La condición técnica favorece al IPC mexicano.

In Consejería by PAA1 Comment


Esta semana se publican los “pre” Criterios Generales de Política Económica para 2016.Pedro Alonso

Buen arranque de los mercados en esta semana “corta”. El S&P 500 tuvo un alza importante de 1.2%, que le mantiene dentro de la trayectoria alcista de corto plazo que inició –según mis gráficas– en octubre de 2014 y que por supuesto, forma parte de la tendencia primaria que arrancó en marzo de 2009. Habrá quien le dé más validez al tramo iniciado a mediados de noviembre de 2012 y que es sobre el que yo trabajo, pero en realidad da lo mismo. El alza del S&P 500 continúa y su comportamiento reciente sugiere que puede tener un rato más en esta línea.

Para fines prácticos –me refiero a las decisiones operativas– la parte más reciente, la que inicia en octubre de 2014, sugiere que puede ir a buscar el máximo histórico de 2,120 que está 1.5% arriba del nivel actual, lo que es posible. Cuando llegue a ese punto, se topará con oferta que lo está esperando y que lo detendrá por un rato. La zona de los 2,120 ha sido visitada recientemente en un par de ocasiones y se ha convertido en una resistencia legible y respetable pero está bastante al alcance.

La razón de mi comentario anterior es que la volatilidad del mercado lo permite. Medida con el índice VIX, la volatilidad semanal del S&P 500 durante marzo fue de 2% y la diaria, de 0.9%, lo que supone que hoy martes el 2,120 podría ser alcanzado con relativa facilidad, no se diga en la semana. Pero como en el futbol –o en cualquier otro asunto de la vida–, antes de obtener el marcador esperado, hay que jugar el partido. Así que no adelanto el hecho probable. Las herramientas de análisis son muy útiles, pero no convierten en realidad a las probabilidades; nada lo hace.

En el caso mexicano, al IPC le está costando más trabajo del que yo había esperado abandonar lo que sigo pensando es una zona de cambio de tendencia. Me refiero al desplazamiento lateral que se presentó desde diciembre pasado y hasta febrero de 2015, cuando rebasó la línea de tendencia de baja y se proyectó en un par de ocasiones hacia la zona de los 44,400 puntos.

Lo que siguió a ambos momentos (26 de febrero y 19 de marzo) fueron bajas que se han detenido en la región de los 43,000 puntos que fue la resistencia de la etapa de noviembre–febrero mencionada en el párrafo anterior, lo que me hace sentir tranquilo, pues digamos que hasta este momento el comportamiento del IPC respeta los parámetros técnicos, de tal suerte que la expectativa de un alza mayor, permanece.

Estoy pensando en los 46,500 puntos que en varias ocasiones anteriores he mencionado como un objetivo alcanzable en el corto plazo, con una “escala” en los 44,400 que es la resistencia importante más cercana. Es un comportamiento similar al que describí para el S&P 500. Pero como dije, al mercado mexicano le está costando trabajo mantener la trayectoria alcista, si bien debo decir que al menos técnicamente no tiene un mal “look”; tiene más espacio para intentar un alza, que el que tiene el mercado estadounidense.

Quizá a usted no le suene bien lo que digo, por todos los temas que conocemos de nuestra economía y creo que es una visión correcta. Yo también veo los problemas que tenemos enfrente y no he dejado de señalarlos en este espacio. Pero como siempre, comparto con usted amigo lector lo que pienso, sin esperar que me crea, y la visión técnica del mercado es algo que me sirve para reflexionar sobre la situación general, sobre todo cuando todo –y casi todos– apunta hacia un solo lado.

En la Consejería de ayer no incluí en los eventos de esta semana en nuestro país la presentación de lo que puede considerarse un adelanto de lo que será en su momento el documento de Criterios Generales de Política Económica, para 2016. La pretensión es que esto será mañana miércoles 1° de abril. Es importante revisarlo y sobre todo poderlo hacer ahora que inicia el segundo trimestre del año en curso, pues eso permite ajustar nuestros parámetros teniendo algunos indicios que en este caso, tienen que ver con el gasto público, el escenario de tasa de interés y de precio del petróleo mexicano y el volumen de producción del hidrocarburo. No lo pierda de vista. Ofrezco comentarlo al regreso de estos días de descanso, que espero que usted también disfrute.

Suerte.

Comments

Leave a Comment