Y sí, el IPC llegó al 44,500… y algo más.

In Consejería by PAALeave a Comment


Ahora también bajaron los índices en Estados Unidos; alrededor de 1%.Pedro Alonso

El IPC mexicano ayer llegó a la zona de los 44,500 que mencioné como un soporte “visible y creíble”. Cerró 1% abajo del nivel del último del lunes, en 44,401, prácticamente en el nivel mínimo del día y la baja fue generalizada. Por la facha que tiene, la opción de esperar la región de los 44,200 / 44,300 que mencioné como destino si los 44,500 no aguantaban existe y en realidad, ya no falta tanto.

Insisto en que hay que cambiar el canal y decidir lo que sea necesario para aprovechar mejor la circunstancia. Que el mercado entre en una etapa bajista no es el fin del mundo operativo ni nada por el estilo, solo hay que adaptarse a las condiciones, empezando por pensar que en una etapa de baja, las alzas no son para entusiasmarse y pensar que lo que ocurre es sólo un accidente. Si en las tendencias de alza las bajas son para comprar, en las de baja son para vender.

Habrá quien piense que ideas como la que usé para terminar el párrafo anterior son “clichés” y que se dicen porque “suenan bien”, pero en lo que a mí concierne prefiero hacerles caso pues en el tiempo he aprendido que están respaldados por la realidad. Basta ver una gráfica que compile algunos años, y que sea objeto de un mínimo de análisis bien hecho, para darse cuenta que así funcionan las cosas. Puede que a veces no sea así, pero las más de las ocasiones, sí.

Además, la baja de ayer estuvo acompañada de lo que ocurrió en el mercado de Estados Unidos, la recuperación del dólar, los temores que –una vez más– despierta un posible default de Grecia, la posibilidad que la segunda revisión del PIB estadounidense del primer trimestre el próximo viernes sea un dato negativo, etc. El S&P 500 bajó 1% y Nasdaq y Dow hicieron algo similar. Ni hablar, las líneas de retorno sí son importantes, lo mismo que las resistencias.

Y en el sentido de lo anterior, lo mismo funciona para los retornos en trayectorias bajistas (en estas que unen a los puntos bajos de las trayectorias) y los soportes. Y si bien los índices estadounidenses no han cambiado de tendencia, en el mexicano, a esta aseveración no hay que perderle de vista ya que tales elementos no están demasiado lejos de donde ahora se encuentra el IPC.

Mi decir al final de la Consejería del lunes pasado: “…creo que veremos una racha de lateralidad, con sesgo bajista y después una racha alcista antes de llegar a septiembre”, es mi escenario base para los próximos meses, sin dejar de lado la operación que pienso se dará entre los límites de la trayectoria bajista en la que pienso está involucrado el IPC. En el caso del S&P 500, las líneas de tendencia, están bastante cerca del nivel actual del índice y creo que pueden ser un buen nivel de soporte. Si bien el escenario es distinto, creo que no habrá un movimiento alcista importante y duradero, pero sí rallies interesantes.

¿Qué hizo regresar a los mercados? En el caso del mexicano creo que el ingrediente del PIB que ya he comentado de sobra, algún peso tiene en su comportamiento y que al final no es fácil armar argumentos bien articulados cuando los hechos dicen otra cosa. Creo que el gobierno tiene que asumir que ha perdido credibilidad y que tiene un largo y difícil camino por recorrer para intentar recuperarla, cosa que sólo se consigue con hechos. Además los precios de las acciones mexicanas no son los más baratos del mercado.

En el caso del mercado estadounidense, creo que la recuperación del dólar de los días recientes algo ha tenido que ver, junto con la posibilidad que mencioné párrafos atrás en la idea que la economía pueda estar más débil de lo previsto. No hay que olvidar que la apreciación del dólar fue en buena parte responsable de los resultados del primer trimestre al golpear a los exportadores, y una recuperación de 4.5% en seis días, seguro hace pensar a más de uno que la condición desfavorable se puede repetir. El índice DXY llegó al nivel de 97.41 ayer, desde el soporte de 93 que habíamos comentado. No llegó al de 92, pero me pareció que hizo una buena aproximación al comportamiento del que escribí hace días. Creo que puede haber un respiro en esta alza reciente. Veremos.

Suerte.

Leave a Comment