El poder sólo se demuestra en las crisis

In Consejería by PAA2 Comments


Quien piense que Banco de México subió la tasa de interés de referencia 25 pb porque el miércoles la Fed hizo un aumento similar, en esta ocasión está viendo una parte muy pequeña de la película. Desde luego que la postura monetaria relativa entre México y Estados Unidos es un elemento para la toma de decisiones, pero no es la única y en estos tiempos creo que tampoco es la más importante.

El anuncio de política monetaria de ayer, en el que se da cuenta de la decisión de subir 25 pb, habla por sí mismo, empezando por su extensión. Creo que no había visto uno tan largo en mucho tiempo, o al menos así me lo parece. Y no creo que esto sea una señal del estilo del recién llegado gobernador –como alguien pudiera pensar– que por otra parte es un miembro de la Junta de Gobierno desde enero pasado, de tal modo que no es ajeno a lo que se trata en ese órgano rector.

Además de su extensión, el comunicado me pareció más enfático que lo habitual respecto de las preocupaciones de Banxico sobre el tema inflacionario, pero sobre todo en relación con el ambiente general en que se desenvuelve la economía nacional, que no es demasiado diferente a los puntos de vista que sobre el mismo tema he compartido con usted, amigo lector, en varias ocasiones en los meses recientes, cuando se empezó a percibir –al menos a mí así me lo pareció en su momento– una clara desaceleración de la actividad económica en nuestro país. Ha habido muchos datos que así lo indican.

Pero obviamente nuestro banco central se muestra realmente preocupado por la resistencia que ha mostrado la inflación para descender al ritmo esperado, dados una serie de eventos que no estaban en el radar y que afectan mayormente a la parte no subyacente de la inflación, como lo comenté en días pasados cuando escribí sobre el tema, en relación al dato de noviembre, hace pocos días.

Pero subyacente o no subyacente, el caso es que la inflación no baja y en consecuencia, afecta al ingreso real de los ciudadanos y eventualmente altera los planes de la autoridad monetaria en su visión de la trayectoria futura de la tasa de interés doméstica, lo que nos afecta a todos, no sólo porque quizá tengamos que asignar de manera diferente nuestros ingresos si la tasa no baja, sino porque nuestras decisiones futuras de consumo e inversión pueden verse afectadas. Y esto es válido para usted, para mí, para las empresas, el gobierno, etc., en una palabra, afecta al crecimiento de la economía, que tanto necesitamos.

Y desde luego, no pueden perderse de vista los temas que no son estrictamente inflacionarios pero que en algunos casos pueden afectar a este fenómeno. Varios nos vienen de fuera, como son la relación compleja con Estados Unidos, encabezada por los temas de la reforma fiscal de Trump y el TLCAN, mas lo que le toque a la Fed; pero aquí internamente, todos tenemos en la mira al proceso electoral ya arrancado. A éstos hay que sumarles temas de “reciente aparición”, como el incremento del salario mínimo y los nuevos “choques” de oferta como el del gas LP y el de algunas frutas y verduras.

Así que es ahora, ante un escenario tan complejo como el que tenemos enfrente, cuando Banxico tiene que echar mano de todo su herramental, su experiencia y su bien ganada credibilidad, no sólo para mantener acotada a la inflación en el plazo inmediato, sino para mantener “ancladas” las expectativas de medio y largo plazos de este fenómeno. Desde luego, la política monetaria no actúa en el vacío ni hace milagros. Se requiere mantener, además, a las finanzas públicas en su lugar y ordenadas en un año electoral. No es una tarea fácil la que enfrenta la política económica tanto en lo monetario como en lo fiscal, pero al final la capacidad para ejercer del poder, en el más amplio sentido del término y hacer que las cosas sucedan como se quiere, sólo se demuestra en las crisis. Veremos.

Consejería y quienes la hacemos posible (Cristina Hernández y un servidor) vamos a tomar vacaciones a partir de este fin de semana, al menos en lo que toca a esta columna. Tenga usted, amigo lector, el mejor periodo de fiestas posible. Pásela lo mejor que pueda. Nosotros regresamos el lunes 8 de enero de 2018, un buen año, pese a todo.

Suerte.

Comments

  1. Ricardo Almeida Uranga

    Estimado Pedro: te agradezco enormemente la escritura de esta columna financiera diaria, impregnada de madurez y un amplio conocimiento de la economia y las finanzas. Durante todo este 2017 fue una excelente opinion para intentar entender la volatilidad financiera. Les deseo un buen descanso a ti, a Cristina y a tu equipo de trabajo. Todavia recuerdo el curso de analisis tecnico que nos impartieron en noviembre de 2013 en el World Trade Center. Un abrazo fraterno tanto a ti como a Cristina

  2. Jeanett

    Son ya algunos años desde que tuve la oportunidad de encontrar éste gran espacio que al día de hoy a abonado tanto en mi vida profesional como conocimiento personal.
    Gracias a éste gran equipo que comparte su experiencia a través de ésta Consejería de gran valor, por demás interesante y hasta divertida de leer —siendo temas complejos de entender—
    El tiempo que dedican para lograr su análisis diario, es invaluable para sus seguidores.
    Felices fiestas y les deseo lo mejor.
    Suerte

Leave a Comment