Reacción optimista a Yellen

In Consejería by PAALeave a Comment


La presentación que Janet Yellen hizo ayer al Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, fue tomada como una señal de menor presión para endurecer la política monetaria de la Fed, o al menos para llevar de manera más pausada su normalización. Esto sugiere que el alza de la tasa de interés puede ser moderada respecto de lo que se esperaba y que la reducción del balance de ese banco central no es un tema demasiado complicado en cuanto a su puesta en marcha y que se piensa será asimilado por los mercados sin demasiado problema.

Atrás de todo, parece estar la inflación, que como es sabido, se mantiene por debajo de la meta de 2.0% que la Fed ha establecido como deseable para la economía estadounidense y que por su tendencia, no parece estar en la línea de alcanzarla pronto. La postura tomada por la presidenta de la Fed, de alguna manera apoya las ideas que ayer compartí con usted, amigo lector, en este espacio.

Pero como dije, los mercados tomaron las noticias como buenas y tuvieron un alza interesante. El S&P 500 subió 0.73% para llegar a los 2,443 puntos, alineándose para alcanzar el objetivo de los 2,470 del que he hablado en columnas recientes; está a poco más de 1% de llegar a este nivel y no parece demasiado complicado que lo alcance.

En su caso, el IPC mexicano subió 0.59% y llegó ayer a los 51,000 puntos en la operación intradía. De hecho, los rebasó, pues el máximo del día fue de 51,103.85, que es el nuevo máximo histórico, si bien al cierre, el indicador quedó en los 50,809.77 puntos, que será el dato que se registrará en la mente de todos como el máximo histórico, por el momento.

Como era de esperarse –al menos por mí– el IPC respetó la línea de retorno de lo que he llamado como la tendencia secular, a la que he hecho referencia, creo que con suficiente detalle (en la Consejería del martes pasado), para explicar su importancia. Habrá quien piense que exagero cuando doy tantos datos como en el caso de esta línea de retorno, pero créame, no es por ocioso. Como sea, el IPC llegó al objetivo que desde hace semanas establecí como deseable y alcanzable, de tal modo que habrá que ver su comportamiento para ver si da señales de ir en busca de un nivel mayor.

Para su información, hay que decir que ayer el IPC pudo haber tenido un alza mayor, pero resulta que tres de las acciones de más peso en su conformación, bajaron:  Televisa, que bajó -2.4% y pesa 7.2%, América Móvil que bajó -1.9% y pesa 11.6% y Walmex, que bajó -0.3% y pesa 6.9%. Sólo Femsa (con un peso de 12.5%), GFNorte (9.6%) y Cemex (8.5%), pesaron ayer más que las acciones antes mencionadas.

La interpretación de la postura de la Sra. Yellen, además del impacto en los mercados accionarios, se dejó sentir en las divisas. El dólar, medido por el índice DXY, tuvo un día de altibajos, pero en la segunda mitad de la jornada tuvo una trayectoria bajista, si bien en la operación del jueves, inicia con una ligera recuperación. El dólar, medido por el DXY, se ha depreciado 7% en lo que va del año.

Y algo habrá tenido que ver lo dicho por Yellen con la cotización del peso mexicano, ya que la percepción de una menor probabilidad de alza en la tasa de interés estadounidense supone un menor costo financiero para los países emergentes, endeudados en la divisa verde. De tal suerte, el peso mexicano ayer cerró en 17.78 contra el dólar, 0.7% menos, que al cierre del martes. En las primeras horas del jueves ha bajado hasta 17.75.

Ayer se publicó la información de la actividad industrial en México al mes de mayo, mostrando un crecimiento de 1% anual. El sector de la minería, donde se localiza la actividad petrolera, sigue mostrando la debilidad que hemos observado desde hace ya varios años, cayendo -8.2%. La contrapartida a este mal dato, fue el sector manufacturero, muy ligado a la exportación, que en mayo creció 5%. En general, en este año su contribución ha sido importante, con un crecimiento promedio de 3.6%.

La construcción sigue mostrando cifras pobres, ya que sufre el impacto de la falta de gasto público. El crecimiento anual, a mayo, fue de 1.8% y en el año en promedio, ha crecido 0.2%. La construcción de vivienda en el mejor de los casos puede decirse que ha sido irregular, en mayo el crecimiento fue de 1.8% y en el año, en promedio, 1.4%. Por su parte, la construcción de obras de ingeniería civil sigue cayendo y en mayo registró su mes número 14 de caída anual consecutiva, con -10%; en el año la caída promedio ha sido 11.1%. Parece que no hay mucho qué hacer.

Suerte.

Leave a Comment