los 45,500, donde hay una resistencia visible, lo que no está mal pensando en el corto plazo. Si retoma la tendencia de alza –en la pendiente menos agresiva– quizá continúe desarrollando aquella zona de acumulación que describí hace algunas semanas, si bien modificada, pero igualmente posible.

Esto implicaría una baja a partir de los 45,500 (si llegara) y un nuevo intento de rebasar este nivel para buscar una vez mas la posibilidad de llegar a los 46,500 tan mencionados –por mí– durante este año como posible objetivo. Obviamente, el desarrollo mencionado (si ocurriera), tomaría algunas semanas, coincidiendo con los resultados trimestrales y algo antes de septiembre, cuando otra vez nos pondremos nerviosos por el asunto de la Fed y la tasa.

Salvo su mejor opinión, lo que haga el mercado mexicano dependerá mucho de lo que veamos en Estados Unidos. Siempre es así, pero ahora quizá se descanse más en aquel mercado, pues al menos por mi parte, no encuentro razones domésticas suficientes para pensar en un impulso al mercado y no confío en el “rescate galáctico”.

En Estados Unidos ayer se publicó la inflación del mes de mayo que resultó en 0.4%. Mayo fue el cuarto mes consecutivo con inflación positiva (los tres anteriores promediaron menos de 0.2% mensual) y el alza que registró fue básicamente por un incremento en los precios de la gasolina de 10%, respecto de los de abril, lo que evidencia la inflación subyacente que no tuvo incremento. La inflación general de los pasados 12 meses a mayo, fue cero y la subyacente 1.7%. El escenario inflacionario no se alteró demasiado respecto al descrito por la Fed en sus estimaciones, por lo que supongo que el mercado no le prestó demasiada atención.

Los precios de la energía en general y los de la gasolina, en particular, serán en buena medida los determinantes de la inflación en los siguientes meses, que tendería a subir, toda vez que no es factible pensar en una continuación en la baja de los precios de la energía, al menos no al ritmo que vimos en los doce meses previos. Habrá que estar pendientes.

En el frente europeo, la reunión de ayer jueves resultó como esperado: no se llegó a nada. Grecia no ofrece nada nuevo y los acreedores no varían su línea dura. A consecuencia de esto el próximo lunes habrá una reunión de jefes de gobierno en Bruselas (la capital administrativa de la Unión Europea) para tratar de encontrar una salida a la crisis.

La reunión de jefes de gobierno hace obvio que los temas económicos al final, son un ángulo de los temas políticos, donde se resuelven las crisis. También queda claro que en esta ocasión y dados los números, pudo ahorrase tiempo, desgaste y riesgos en los mercados si se hubiera tomado la posibilidad de la negociación política desde un inicio. No hay que olvidar que esta situación se desencadena a raíz de un evento político en Grecia, en donde el gobierno actual desplazó al anterior que no fue capaz de manejar bien el tema económico. Veremos.

Suerte.

Leave a Comment