No habrá sorpresas en el PIB mexicano.

In Consejería by PAALeave a Comment


El pronóstico de Banxico para este año (2.5%), allanó la postura del Gobierno.Pedro Alonso

Como es costumbre, ayer recibí la invitación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para asistir hoy a la conferencia de prensa sobre la evolución de la economía nacional. Lo anterior, en consecuencia de la publicación de los datos del PIB mexicano al primer trimestre de este año, que el INEGI habrá publicado y que muy probablemente usted ya conocerá cuando lea esta Consejería.

Debo decirle, amigo lector, que nunca he asistido a este evento, pues en primer lugar lo considero una mala costumbre. Como otras veces he comentado en este espacio, creo que a estas alturas del partido, nadie necesita una explicación gubernamental para saber cómo están las cosas de la economía. Pero el PRI en sus largos años en el poder, fabricó la imagen de que es el gobierno quien está a cargo del desempeño económico y de todo lo demás. Y ahora tiene que salir a decir que todos menos el gobierno, son los responsables de los malos resultados.

En segundo lugar no asisto porque no soy un reportero, con todo el respeto que este oficio me merece –que es mucho– y que yo no soy capaz de desempeñar. En tercer lugar y no menos importante, porque tengo claro que no voy a obtener más información que la que ya tengo y porque me queda claro que tal evento no es propicio para entablar un diálogo con los representantes del gobierno y menos para entablar una discusión con ellos, que en todo caso es lo que interesaría. La sesión de “preguntas y respuestas” está más que dirigida y por si fuera poco, se convierte en una sesión de “preguntas y evasivas”. Y yo me aburro. Además, puedo acudir al evento a través de Internet y eso me basta. Asistir físicamente, es una pérdida de tiempo, en lo que a mí concierne.

Lo que diga el Subsecretario Aportela –al que le toca dar la cara– no será muy distinto a lo que ya hemos escuchado y los pronósticos de la SHCP tenderán a alinearse con los del mercado, que como sabemos están alrededor del 2.8%, si bien el de Banxico ya se ubica en 2.5%, como sabemos. Para fines prácticos, lo que Banxico publicó el martes pasado en su Informe Trimestral, allana lo que hoy diga el gobierno, que según su costumbre, espera los datos del INEGI para ofrecer su expectativa de crecimiento anual, en términos de un rango que hasta ahora es de 3.2% / 4.2% de acuerdo al documento de Pre–Criterios 2015, del 31 de marzo pasado.

Será importante revisar el dato que muestre el IGAE del mes de marzo, que se publicará junto con el del PIB, ya que permitirá ver las condiciones en que se cerró el primer trimestre más allá del dato promedio.

Ayer los mercados tuvieron un pequeño retroceso respecto de lo alcanzado el martes. En el caso del S&P 500, acusa la presencia de las zonas de resistencia y de retorno que he descrito en este espacio, usando como pretexto para ello la publicación de la minuta de la más reciente reunión de política monetaria de la Fed, en la que ese banco central consideró que el desempeño de la economía estadounidense aún no muestra señales de firmeza, al menos como a la Fed le gustaría que mostrase.

Desde luego esta postura no se ha tomado de forma unánime, por lo que el “timing” para el inicio del alza de la tasa de interés aún resulta incierto, si bien apunta a que una decisión en ese sentido no se tomará en junio, sino más allá de ese mes. Pienso que resultó afortunado para la Fed haber removido del vocabulario usado en sus comunicados el término “paciente” que usó para calificar su postura respecto de la “normalización” de la política monetaria y recargarse en los datos que la economía arroje.

El dólar por su parte mantuvo su reacción alcista de los días recientes. El DXY llegó ayer a 95.5 y quizá recorra un tramo más en este impulso alcista, lo que se reflejará seguramente en los mercados, en unos días más.

Mañana viernes se conocerán los datos de inflación en México –primera quincena de mayo– y en Estados Unidos, al mes de abril. Este último dato será importante para ver si se mantiene la presión del consumo, vista en los datos iniciales del PIB y si aparece alguna presión en los salarios, que es un dato clave para las decisiones que la Fed pueda tomar, en su momento.

Suerte.

Leave a Comment