Trump, sin triunfos legislativos

In Consejería by PAALeave a Comment


Pues sí, por segunda vez el intento del actual gobierno estadounidense por eliminar el llamado Obama Care fracasó al no contar con el apoyo necesario de los senadores republicanos. Esto confirma la idea de que negociar con el Congreso estadounidense no es un tema fácil, o al menos no tan fácil como supuso Donald Trump que, por supuesto, ha reaccionado restándole importancia al hecho y twitteando que lo que hay que hacer ahora, es dejar que el Obama Care se colapse y después empezar desde cero.

“Regresaremos”, terminó diciendo Trump que además, continúa recibiendo golpes provenientes del “Rusia Gate” que sin duda merman su credibilidad y reducen su capacidad de maniobra y su capital político. Como he escrito en este espacio, los legisladores estadounidenses, que pueden ser reelectos de manera indefinida, seguramente tienen claras las consecuencias de apoyar a alguien que eventualmente se puede convertir en un problema para ellos, si deciden apoyar las posturas de un presidente que poco a poco, a causa de enfrentarse a la realidad, erosiona su capacidad de acción.

La reacción que han tenido los mercados se ha notado más que nada en el dólar, que ha continuado bajando en el mercado internacional. La caída de ayer fue de -0.6% adicional, con lo que alcanza el -8.5% de baja en lo que va del año y es la combinación de los eventos lo que provoca la aceleración de la baja en los días recientes. En primer lugar, está el hecho de que la Fed se muestra menos agresiva en lo que concierne a subir la tasa de interés, ante las evidencias de una inflación baja, que no promete alzas mayores.

El siguiente aspecto es que la administración Trump, no logra avanzar en los temas de fondo y que fueron promesa de campaña. Es el caso del programa de salud y los temas de seguridad y migración. Tampoco se pueden descartar asuntos de menor importancia, como el del famoso “muro” en la frontera con México que finalmente formó parte del paquete de promesas. Estos fracasos, porque son eso, por más que el presidente Trump quiera minimizarlos, ponen en duda los resultados de la negociación con el Congreso en materia presupuestal, lo que afecta a las expectativas de crecimiento económico, de los resultados corporativos y por tanto, puede hacerlo con las valuaciones.

Y a los asuntos mencionados, hay que añadir los temas alrededor del “Rusia Gate” –de los que un nuevo elemento aparece a cada rato– y el manejo que se les ha dado que, en el mejor de los casos, dañan la imagen y el prestigio de Donald Trump y sus cercanos. Esta cuestión, puede también hacer mella en el apoyo que Trump espera –y necesita– de su partido en el Congreso. En fin, que el panorama se ha ido complicando para Donald Trump. Todo esto, es a lo que me referí hace meses, cuando hablé de los “estabilizadores naturales”. Ni hablar, el pez, por la boca muere.

Por el momento, los mercados han mantenido su curso apoyados en los resultados corporativos y la expectativa que los primeros meses de 2017 han traído para la economía que, ciertamente, ha presentado buenos números. Vale decir que con los elementos alrededor de las promesas de Trump. Más vale que los resultados del 2° trimestre sí cumplan con lo esperado y las guías de éstos para el 3er trimestre no se deterioren demasiado.

En medio de todo esto, ayer por la tarde–noche se dio una buena noticia para nuestro país, por parte de la empresa calificadora Standard & Poor’s Global Ratings, que decidió mejorar la expectativa para la economía mexicana, al pasarla de “negativa” a “estable” y manteniendo la calificación de la deuda soberana del país –en moneda extranjera–, a corto plazo (A-2) y largo plazo (BBB+); también se mantuvo el nivel de la deuda en moneda nacional. Esto, debido a la mejor condición de las finanzas públicas y a la trayectoria de la deuda pública, reduciendo con esto los riesgos de crédito de la economía mexicana. Con todo lo anterior, el peso mexicano debería continuar su camino de apreciación, sobre todo si el dólar se sigue depreciando en el mercado global.

Suerte.

Leave a Comment