El IPC respetó la zona de soporte

In Consejería by PAALeave a Comment


El dato de empleo en Estados Unidos para el mes de noviembre resultó en una creación de 228,000 nuevos puestos de trabajo que mejoró lo esperado por el mercado, que era de 200,000 empleo. Por su parte, la tasa de desempleo se mantuvo en 4.1%, nivel que parece estar muy cerca de lo que se conoce como el máximo empleo posible. El dato del que también el mercado estuvo pendiente es el del ingreso salarial que alcanzó un crecimiento anual de 2.5%, mejorando el 2.3% del mes previo.

Este conjunto de datos, además de reforzar la idea de que la economía estadounidense goza de un comportamiento positivo y dinámico, de alguna suerte facilita la posibilidad de que la Fed suba su tasa de interés en 25 pb el próximo viernes, continuando con la tendencia de normalizar la política monetaria, como ha sido su intención anunciada desde hace meses y pensando también en apoyar la reducción de su balance.

A partir de los datos mencionados, el dólar mantuvo el alza que inició desde hace cinco días –el $USD subió 0.11%– y los índices del mercado accionario conservan su trayectoria alcista que, como he descrito en columnas recientes, está siendo ordenada. Por el momento se encuentra por debajo del máximo histórico alcanzado hace pocos días –tanto en el S&P 500 y el Dow, como en el Nasdaq– zona contra la que trabajará en esta semana. La impresión que tengo es que le costará rebasarlo, entre otras cosas por la decisión que la Fed probablemente tomará –la de subir la tasa de fondos federales– siempre implicará un tema de costo de oportunidad para el mercado.

La posible decisión de subir la tasa de interés, en esta ocasión se verá reforzada por la eventual aprobación del plan fiscal del gobierno estadounidense, que inevitablemente generará un importante déficit fiscal que tendrá que ser financiado con mayor emisión de deuda pública que, al ir al mercado causará alguna presión en la tasa, a la vez que el eventual mayor ritmo de crecimiento económico ­–condición que se espera se presente– genere alguna presión inflacionaria adicional, por lo que el alza de la tasa no se ve como algo lejano.

Desde luego habrá que esperar por el dato de inflación al consumidor en Estados Unidos, que se publicará el mismo miércoles, antes de la reunión de la Fed. Como sabemos existe una preocupación importante por parte de ese banco central sobre el comportamiento de los precios en Estados Unidos, que se han mantenido por debajo de su objetivo de 2% anual de manera consistente. Así, pienso que la inflación es una condicionante importante para la decisión de política monetaria de este mes, que se verá acompañada de los pronósticos sobre el comportamiento de la economía y de la conferencia de prensa de Janet Yellen que quizá sea la última vez que comparezca ante la prensa en su carácter de presidenta de la Fed.Habrá que atender la conferencia con atención.

Por su parte, el mercado accionario mexicano respetó la zona de soporte de la que he escrito varias veces recientemente. El IPC tuvo un alza de 1.25% el viernes pasado que, además de ser importante por su monto, resolvió la zona de acumulación que se gestó al rondar los 47,000, que coincidió –como escribí en este espacio– con el promedio móvil de 500 días y la línea de tendencia de largo plazo. Así funciona esto del Análisis Técnico. Las tendencias que se trazan o que se calculan, son algo de lo que siempre hay que estar pendientes.

Quizá en el intento que de alza que se presenta, busque la zona de los 48,500 puntos (el viernes pasado cerró en 47,572) una vez que rebase al promedio móvil de 20 días que se encuentra ligeramente arriba del nivel actual. Pese al alza del viernes, el mercado aún se encuentra en la zona de sobreventa. Lo que hay que observar es si en los próximos días o semanas, el IPC logra establecer el inicio de una trayectoria alcista duradera. Sin adelantar vísperas, por lo pronto ya cumplió con lo que esperaba, en el sentido de respetar la zona de soporte.

Suerte.

 

Leave a Comment