Varios temas para esta semana.

In Consejería by PAA1 Comment


Puede haber un espacio para repensar sobre las decisiones por hacer.¨Pedro Alonso

La mención con la que terminé la Consejería anterior (“Ojo con los mercados”) tenía que ver con el nerviosismo que el tema de Grecia y el color que iba tomando podía causar en los mercados. El viernes los índices registraron una caída generalizada, tanto en los mercados emergentes como en los desarrollados. En Estados Unidos el S&P 500 bajó 1.13%, el Dow 1.54% y Nasdaq 1.52%. En México el IPC bajó 1.03%.

Como siempre, no sólo es un tema –el griego, en este caso– el que puso nervioso a los mercados. Creo que por lo menos otros dos hicieron presencia. Uno, es que los resultados trimestrales de las empresas estadounidenses empezaron a evidenciar el impacto de la apreciación del dólar y que aunque sea un asunto que mucho he comentado –y obviamente muchos más lo han hecho para sus respectivas audiencias–, siempre tiene un impacto al momento de su aparición, como casi todos los eventos en los mercados.

El otro tema que debe haber tenido algún efecto en el comportamiento del viernes pasado, fue la publicación de los datos de inflación de marzo en Estados Unidos, que como sabemos se han convertido en el centro de la atención de los mercados respecto de la posible decisión que la Fed hará sobre la tasa de interés, independientemente de lo que este banco central decida hacer y cómo lo haga.

La inflación de marzo en Estados Unidos fue de 0.2%, repitiendo la del mes de febrero, lo que implica que la racha de tres meses (noviembre, diciembre y enero pasados) con números negativos, parece haber quedado atrás y esto en parte puede ser así porque la baja en los precios de la energía que ocurrió durante una buena parte de los pasados doce meses, empezará a mostrar cierta estabilidad, dado que no se contemplan bajas adicionales de magnitud importante, lo que ya se empieza a reflejar en los precios mensuales de los bienes alrededor de la energía, que también han subido en los pasados dos meses, en algo más de 1% mensual.

Con todo, la inflación de los últimos doce meses sigue siendo negativa en -0.1%, muy lejos del objetivo de la Fed, de 2%. Pero la inflación subyacente ya está en 1.8% (una décima arriba del nivel que tuvo en febrero) cosa que probablemente es lo que más debe haber inquietado a los mercados, toda vez que como es sabido, la política monetaria en el corto plazo poco puede hacer por los precios de la energía. De tal suerte que la inflación subyacente quizá sea el indicador que más fielmente muestre lo que la inflación significa hoy en Estados Unidos, respecto de lo que su banco central espera que ocurra y sobre lo que puede influir, de cara a la tasa de interés y la expectativa que el mercado tenga sobre ello. Más lo primero que lo segundo, desde mi punto de vista, pues creo que la Fed –y en general los bancos centrales– aunque seguramente tienen en mente las idas y venidas de los mercados, saben que en el corto plazo éstos pueden cambiar de opinión bruscamente de un día para otro y como es obvio, la política monetaria no puede basarse en estos cambios de humor. Así que lo que el mercado piense, crea o haga en relación de lo que tiene en sus manos la banca central, es problema del mercado, no de la banca central. La tasa, la Fed y lo que traigan, volverán a tomar nivel en estos días.

El asunto de los resultados corporativos siempre estará presente. Esta semana cerca del 30% de las empresas del S&P 500 reportarán el primer trimestre de 2015. Entre otras, empresas como Morgan Stanley, Halliburton, IBM, Lockheed Martin, Yahoo, Boeing, McDonald´s, AT&T, Facebook, Caterpillar, Southwest Airlines, mostrarán lo que consiguieron en los primeros meses del año, afectados por el clima y el dólar, lo que ya ha impactado las estimaciones de resultados, más allá de la tasa de interés y lo que ocurra con ella. Habrá que estar pendientes de ello.

En México, conoceremos esta semana la inflación de la primera quincena de abril que se estima muestre ya los rasgos negativos que caracterizan a los meses de abril de manera estacional y también se publicará el IGAE (el “proxy” del PIB) al mes de febrero, que después de haber visto los resultados de la actividad industrial hace poco, lo cierto es que no despierta muchas expectativas positivas. Habrá que tomar las cosas con calma. No está mal que el mercado tome un respiro y ofrezca una oportunidad para repensar sobre las decisiones que haya que tomar.

Suerte.

Comments

  1. Jessica Cordero

    Buen dia.
    Su trabajo me es muy interesante. Me gustaría saber cuando dará algún curso y donde puedo inscribirme?

    Excelente día.

Leave a Comment