Se negocia por aproximaciones sucesivas.

In Consejería by PAALeave a Comment


El viernes se conocerá el PIB mexicano de 2014.Pedro Alonso

Ayer lunes muy por la mañana mexicana pero ya avanzado el día europeo, leí en uno de los diarios de esa región una declaración de Wolfgang Schäuble, el ministro de finanzas alemán, que en resumen decía que sentía pena por el pueblo griego pues tenía un gobierno que actuaba irresponsablemente. Tal vez la declaración pudo entenderse como una especie de respuesta a la crítica que un periódico griego –vinculado al partido Syriza– hizo de él, caricaturizándole como un genocida.

Como sea, pero ninguna de ambas acciones me parece afortunada en un momento como el actual, pero menos la del ministro Schäuble dada su posición relevante en las negociaciones que se están llevando a cabo entre Grecia y sus acreedores. Lo que me quedó claro con la declaración es que mi expectativa de endurecimiento en las posturas que señalé en la Consejería de ayer se podría materializar rápidamente y con ello empezar a poner presión en los mercados.

Como sabemos el mercado en Estados Unidos no operó ayer así que lo que ocurrió en Europa evidenció mi sospecha: la baja fue generalizada, si bien no exagerada, lo que me hace suponer que pese a todo la lectura de los dichos y los hechos es que son parte de una negociación. La reunión de ayer lunes se suspendió a decir de los medios internacionales, en medio de un clima áspero, lo que me parece completamente normal y habrá que esperar algunos días para un nuevo encuentro.

Así es como procede casi cualquier negociación: se llega a un acuerdo con base en aproximaciones sucesivas. No es nada que no hayamos visto antes. Es probable que los griegos obtengan algunas concesiones en términos de plazos y relajamiento de algunas restricciones, junto con la promesa de una negociación posterior menos agresiva que la actual, pero habiendo admitido permanecer dentro de las líneas generales del acuerdo actual, con lo que regresarán a Atenas con aire de triunfo y tratando de vender a la sociedad que derrotaron a la “troika” ganando con ello básicamente tiempo y algún espacio de maniobra.

La Comisión Europea, por su parte, podrá decir que ha mantenido de pie a las instituciones de la región, que el pollo griego no se le ha salido del huacal, que el costo de la negociación es más que razonable y que han evitado una crisis mayor, que hoy nadie necesita. Fin de este capítulo de la historia. Habrá que esperar por más información y tomar con calma el nerviosismo de los mercados. Veremos.

El próximo viernes se publica el resultado del PIB en el 4° trimestre de 2014 y el IGAE de diciembre pasado y con ello tendremos completa la figura del desempeño económico del año previo, que por otra parte está bastante completa y no es lo que nos hubiera gustado ver. Las estimaciones de todos los que participamos en las varias encuestas está alrededor de 2.1% y si el resultado es otro, la desviación no será demasiado importante.

No hay mucho que decir y el gobierno no tendrá explicaciones satisfactorias para los resultados. Lo que diga sonará irrelevante y la sociedad ya ha hecho su juicio respecto de la gestión que parece siempre más importante de lo que es, por la mala costumbre que el gobierno ha gestado alrededor de su naturaleza y dimensión. Que con su pan se lo coman.

Sería deseable que se diera alguna señal clara de lo que se espera para 2015 y 2016 y las acciones que se piensa se pueden tomar en el marco de las medidas de política económica, pero creo que quedaremos con las manos vacías y lo que quizá tendremos es otra vez el discurso de las afectaciones que vienen del exterior y las indicaciones de mejoría que se presentan en los datos nacionales. Es a lo que me refería con el calificativo de “irrelevante” del párrafo anterior.

La última estimación del gobierno para el crecimiento de 2015 es 3.7% (en la mitad del rango de estimación), antes de haber tomado la decisión del recorte del gasto público que conocimos hace un par de semanas. Las del Sector Privado rondan el 3.2%, aunque no en todas ya está incluido el mencionado recorte, lo que abre la posibilidad de que disminuyan algo más. También por esta razón sería importante conocer la visión del gobierno, sobre todo cuando hoy existe incertidumbre de si existirán medidas adicionales de recortes al gasto, ante el escenario petrolero.

Ojalá el gobierno no se recargara en la costumbre de esperar al INEGI para emitir su postura, pero si siguen en esa línea, entonces la primera corrección a la estimación gubernamental para el PIB, la tendremos hasta el 21 de abril. Ojalá sea antes.

Suerte.

Leave a Comment