La Fed y la información.

In Consejería by PAA1 Comment


Han insistido en que la decisión de subir o no la tasa es “data dependant”.Pedro Alonso

Probablemente cuando usted lea esta Consejería, ya se habrá enterado de lo dicho por la Fed a través de su comunicado de política monetaria (13:15 horas de la Ciudad de México), a raíz de esta primera reunión de 2015 . En esta ocasión no hay conferencia de prensa programada ni publicación de estimaciones del escenario económico (esto ocurrirá en las reuniones marzo, junio, septiembre y diciembre), así que el comunicado cobra particular importancia.

Como desde hace ya muchos meses, se tratará de encontrar alguna señal que indique cuándo este banco central iniciará el periodo de alza de la tasa de interés de referencia, lo que señalaría el inicio de lo que se ha dado en llamar la “normalización” de la política monetaria que como sabemos ha permanecido en una larga etapa de relajación, manteniendo la tasa de interés de referencia en cero desde 2009 y para fines prácticos, por debajo de ese nivel, ya que en ese año inició la relajación cuantitativa, que fue una forma de bajar la tasa de interés por debajo de cero (hicieron mayor oferta del bien llamado liquidez –el crédito primario del banco central– al mismo precio), para darle a la economía un incentivo sin precedente para crecer. Y funcionó.

Desde hace tiempo he sostenido que la Fed tomará su decisión con la mira puesta en no perjudicar a la economía estadounidense, por lo que no creo que vayan a sorprender al mercado. Pienso que lo expresado en la última reunión de mercado abierto (la de diciembre 16 y 17 de 2014) en la idea de ser “pacientes” con su decisión, avala esta idea. En términos de temporalidad, en el mercado hay dos posturas. Una es la de quienes piensan que la parte alcista del ciclo iniciaría a finales de abril, a raíz de la reunión de ese mes (los días 28 y 29) y otra corriente se orienta a que esto ocurrirá hasta junio.

En lo que a mí toca, durante un buen rato he estado en la segunda posición, pero ciertamente, me es difícil afirmar una u otra cosa, sobre todo cuando la Fed ha expresado con claridad que apoyará su decisión en la información que la economía le provea, señalando como variables relevantes a la inflación y las condiciones del mercado laboral, buscando cumplir con su mandato: alcanzar el máximo nivel de empleo posible y acercarse a su objetivo de inflación de 2%.

Habrá quien piense que esta postura es vaga y preferiría fechas y niveles de tasa específicos, pero eso no es posible, empezando porque la Fed como cualquier otro ente interesado en la economía, sabe que apostar por puntos fijos en el futuro es garantía de error y un banco central no está para eso. Varias veces he compartido en este espacio la idea que la economía es un sistema de señales, no de instrucciones.

Desde luego habrá que leer cuidadosamente el comunicado, pero en lo que hay que fijarse es en los datos. Desde luego que los de la actividad económica son fundamentales, ya que la Fed insiste en que el nivel actual de la tasa es adecuado a lo que ellos dicen es un nivel “moderado” de expansión económica.

Aunque la primera revisión del PIB estadounidense del 4° trimestre de 2014 sale el próximo viernes, los datos de los tres primeros trimestres arrojan un crecimiento de 2.5% anual, considerando que el 1er trimestre de 2014 fue de -2.1%, por el asunto del clima. Pero en los siguientes, el crecimiento fue de 4.6% y 5%, a los que no se les puede calificar de “moderados” desde mi punto de vista. Los pronósticos para el 4° trimestre están alrededor de 2.8% y si así fuera, el crecimiento anual rondaría el 2.6%, algo más que el 2.4% estimado por el FMI. Como sea, la información alrededor del crecimiento habla de fuerte dinamismo, lo que podría acercar el alza de tasas.

En contra de esto, la inflación está lejos de acercarse al objetivo de 2%. En 2014 la inflación anual al consumidor fue 0.8%, la mitad de la del 2013 (1.5%) y es mucho menor al promedio de inflación de los pasados diez años (2.1%). La inflación ha descendido año con año desde 2011 cuando fue 3% y los últimos dos meses de 2014, fue negativa. Así que estos datos no deben tener tranquila a la Fed, sobre todo si la energía no sube. Este componente del horizonte de decisión  puede retrasar el momento de iniciar un alza de tasas, sobre todo si el salario no ha tenido un alza sustancial en Estados Unidos, como ha ocurrido.

Por lo pronto no creo que hoy vaya a pasar algo que haga cambiar dramáticamente la expectativa general, lo que no evitará la especulación del mercado. Yo sigo en la idea de estar en presencia de una consolidación de corto plazo que pueda resolverse al alza. Así que pienso que si no ocurre nada extraño con la Fed, después de un rato el mercado empezará a subir.

Suerte.

Comments

  1. ramon gomez

    Conciso y claro comentario de como se ve el panorama económico y la posible actuación de la Fed.
    Saludos y mucho éxito

Leave a Comment