Es cosa de táctica

In Consejería by PAA1 Comment


Una disculpa por confundir el día de la publicación del PIB mexicano del 2° trimestre de este 2017. Como usted ya se habrá dado cuenta será hasta hoy martes cuando aparece el dato, así que será hasta mañana miércoles cuando pueda compartir mis ideas al respecto con usted, amigo lector. Al final, el interés alrededor del dato deriva del sorpresivo 2.8% del 1er trimestre y lo que esto pueda suponer para el desempeño general del año.

Por lo pronto las estimaciones se acercaron al 2% anual, lo que supone que el 2° trimestre haya tenido un crecimiento de por lo menos 1.8%, lo que coincide con el dato de la estimación oportuna de finales de julio pasado. Y si esto fuese así, durante el 1er semestre, la economía habrá crecido 2.3% anual, lo que estaría muy por arriba de lo estimado originalmente. Veremos.

En los mercados se continúa hablando mucho de lo alto de las valuaciones y de los temas de la política estadounidense, si bien lo relativo al conflicto con Corea del Norte ha disminuido gradualmente con el paso de los días y la menor tensión entre ambos países.

Sin embargo, el dólar se mantiene presionado en los mercados globales. La caída en el año ya alcanza algo más de 9%, medido con el índice $USD. Esto, pienso, se debe en parte a la percepción existente sobre la moderación que ha mostrado la Fed en sus intenciones de “apretar” la política monetaria, a lo que se suma la especulación alrededor de la posibilidad de pérdida de capital político por parte de la administración de Donald Trump y que esto impida o limite la capacidad de negociar con el Congreso, empezando con su propio partido, el presupuesto que le permita cumplir con sus promesas de campaña, lo que debilita la expectativa de crecimiento y a la vez, promueve la especulación del encarecimiento de las acciones en el mercado.

Como suele suceder, la interacción de los mercados está presente. Cuando las cosas empiezan a complicarse, se convierte en un círculo vicioso, lo que en el momento actual se traduce en dudas sobre la renta variable, lo que influye en la valuación del dólar y hace que la tasa de rendimiento tienda a bajar y a “aplanar” la curva en el mercado. Lo anterior, incidentalmente, favorece al peso mexicano que continúa bastante estable después de haberse apreciado fuertemente a lo largo del año y cuando ha iniciado el proceso de negociación del TLCAN, con una postura “dura” de Estados Unidos.

Esto apoya lo que escribí ayer acerca de que los temas comerciales con México y China pueden estar perdiendo peso en la agenda del gobierno estadounidense. Como esto es una especulación de mi parte, no hay que perder de manera alguna los incidentes del proceso de negociación, sobre todo cuando falta un largo rato para que concluya, aunque todos los comentarios apuntan a la necesidad de los tres países de acelerar el paso, en vista de los asuntos electorales en México y en Estados Unidos, en 2018.

La condición actual de los mercados, incluidos los temas de valuación, la posición técnica y los temas de política, sin olvidar los conflictos geopolíticos y los nueve años de alza, provoca el surgimiento de posturas que, en resumen, apuntan hacia la necesidad de cambiar la estrategia, lo que al final implica modificar la composición de los portafolios a favor de activos con menos vulnerabilidad a cambios en el entorno, en este caso de positivo a negativo.

Y desde luego hay que considerar tal posibilidad, pues los elementos que se aportan para sostener la idea de cambiar de estrategia –o ajustarla, al menos– son reales. Sin embargo, la tendencia no ha cambiado y los hechos dicen que en general, el inversionista global ha tendido a aprovechar las bajas sosteniendo con ello la trayectoria alcista.

De tal modo que, por lo pronto, prefiero sostenerme en la idea de operar tácticamente, y aprovechar la tendencia, sin modificar, al menos no demasiado, la estrategia general. Ayer escribí que pienso es mejor esperar un poco a los mercados y mencioné que era un tema de “timing”. Esto refiere a la “táctica”, no a un cambio de estrategia y por supuesto, no significa que no haya nada qué hacer. Siempre hay cosas que comprar y vender.

Suerte.

Comments

  1. Jeanett

    Hola Pedro, gracias por confirmar tu táctica de operación, claro que da frío operar cuando pienso en los puntos que comentas en el séptimo párrafo, sólo es cuestión de mantenernos despiertos para las acciones que sí dan la oportunidad de comprar y vender.

    Buen día.

Leave a Comment