No ser paciente no significa ser impaciente.

In Consejería by PAA1 Comment


La Fed mantendrá su postura relajada por un rato más.Pedro Alonso

La información que ayer se proporcionó en el “Día Fed” me dejó tranquilo en relación a la postura que he tomado sobre el tema de la tasa de interés. Asimismo, la observación que hice en la Consejería del martes pasado respecto de la flexibilidad que la Fed tiene para instrumentar sus decisiones quedo ratificada –al menos así me lo parece. Se tuvo el acierto de librarse del yugo del “wording”, ganando espacio sin causar pánico.

Se retiró el calificativo “paciente” que se había usado en los dos previos comunicados, pero la Sra. Yellen precisó que haberlo hecho no significa que se hayan vuelto impacientes en la cuestión de cuándo y cómo subir la tasa de referencia. Por lo pronto, ésta se mantiene entre 0 y 0.25%, por lo menos hasta junio próximo, pero se enfatizó que la decisión puede tomarse en esa reunión de política monetaria o en cualquier otra posterior. Yellen fue enfática –varias veces– en este sentido, insistiendo en que la decisión se tomará con base en la información que la economía les provea. Así, la política monetaria permanecerá relajada por un buen tiempo.

Los mercados reaccionaron positivamente a la señal enviada. Las bolsas subieron, las tasas bajaron y el dólar también. El S&P 500 subió 1.22% y el dólar bajó a 98.78; 1.17% en términos del índice DXY, como era de esperarse. En consonancia, en México el IPC subió 1.4% cerrando en 44,360 y el dólar bajó a 15.10 pesos por dólar, desde los 15.37 del martes.

Parte del “mensaje” que envió la Fed está en las estimaciones que presentó sobre la economía. En general disminuyeron respecto de las de diciembre pasado, sin que sean bajas considerables. Usando los puntos medios de los rangos presentados, la estimación para el crecimiento de 2015 pasó de 2.8% a 2.5%, para 2016 de 2.7% a 2.5% y para 2017 de 2.4% a 2.2%. En el lado de la inflación, para 2015 la estimación bajó de 1.3% a 0.8%, para 2016, de 1.85% a 1.8% y para 2017, subió ligeramente pues pasó de 1.9% a 1.95%. En este escenario, la inflación será hasta 2017, cuando se acerque al objetivo de 2%.

La tasa de desempleo disminuye en las estimaciones del periodo 2015 – 2017, mejorando respecto de las de diciembre 2014. Como sabemos en el reporte de empleo de febrero pasado llegó a 5.5% y la Fed estima que para finales de este año se encuentre en 5.1%, en 5% para 2016 y para 2017, en 4.95%.

De manera consistente con los datos anteriores, las estimaciones sobre la tasa de referencia también disminuyeron respecto de diciembre pasado. Para 2015 se redujo en 50 puntos base, de 1.125% a 0.625% y para 2016, lo hizo en 62 puntos base, al pasar de 2.5% a 1.88%.

El mensaje en resumen –desde mi punto de vista– y considerando el mandato de la Fed es que el empleo va por buen camino, ya que las estimaciones de desempleo varían muy poco entre 2015 y 2017 (están alrededor de 5.1%, que es la estimación de largo plazo –más allá del periodo mencionado), por lo que habría que entender que ésta es la tasa de desempleo que la Fed considera aceptable. Pero en el caso de la inflación la cosa no se ve tan simple, pues el objetivo de 2% se visualiza hasta finales de 2017.

Y aquí es donde aparece la condición “apreciación del dólar” que mucho he mencionado. La Fed la señala en su comunicado y la Sra. Yellen la cita en su conferencia de prensa en relación con la baja inflación y con el efecto negativo en el crecimiento, que al final es una consecuencia, no un objetivo de la política monetaria. Resulta interesante como se ha introducido al sector externo –a través del tipo de cambio– en el discurso de la Fed, en los pasados dos meses.

Me parece que la información de ayer es bastante clara y completa. Lo es porque expone lo que le preocupa a la Fed y en esa línea lo que piensa hacer en el horizonte temporal previsible. Si alguien pretendía precisiones, estaba equivocado en su expectativa. Como dije, me siento tranquilo de mis apreciaciones previas, mismas que he compartido con usted en este espacio.

Suerte.

Comments

  1. Ricardo Almeida Uranga

    Estimado Pedro, ¿podrías por favor enviarme una nota breve y explicativa del índice DXY que utilizas como dato para hablar de la apreciación/depreciación del dólar. De mi parte lo estoy siguiendo (el tipo de cambio) y me interesa mucho familiarizarme con el índice utilizado por tí. Gracias. Te recuerdo que tuve el gusto de conocerte a tí en el World Trade Center en el curso de análisis técnico aplicado, lo impartieron en noviembre de 2013. Un saludo afectuoso a tí y a todo tu equipo de trabajo.

Leave a Comment