Detrás de las divisas …

In Consejería by PAA1 Comment


Cuando el jueves de la semana pasada escribí sobre el movimiento que el peso mexicano tuvo el miércoles previo, 10 de enero, a causa de una breve nota que en la prensa internacional citaba a dos funcionarios canadienses -de manera anónima- que declararon que Trump estaba cerca de retirar a Estados Unidos del TLCAN y que esto podía ser tan pronto como la próxima ronda -la sexta- de negociaciones a celebrarse en Canadá a partir del 23 y hasta el 28 de enero próximos, comenté que con relativamente poco las divisas se movían en el mercado.
De hecho, ese día el peso se movió entre un mínimo de 19.17 y un máximo de 19.43, para cerrar a 19.28 pesos por dólar. En los días siguientes el peso mexicano continuó apreciándose, en la trayectoria que inició desde finales de diciembre (el 28 de diciembre cerró 19.88) y en la que parecía podía mantenerse por unos días más; en lo que a mi toca, pensé entonces que cabía la posibilidad de que alcanzará la zona de los 19 pesos por dólar, que reúne varios elementos técnicos que en suma son una resistencia interesante.
Cuando usted lea esta Consejería, ya tendremos una idea clara de cual es el nivel con el que el peso arranca la semana laboral en nuestro país, que no su operación en el mercado que, como usted sabe, en las divisas no para de operar alrededor del mundo. Pero como yo empiezo a escribir por las noches del día previo al de la fecha con que publico la columna, tengo oportunidad de revisar algunas cosas que darán forma a los mercados del día. Y en este caso, resulta que, desde el viernes pasado, el 12 de enero, el peso ya había alcanzado para fines prácticos la zona prevista (cerró en 19.04), el sábado 13 se colocó un centavo debajo de los 19 pesos por dólar y en la madrugada de hoy lunes, está operando en 18.90.
¡Cómo ve, amigo lector! Lo cierto es que esto confirma la volatilidad no sólo de nuestra divisa, sino la de todas las demás, al menos de aquellas que tienen una operatividad amplia y continua en los mercados globales y como seguramente usted sabe, el peso mexicano la tiene.
La razón, al menos la única que encuentro por el momento, para que el peso mexicano se esté apreciando de la manera que he descrito y sobre todo, en tan pocos días, es la depreciación del dólar en el mercado internacional, que ha continuado después de unos días de apreciación entre finales de noviembre y mediados de diciembre pasado, cuando se especuló con la posibilidad de que la Fed diera señales de una posición más “hawkish” de política monetaria, cosa que no hizo. Así que entre 12 de diciembre y el viernes pasado (22 de enero) retomó su tendencia bajista depreciándose -3.6% y hoy lunes a la 1:40 AM, ya ha sumado 0.30% más a la depreciación.
¿Por qué se está depreciando el dólar? Pues más allá del tema de la tasa de interés que no parece estar perfilándose para subir, sino hasta marzo (eso indican los futuros en el mercado) otros 25 pb, pienso que todo mundo juega su juego a nivel político. Así como Donald Trump presiona a México con el asunto del TLCAN y la eventual salida de Estados Unidos y la presión se manifiesta en el peso que se deprecia, los chinos dejan ver la posibilidad de reducir sus compras de bonos estadounidenses, ahora que los gringos necesitarán financiar un déficit fiscal creciente, presionando al dólar lo que implícitamente implica un costo financiero mayor. Esto, porque estos no dejan de hablar de sancionarlos comercialmente.
Para redondear el asunto, Alemania confirmó que incluirá al renminbí chino dentro de su paquete de monedas de reserva, con lo que también se presiona al dólar, en términos de la divisa china. Asimismo, el euro se ha fortalecido frente al dólar con el anuncio de Angela Merkel de haber llegado a un acuerdo de una nueva coalición, para formar gobierno y en el Reino Unidos se habla de que España y Holanda apoyarán a aquel país para tener un “soft Brexit deal”, cualquier cosa que esto signifique, con lo que la libra inglesa también se fortaleció frente al dólar.
¿Hasta dónde y hasta cuándo continuarán estas fluctuaciones? No lo sé, pero previsiblemente estarán presentes casi siempre. A veces con trasfondos más claros que en otras ocasiones. Pero en los tiempos actuales, cuando las posturas proteccionistas, aislacionistas y ultranacionalistas se encuentran operando, los que no están de acuerdo con ellas toman medidas y posiciones para contrarrestarles. Habrá que estar pendientes de lo que ocurra, por ejemplo, en el Foro Económico Mundial de Davos, en una semana o de lo que diga Donald Trump en su State of the Union del 30 de enero y de las reacciones que provoquen sus discursos, pues son dos foros importantes para hablar de estos temas, partiendo de la base que este individuo no va a cambiar. Suerte.

Comments

  1. Julio

    Cuál será la proporción en la canasta de reservas de Alemania del Reminbi?
    A Europa , Alemania, le es más conveniente un dólar débil?
    Y A los Chinos ?
    Yo la verdad sí pensé que autorizada la reforma fiscal de Trump + la confirmación de la Fed de su previsión de alza de tasas y reducción de balance fortalecería a el Dólar, pero lo último + el anuncio Chino de reducir su exposición a los bonos parece detonar la baja en su precio y he aquí que este mercado si es un activo de proporciones enormes que puede entrar en un Bear mkt en los precios de los bonos del tesoro y esto debilitar al dólar hasta que los bonos encuentren su precio y con ello fomentar el consumo interno desincentivando las importaciones para así confirmar en el corto plazo las políticas proteccionistas del actual Gobierno Americano. Complejo escenario para México….

Leave a Comment