Fed sin prisa.

In Consejería by PAALeave a Comment


Las estimaciones de crecimiento fueron disminuidas para 2015.Pedro Alonso

A juzgar por el comunicado de la Fed de ayer, este banco central no tiene prisa alguna por subir la tasa de interés y si lo hace, quizá sea en septiembre próximo iniciando con ello un proceso de ajuste gradual. Las estimaciones por parte de los miembros del Comité de Mercado Abierto y otros funcionarios de la Fed (17 personas) señalan que 15 piensan que la primer alza de la tasa de interés tendría que ser en 2015 y 2, en 2016.

El nivel estimado (en términos de la mediana de la muestra –el valor central) de la tasa para el final de 2015 es 0.625, lo que sugiere la posibilidad de dos movimientos, digamos en septiembre y en diciembre. El nivel estimado para finales de 2016 es 1.625% y 1.875% para el final de 2017. Desde luego estos datos son promedios de datos redondeados y cambian de trimestre a trimestre.

El tono del comunicado no cambió mayormente, si bien los calificativos que la Fed usa para describir o enfatizar su percepción de diferentes aspectos de la economía fueron un tanto menos negativos; esta es mi percepción, comparada con la que tuve del mismo párrafo del comunicado anterior.

En resumen, la Fed continúa pensando que la economía estadounidense se expande “moderadamente” y me parece que preferirían tener datos más contundentes de la recuperación económica y de su estabilidad. De alguna manera la impresión que me causan el texto y los comentarios de la Sra. Yellen en su conferencia de prensa, es que prefieren ser precavidos en su decisión, escuchando las opiniones de entidades como el FMI, que abiertamente ha expresado que sería mejor esperar hasta 2016 –y datos más sólidos de la economía– para iniciar el camino alcista de la tasa.

Las estimaciones económicas de esta ocasión, apoyan también mi impresión de la “no prisa” o de ser precavidos, empezando porque la del crecimiento para este año fuera recortada de manera importante después de conocer el primer trimestre –y los datos posteriores– al pasar (considerando el punto medio del rango de lo que llaman “tendencia central”, que excluye las tres estimaciones más altas y las tres más bajas) de 2.5% a 1.9%, entre marzo y junio, nivel que se encuentra por debajo del promedio de crecimiento de los pasados cinco años. Para 2016 y 2017, se mantienen bastante estables, alrededor de 2.5% y 2.3%, respectivamente.

En la misma línea, las estimaciones de inflación –que no variaron respecto de las de marzo pasado– muestran que el nivel de 2%, que es el objetivo de la Fed aparece hasta 2017 (0.7% para 2015, 1.75% en 2016 y 2% en 2017) y por tanto tampoco son un incentivo para decidir subir la tasa de interés, al menos no urgentemente, dado que la Fed insiste en que su decisión estará basada en los datos.

La reacción de los mercados fue moderada. El S&P 500 que tuvo una baja con poco volumen desde la apertura hasta ser conocido el anuncio de la Fed, recuperó su pérdida y terminó subiendo 0.20% en el día. En tanto, el dólar medido por el DXY, tuvo una baja de 0.81% cosa que me parece normal, bajo el supuesto que el mercado admite que no hay un alza inminente de la tasa, al menos no para la reunión de julio próximo.

Vale hacer notar que la Sra. Yellen admite que de no darse un acuerdo en el caso de Grecia –supongo que habla de un arreglo que mantuviera a ese país dentro de la unión Europea y se le facilitaran los fondos necesarios para no incurrir en un default– existe potencialmente una situación de desorden en los mercados de Europa y las expectativas para esa región, que generarían un contagio para los Estados Unidos. Por eso no hay que perder de vista a ese tema. Hoy se conocerá la inflación del mes de mayo en Estados Unidos y será interesante ver la reacción de los mercados conociendo ya la postura de la Fed y sus estimaciones.

Suerte.

Leave a Comment