Inflación y “Bitcoin”

In Consejería by PAA1 Comment


La inflación de noviembre resultó en 1.03% y con esto, la inflación de los pasados doce meses llegó a 6.63%. Lo anterior implica que la estimación de la inflación para todo 2017 que se publicó en la encuesta de Banxico hace unos días quedó atrás, pues en promedio era de 6.49% (la mía de 6.42%). Por más que noviembre sea un mes de inflación estacionalmente alta, igual que octubre –en buena medida por la terminación de las tarifas de verano para la electricidad en varias ciudades del país–, es claro que la inflación se está comportando algo más elevada que lo que habíamos pensado muchos, incluido nuestro banco central.

Lo anterior, al menos por mi parte, no responde a un defecto en la aplicación de la política monetaria ni cosa que se le parezca, sobre todo porque la presión se encuentra en el componente no subyacente de la inflación, que responde menos a las decisiones de este herramental. Por eso en todas partes del mundo la inflación se mide separando a los componentes subyacente y no subyacente. Sólo para estar seguro de que hablamos de lo mismo, cito a Banxico:

“La inflación subyacente se obtiene eliminando del cálculo del Índice Nacional de Precios al Consumidor los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, o bien que su proceso de determinación no responde a precios de mercado. Así, los grupos que se excluyen en el indicador subyacente son los siguientes: agropecuarios y, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno”.

Dicho lo anterior, el 1.03% de la inflación de noviembre, está compuesto por el 0.34% de la inflación subyacente y el 3.06% de la no subyacente, en donde los bienes agropecuarios subieron 1.16% y los energéticos y las tarifas autorizadas por el gobierno, lo hicieron en 4.24%. Al interior de este último grupo los energéticos subieron 6.37% y las tarifas gubernamentales, 0.16%. En la inflación de los últimos doce meses el resumen es que del 6.63%, 4.9% corresponde a la subyacente y 11.97% a la no subyacente. Todos los componentes de la no subyacente han subido una barbaridad, empezando por los energéticos con 17.04%.

La expectativa que yo tenía y que pienso que compartí con usted, amigo lector, en más de una ocasión en el curso del año es que la inflación iba a alcanzar su punto más alto en agosto o septiembre, sin embargo, en los meses de octubre y noviembre ha tenido un repunte, claramente localizado en el sector no subyacente, particularmente en el Gas LP, que entre septiembre, octubre y noviembre ha subido casi 20%. Aunque la práctica de la política monetaria la divida para efectos de medición, el alza de los precios lastima al ingreso real del ciudadano y se quedan en el nivel que alcanzan; raramente bajan en forma significativa y sostenida, por lo que nunca hay que olvidar que cuando la inflación baja o se espera que baje, no es porque los precios bajen sino porque suben a un ritmo menor. Sigo pensando que esto –que baje– va a ocurrir, pero por el momento habrá que revisar las estimaciones del 2018 (3.83% en el promedio de la encuesta de Banxico, en noviembre).

Quizá usted se haya preguntado por qué en los años recientes no he hablado del famoso –ahora más que nunca– “Bitcoin”. Creo que no lo he hecho porque no es algo que pueda yo usar como objeto de inversión y aunque me encanta la especulación, no doy para tanto. En los meses recientes seguramente usted ha oído o leído mucho del tema y de lo mucho que se ha ganado con ello, así que aprovecho el momento para escribir del asunto.

El Bitcoin y todas las otras “cripto monedas”, como se les ha dado en llamar, son un buen invento, que aparece a partir de la tecnología de información, hoy disponible para casi todos. Parte del mismo concepto del dinero: se necesita un mecanismo que facilite las transacciones que la economía genera. Si no se hubiera inventado el dinero, seguiríamos con la mecánica del trueque, que a estas alturas del partido es impracticable dada la complejidad de la economía como hoy la conocemos.

El Bitcoin es eso, una mecánica de pago a través de un mecanismo encriptado montado sobre el protocolo de internet, que no está sujeto a las reglas de la operación financiera y comercial como hoy la conocemos. Es decir, no es un medio de pago emitido por un banco central ni sujeto a la regulación internacional. Es un esquema de relación “Peer 2 Peer”, como dicen los que saben, por lo que su operación está limitada a quienes lo usan y a las empresas operadoras que se han creado alrededor del mundo para este fin, lo que implica que no tiene un mercado regulado, ni la liquidez y la seguridad que se tiene en estos ambientes.

La historia es larga y hasta cierto punto, complicada. Es algo que veremos evolucionar en el futuro, pero por lo pronto, está sujeto a una enorme especulación, incontrolada y como todas las de esa especie –la historia de los mercados ofrece varios casos de este tipo desde hace siglos– resulta atractiva. Lo que no son las “cripto monedas” es dinero, ni objeto de inversión. No son de aceptación general ni tienen poder liberatorio general para las obligaciones de pago, para que se les pueda admitir como medio de pago general. Dado el cambio de su precio y de la manera en que éste se forma, no puede ser una unidad de cuenta y su calidad de depósito de valor es cuestionable. Desde luego no hay que perder de vista los riesgos propios de la alta tecnología.

Todo lo anterior son las características del dinero y las “cripto monedas” no las tienen. Además, su conversión a dinero real está sujeta a las reglas que los operadores determinan y a la liquidez que dispongan. Hasta hoy, no ha pasado nada malo o no demasiado malo. Hoy estamos en esa fase de las especulaciones en donde parece que todo mundo gana, nadie pierde y nadie quiere estar fuera del circo. Veremos.

Suerte.

Comments

  1. Jeanett

    Hola Pedro, sobre el tema de las “cripto monedas” ha sido un boom el tema y los ajustes y rebotes que ha tenido abren la ventana de querer estas, sin embargo, me parece que el “timing ” es riesgoso, en fin, hay personas para todo y efectivamente a la hora que muchas personas decidan salir de la fiesta entonces se notará la “fortaleza de la cripto moneda”
    Gracias por tus análisis del IPC y USA.
    Suerte

Leave a Comment