Winter is coming… ¿Será?

In Consejería by PAA2 Comments


La frase con que encabezo esta Consejería es una especie de sentencia que usan en Game of Thrones, la serie que quizá usted ha visto en los años recientes, basada en los libros de George R.R. Martin, “A song of Ice and Fire”. La sentencia es dicha de tiempo en tiempo, a modo de premonición, más allá del asunto climático que por sí mismo puede ser amenazante. Y sí, en la serie la premonición suena a amenaza, por lo que los espectadores imaginamos y los personajes saben o presienten.

Así, todo mundo tiene eso que conocemos como pensamiento mágico, que es una mezcla de imaginación, fantasías, emociones, creencias, tradiciones, supersticiones, etc., elementos que, sumados a los conocimientos formales que cada quien pueda tener arrojan un producto intelectual al que no se le puede pedir una estructura lógica y racional, pero que sin duda existe y opera de manera cotidiana en la mente de todos, en unos casos más, en otros menos.

Yo lo tengo, lo uso y lo disfruto. Desde luego, forma parte de mi trabajo, creo que de manera acotada pero útil, ya que me ayuda a matizar –y creo que a enriquecer– la disciplina del análisis. Es por eso que ayer, cuando estuve reuniendo la información del día y enterándome de los acontecimientos, viendo mis gráficas y tratando de descubrir nuevas cosas fui construyendo una de esas estructuras, con algo de contenido de pensamiento mágico, inevitablemente.

Llamó mi atención el rumor, porque creo que no es una noticia, sobre la posibilidad de que el plan fiscal de Donald Trump podría ser puesto en marcha en etapas, sin saber qué significa esto con precisión, lo que me hizo pensar que eventualmente esto podría convertirse en una especie de contratiempo para algo que, hasta ahora, ha caminado razonablemente bien, sorteando los obstáculos normales que podría esperarse.

A lo anterior añadí la nota acerca de la acusación –los cargos son varios; lavado de dinero y evasión fiscal, entre otros– que se hizo en contra de tres personas que formaron parte del equipo de campaña de Trump y que se presume estuvieron involucrados en el tema de la participación rusa en hechos ilícitos en las campañas electorales rumbo a la elección presidencial de noviembre de 2016, en la que Donald Trump resultó ganador. Desde luego, la Casa Blanca reaccionó al respecto diciendo que no hay evidencias que indiquen que existe o haya existido colusión entre Trump y Rusia en el tiempo de las campañas y el presidente mandó un par de tweets –al menos son los que yo vi– en el mismo sentido, pero en su mejor estilo.

Lo primero que pensé fue que era una extensión del escándalo político en que el presidente Trump se ha visto involucrado y que quizá no tendrá mayor repercusión, pero dado que en esta ocasión lo que ha ocurrido es una acusación directa del FBI, cuyo anterior director fue removido por el presidente hace pocos meses y que derivó en el nombramiento de un consejero especial para llevar a cabo la investigación, y que está actuando en consecuencia, la impresión que tengo es que la cosa puede escalar a un estado más complicado y de alguna forma interferir en la decisión del Congreso en relación con el asunto fiscal, de sí complejo. No es fácil apoyar una propuesta tan importante como el plan fiscal, cuando quien la propone es alguien en riesgo político.

El lado del Análisis Técnico también juega su parte. Como usted sabe, amigo lector, el S&P 500 en los tiempos recientes llegó al objetivo que pensé como posible (2,570 puntos) y lo rebasó, llegando a los 2,583 puntos, en el nivel máximo del viernes pasado. Al hacer esto, también llegó a la línea de retorno de la tendencia secular que inicié en 2009 y que ha detenido tramos alcistas importantes en el transcurso de los pasados ocho y medio años.

Además, al revisar los indicadores complementarios, me topé con que los de nivel de precio –de varios plazos– se encuentran en la zona de sobrecompra y los de dirección –los de corto plazo– muestran trayectorias diferentes a las del indicador. Es decir, el S&P 500 tiene una pendiente positiva en tanto que la de los indicadores mencionados es negativa y no confirma el último tramo alcista del índice. Esto, por lo general anticipa un movimiento bajista del precio; del índice, en este caso.

Puede que no sea más que mi pensamiento mágico, pero prefiero compartirlo, que no. Si se presentara una baja semi-importante, la pregunta será si es para tomar vuelo, o es algo más, lo que revisaré en su momento.

Suerte.

Comments

  1. Julio

    Me parece que el Rusia Gate no va alcanzar para el impeachment y la reforma fiscal interesa a todos. El factor de cohesión de el pueblo americano son sus intereses económicos ….

Leave a Comment