La tasa de interés es baja y lo seguirá siendo.

In Consejería by PAA2 Comments


Baja demanda, aversión al riesgo y pobres expectativas de crecimiento, son las causas, entre otras.Pedro Alonso

Al menos una parte de los que lean esta Consejería –cuando lo hagan– ya sabrán lo que ocurrió con el tema de la Fed y su decisión sobre la tasa de interés, con los matices que ello supone. Al momento de escribir esta columna sigo pensando que la decisión apuntará a que tomará más allá de junio próximo cuando inicie el alza. Veremos.

En cualquier caso y cuando sea, la Fed y la mayoría de los bancos centrales alrededor del mundo conservarán la tasa de interés en niveles muy bajos durante largo tiempo. Es claro que en el caso de la Fed la tasa no pasará de su rango actual de 0% – 0.25% a 1% o 2% de inmediato y aún así, cuando esto ocurra la tasa seguirá siendo baja.

Y dado que los que participamos en los mercados nos tenemos que preocupar por lo que ocurre hoy y mañana, con frecuencia perdemos de vista las razones por las que las cosas de lo económico son como son. Pero en mi caso, de rato en rato me doy tiempo para reflexionar del “por qué” de las situaciones que sabemos influyen en el comportamiento de los elementos que determinan las condiciones económicas y de su terreno de juego: los mercados, de todo tipo.

La tasa de interés, como cualquier precio, no es más que la consecuencia de la interacción de la oferta y la demanda. No es algo que actúe en el vacío o por decreto de fuerzas extra–mercado, al menos no por largo tiempo. En este sentido las decisiones de los bancos centrales obedecen en principio a las condiciones que prevalecen en la economía y a la evolución que estas instituciones piensan que este ambiente puede tener.

Desde luego esto no deja de ser una especulación de su parte, pues como sabemos, la Economía no es una Ciencia exacta, dado que los elementos que le definen tienen que ver con situaciones políticas y sociales, además de las meramente económicas, es decir las que derivan estrictamente de la fuerza de la oferta y la demanda. De otra forma, la vida económica sería simple y las cosas se resolverían de manera mecánica. Pero no es así.

Como sea, que las tasas de interés hayan permanecido en un nivel extremadamente bajo en la mayor parte del planeta durante largo tiempo (varios años), no es en estricto sentido una decisión de los bancos centrales, sino una respuesta de estos a las condiciones prevalecientes. Quizá usted, amigo lector, recuerde que he mencionado que desde mi punto de vista estamos en una etapa caracterizada por una debilidad estructural de la demanda, que no ha podido recuperarse cabalmente desde la “Gran Recesión” del 2008–2009 y pienso que ésa es la razón del nivel de la tasa de interés y de las decisiones que se han tomado alrededor del mundo, de tener una política monetaria relajada.

Dicho de otro modo, las tasas de interés bajas responden a una economía débil. La tasa de inflación habla de ello también; es baja en la mayor parte de las áreas económicas, globalmente hablando. Y con todo ello, la demanda no reacciona para equiparar a la oferta, de otra manera veríamos presión inflacionaria. Desde luego hay otros elementos que operan para que las cosas sean como son y una de ellas es que la economía ha cambiado profundamente a partir de la invención y uso de la tecnología de información, a la que hay que sumar el cambio en la estructura de edades en la población mundial, entre otras.

Pero en conjunto, es claro que en la economía “post–Gran Recesión” la inversión se ha retraído, la oferta supera a la demanda y ésta se ha volcado preferentemente a activos de bajo riesgo y alta liquidez, lo que contribuye a mantener baja a la tasa de interés. Y no parece que en el horizonte de corto y mediano plazo existan incentivos para que esto cambie. No, en tanto no se perciba la posibilidad de mayores tasas de crecimiento que propicien grandes proyectos de inversión, lo que supone una reducción de la aversión al riesgo que conlleve una visión de largo plazo. Pero por lo pronto, todo el mundo está pendiente de lo que haga la Fed hoy y lo que esto pueda influir en la economía global.

Suerte.

Comments

  1. Jeanett

    Sr. Alonso, le agradezco que a quienes lo leemos nos siga compartiendo su punto de vista objetivo, fundamentado y desde la óptica de un analista que claramente conoce el tema y tiene la experiencia, he aprendido mucho de economía -Ciencia nada fácil de entender- Suerte

Leave a Comment