El consumo doméstico da señales de vida.

In Consejería by PAA3 Comments


Siempre es bueno saber lo que otros dicen, en vivo y en directo.Pedro Alonso

Durante las próximas dos semanas estaré fuera del país para asistir a dos eventos. El primero es en París y es el Foro Anual de la OCDE, al que suelo asistir cada año desde hace tiempo y el segundo en Viena, ciudad en la que la OPEP tiene su sede y en la que cada tres años se lleva a cabo un seminario sobre temas relacionados al mundo de la energía; esta es mi tercera participación.

Como siempre, asisto por mi cuenta y lo hago porque siempre aprendo algo. Desde hace mucho entendí que “el periódico de la semana que viene”, no se escribe en mi colonia; tampoco en mi país. Siempre es interesante ver lo que se hace y se dice en otras partes, en vivo y en directo. Ya le contaré.

Ayer el INEGI publicó los Indicadores Oportunos de Ocupación y Empleo al mes de abril, donde la Tasa de Desocupación Nacional (TDN) fue de 4.31% respecto de la Población Económicamente Activa, cifra superior a la de marzo (3.86%), pero en realidad hay que decir que este porcentaje es bastante estable; en promedio en los primeros cuatro meses del año ha sido de 4.2%.

El dato ha venido disminuyendo en relación con los dos años previos, ya que en promedio fue de 5% en 2013 y de 4.9% en 2014, de tal manera que lo que se está registrando en este 2015 es una caída importante, hasta ahora. Esta situación sumada al comportamiento de la inflación es lo que explica la evolución del consumo interno, que se reflejó en las cifras del sector del comercio en el reporte del PIB del primer trimestre del año, con un crecimiento de 4.7%.

Hace algunas Consejerías mencioné que pensaba que no había que perder de vista al consumo en general y al comercio en particular, pues los indicadores “macro” sugerían la posibilidad de un repunte de estas entidades económicas. Si bien seguramente en la mente de todos está que la economía opera de manera deprimida, también hay sectores que muestran un cambio positivo respecto de lo que vimos en los años previos como los mencionados, a los que hay que añadir al de la construcción, que en el primer trimestre creció 4.2%.

Los progresos en la economía son con frecuencia difíciles de percibir a través de los indicadores generales, sobre todo porque estos son el resultado de modelos –los modelos por definición son abstracciones de la realidad– que son el mecanismo que en todas partes del planeta se usan para medir a la economía y a muchos otros temas de la vida, pero sí reflejan lo que ocurre y a partir de ello, se pueden inferir probables desarrollos.

En el ámbito global, ayer la Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, hizo una declaración que no había yo escuchado: sugirió que era posible la salida de Grecia de la Unión Europea pero que esto no significaría el fin del euro. Me llama la atención por el nivel de quien lo dice, cosa que ocurrió a la vez que el FMI ofreció a Grecia la posibilidad de aplazar por tres semanas el inicio del pago de 1.6 mme que este país tiene que hacer a la institución durante junio, empezando el próximo jueves 4.

Las negociaciones entre Grecia y sus acreedores –incluido el FMI– se encuentran estancadas y están embarcadas entre las constantes declaraciones del gobierno griego en el sentido de alcanzar un arreglo en fecha muy próxima (durante el fin de semana) y la posición de sus contrapartes que dicen que no hay ninguna propuesta seria por parte de aquéllos y que por lo mismo, llegar a un arreglo que le dé acceso a Grecia a los fondos (7.2 mme) que aún existen como parte del programa de rescate de hace tres años –y que no ha podido cumplir en los términos acordados– es algo impensable.

Tal vez el FMI, con el mensaje enviado está tratando de persuadir a los otros acreedores a que “aflojen” en algo sus pretensiones, pues intuye que una salida de Grecia de la Unión Europea implicaría un default, cosa que finalmente conduciría a una negociación de ellos con un país que incumple y que además, no tendría medios para salir adelante sin un apoyo adicional, que obviamente tendría que aportar el FMI. Por lo pronto, esta postura puede relajar temporalmente las tensiones. Veremos. Le escribo desde París, el lunes.

Suerte.

Comments

  1. Jeanett

    Que sea un viaje enriquecedor y gracias por acercarnos a la información y aprendizaje. Suerte

Leave a Comment