Ganó la extrema izquierda en Grecia. Se sacó la rifa del tigre.

In Consejería by PAALeave a Comment


Inició una consolidación. Hay que prepararse para comprar.Pedro Alonso

El domingo a eso de las 14:00 hrs. y sin que haya información definitiva (se conocen los datos del 50% de los votos emitidos) sobre los resultados de las elecciones en Grecia, presumiblemente el partido Syriza, de extrema izquierda se enfila a ganar los comicios con aproximadamente 35% de los votos, hasta el momento. El segundo lugar lo ocupa el conservador partido gobernante, Nueva Democracia con el 29% y el tercero lo tiene el partido neo-nazi, obviamente de extrema derecha Aurora Dorada, con algo más del 6%.

Los conteos hacen pensar que el partido Syriza tendría mayoría absoluta en el Parlamento griego (151 escaños necesarios, de los que con los números disponibles tendría 148, pero el sistema electoral griego concede al partido más votado, cincuenta puestos más en el Parlamento, para “asegurar” la gobernabilidad) lo que fortalece la idea de ver una posición radical y endurecida en contra de las condiciones que le fueron impuestas al país con la negociación del paquete de rescate que se le otorgó en 2012 y que hoy importa 240 mmde y equivale al 175% del PIB de Grecia.

La oferta de Syriza es entre otras cosas, relajar los programas de austeridad que se tienen en práctica y renegociar la deuda contraída lo que incluiría una moratoria de pagos y la “quita” de capital de aproximadamente 50%. Qué consigan y las posibles consecuencias que ello podría tener para Grecia y la Unión Europea, está por verse y sería un tanto inútil especular sobre ello en este momento, pero habría que prepararnos para una semana “movidita” en los mercados, dado el resultado.

Independientemente de esto último lo que hay que observar es que una vez más los partidos que se ubican en los extremos del espectro político alcanzan lugares significativos en unas elecciones nacionales, como ocurrió hace unos meses cuando las elecciones del Parlamento Europeo, en el que los partidos de los extremos ocupan el 25% de ese órgano de gobierno regional. Esto es una clara señal de la respuesta de la sociedad que está harta de la inoperancia de los partidos que se ubican en el centro del espectro y que decide optar por propuestas diferentes, más allá de la viabilidad que éstas tengan.

Otro tema que afectará a los mercados la semana que hoy inicia es la reunión de la Fed –primera de 2015– que como siempre estará bajo escrutinio de todos, quizá en esta ocasión buscando alguna reacción de este banco central, después que el Banco Central Europeo anunció su decisión de iniciar un programa más amplio que lo que hasta ahora había hecho en cuanto a relajación monetaria.

Pienso que la Fed no modificará su postura, al menos no por este hecho y lo que tendrá en observación es la inflación cuyo comportamiento le mantiene muy alejada del objetivo de 2% y de los temas salariales, que junto con los precios de la energía parecen no poner presión sobre los precios. Por ahora, supongo que no habrá cambio en cuanto a la tasa de interés, cuyo horizonte de alza parece estar hacia la mitad del año.

Por lo pronto los mercados se han subido al tren de los resultados trimestrales en Estados Unidos, que hasta ahora, sin ser extraordinarios pienso que tienen el apoyo de los números “macro” y del clima optimista que estos han despertado en los participantes del mercado. Valga decir que la volatilidad del S&P 500 medida con el VIX, ha disminuido de 3.2% a 2.3% en poco más de una semana, lo que da más “certeza” a la operación. Creo que los mercados iniciaron una consolidación necesaria y que con los eventos de la semana tenderán a bajar, pero esto lo considero parte de este movimiento; hay que prepararse para comprar.

He tenido la oportunidad en estas horas –las que me toma escribir Consejería– de seguir muy de cerca los resultados de las elecciones en Grecia, en las que en definitiva a ganado el partido Syriza. Siempre es emocionante seguir estos procesos, sobre todo si implican un cambio importante para cualquier sociedad. Y sí, ganó Syriza, por un buen margen que le asegura la mayoría parlamentaria.

Vi en vivo el discurso de Alexis Tsipras, el líder del partido y próximo Primer Ministro. No entendí nada, pero no hace falta; vi a la multitud celebrar la victoria y escuché lo que se cantó: “Bella Ciao” (“Adiós Bella”) que es un canto partisano  italiano –con varias versiones en distintos idiomas– que se entona en contra del fascismo y el nazismo. La otra  es “People have the power” en la versión de Patti Smith, que se explica por sí misma. Como sea, Syriza se sacó la rifa del tigre, veremos ahora su capacidad de negociación y de manejo de una crisis aguda.

Suerte.

Leave a Comment