Cambio de fase.

In Consejería by PAALeave a Comment


No “engañe” a la tendencia. Sirve para operar, no es sólo una raya en la pantalla.Pedro Alonso

En la parte final de la Consejería que usted pudo leer el 5 de mayo pasado –o cualquier otro día posterior a esa fecha– y después que el IPC había llegado a la línea de tendencia contra la que he venido trabajando en los últimos meses, en aquel momento en la zona de los 44,500 puntos, escribí que el índice mexicano podía llegar a los 45,650 y que me parecía un tanto precipitado que llegara pronto a los 46,000 puntos.

Días después –el 8 de mayo– compartí con usted, amigo lector, la pregunta de si la presencia de la línea de tendencia además de servir de soporte y evitar una baja, podía resultar un buen elemento para que a partir de ello, se iniciara un alza interesante. Asimismo y haciendo referencia a la Consejería del 21 de abril, dije que no me sentía cómodo con lo que los elementos técnicos que dispongo me mostraban y que quizá había que conformarse con rendimientos más modestos que los que se habían pensado, en mi caso, aquéllos que podían resultar si el IPC llegaba a los 46,500 puntos, que ha sido el nivel que he mencionado como un objetivo posible en un plazo relativamente corto, es decir, en algunos meses.

Después, usted ha leído mi postura acerca de por qué detuve el ritmo de mis compras, de la presencia de las zonas de retorno, de los indicadores complementarios, que quizá haya que tomar más liquidez, etc. Todo lo anterior en suma habla de mi percepción de debilidad en los mercados. Y como en esto de la operación hay que estar dispuesto a cambiar de opinión y de actitud, pues comparto con usted estas cuestiones.

El IPC después de llegar a la línea de tendencia a principios de mayo, se mantuvo operando sobre ella, con un par de ocasiones llegando a los 45,500 y algo más, pero no a los 46,000, sin el apoyo de los indicadores complementarios. Finalmente, en los días recientes sin que haya mostrado una baja escandalosa, penetró a la línea de tendencia, al promedio móvil de 20 días y ayer –cerró en 44,852– se detuvo en el de 50 días que ha sido un buen soporte en los últimos meses.

Abajo, está un soporte visible y creíble, en 44,500, que quizá pueda propiciar un rally de corto plazo, otra vez a la zona de los 45,500, o un poco menos. Me encantaría que en coincidencia con ello los indicadores complementarios –tanto los de nivel de precio, como los de tendencia– se colocaran en posiciones más proclives a un alza, aunque fuera de corto plazo. Puede ser una buena oportunidad de obtener utilidades de corto plazo o bien, de reducir la posición a mejores precios.

Digo lo anterior porque el IPC se salió de su línea de tendencia alcista y cuando algo así ocurre, hay que cambiar el switch y tomar una postura más acorde a la nueva condición. Quizá usted pueda pensar que esto es una falsa señal o un accidente y que el IPC regresará rápido y de buen modo a la trayectoria alcista y puede que sea así. O simplemente usted trazó una tendencia distinta a la mía –con menor pendiente, lo que implica que usted aspira a un rendimiento menor al que yo– y por lo tanto el IPC aún se encuentra dentro de un alza.

Debo decirle que uno –al menos yo así lo hago– traza o puede trazar más de una línea de tendencia, pero es conveniente decidir por una –hay reglas para ello–, la que se considere más válida y se opera con ella. No es conveniente cambiar la línea elegida por aquélla que más le acomode cuando la primera ha sido penetrada. Ni modo, el Atlante no puede ganar todos los partidos. Ni el Barcelona y menos, las Chivas.

Pero en mi gráfica el IPC “brincó la raya” y por lo pronto y hasta no tener prueba en contrario, el indicador de nuestro mercado penetró la tendencia de alza y regresar a ella implicaría un incremento de alrededor de 2% a partir de su nivel actual que, sin ser imposible, no se ve fácil. Y si usted tiene razón, me va a dar mucho gusto haberme equivocado.

La opción de un “rebote” en los 44,500 no me parece mala y si va a los 45,500 y regresa, validando el nivel de soporte sería una buena señal, pues continuaría armando el área de acumulación que he mencionado en Consejerías anteriores. Pero primero, va lo primero; hay que dar el paso uno y después el paso dos ¿Y si los 44,500 no aguantan? Pues esperaría la zona de 44,200 /44,300 y entonces evaluaría qué hacer.

Suerte.

Leave a Comment