Resuelto el tema de la tasa: subió 25 pb, como esperado

In Consejería by PAALeave a Comment


Ayer la Fed tuvo la sesión que concluye la reunión de política monetaria -que dura dos días- en la que como era esperado decidió subir la tasa de fondos federales en 25 pb, para llevarle al rango de 125 pb – 150 pb. Fue la penúltima reunión en que Janet Yellen preside al banco central estadounidense (aún presidirá la que se celebrará en los días 30 y 31 de enero de 2018) y la última vez que sostuvo la conferencia de prensa trimestral que se acostumbra tener en las reuniones de marzo, junio, septiembre y diciembre. A partir de la reunión de los días 20 y 21 de marzo del próximo año quien presidirá a la Fed será Jerome H. Powell y, desde luego, ya se empieza a especular sobre cuál será la línea que siga en su gestión del próximo Chairman. Habrá que esperar y ver.

El comunicado de ayer tiene un sesgo positivo en lo que refiere a la actividad económica –los adjetivos que califican a los distintos aspectos de la economía que regularmente se tocan en el comunicado, son positivos– y aparentemente la inflación baja no parece ser motivo de mayor preocupación, como sí lo era algunos meses atrás.

De acuerdo con el reporte publicado ayer, antes de la reunión de la Fed, en noviembre la inflación al consumidor fue de 0.4%, (en octubre había sido 0.1%) si bien buena parte de este repunte tuvo que ver con el alza de la energía que fue de 3.9%, liderada por la de la gasolina que fue de 7.3%. La inflación general de los pasados doce meses, en noviembre alcanzó el nivel de 2.2%, pero la subyacente resultó de 1.7%. Valga decir que las gasolinas en el último año han subido 16.5% en Estados Unidos.

Así, considerando los datos anteriores, la Fed piensa que la inflación puede estar en el corto plazo por debajo de su objetivo de 2% anual, pero que convergerá hacia éste en el mediano plazo y permanecen en la idea de que, con ajustes graduales a la tasa de interés de referencia, puede pensarse que la economía marchará bien. Para todo fin práctico la postura de política monetaria no sufre alteraciones respecto de lo visto en los meses pasados.

Como es costumbre, en esta reunión se presentaron los pronósticos de algunos renglones del comportamiento de la economía estadounidense que ofrecen –en promedio; se usa la mediana como medida estadística– los miembros de la Junta de Gobierno de la Fed y los gobernadores de los bancos regionales del sistema de ese banco central de manera personal, si bien seguramente atrás de ellos debe de haber un calificado grupo de expertos en la materia. En esta ocasión, llama la atención que, de forma generalizada, las estimaciones del crecimiento del PIB mejoraron respecto de las estimaciones del mes de septiembre pasado.

La estimación de 2017 pasó de 2.4% a 2.5%; la de 2018, de 2.1% a 2.5%; la de 2019, de 2.0% a 2.1%; la de 2020, de 1.8% a 2.0%. Es la estimación más próxima –la de 2018– la que tiene mayor diferencia entre las de septiembre y diciembre, lo que sugiere que están dando un importante peso al estímulo fiscal que provendrá de la reforma de Trump, lo que también se refleja en la reducción que se observa en la tasa de desempleo que pasa, para 2018, del 4.1% estimado en septiembre pasado, a 3.9% en diciembre, nivel que se mantiene en 2019 y que asciende a 4.0% en 2020.

Lo que llama la atención es que no hay cambio en la estimación de la inflación para los próximos años entre la hecha en el trimestre anterior y el actual. Para los próximos tres años, los datos son 1.9%, 2.0% y 2.0%, para 2018, 2019 y 2020, respectivamente, para lo que no hay una explicación al respecto en el comunicado y que quizá lo podamos encontrar en la próxima publicación de la minuta de la reunión de ayer.

En la tasa de interés hay un incremento normal en el paso de los años. El cambio entre 2017 y 2018, de 1.4% a 2.1% supone nuevamente tres incrementos de 25 pb cada uno, como ocurrió este año. Para los años de 2019 y 2020 las estimaciones de ahora son 2.7% y 3.1%. Cabe decir que para 2016 el pronóstico para la tasa, hecho en diciembre de 2015 fue de 140 pb, y el rango final quedó en 50 pb – 75 pb, en tanto que el pronóstico para 2017, hecho en diciembre de 2016 fue de 140 pb, que es el punto medio del rango que prevalece ahora: 125 pb – 150 pb. Así que corrigieron y no están tan perdidos.

La reacción de los mercados fue relativamente poca ya que el S&P 500 bajó -0.05%, el Dow subió 0.33% y el Nasdaq lo hizo en 0.20%. El dólar medido por el índice $USD retrocedió 0.7%, lo que no es un monto menor. Supongo que esta reducción es en parte por la decisión de la Fed, pero también porque el $USD llegó a una resistencia bastante visible en su nivel de 94 puntos. Resuelto el tema de la tasa de la Fed, el mercado se enfocará en el asunto de la “Tax bill”, cada vez más cerca de ser aprobada.

Suerte.

Leave a Comment