Al menos algunas cosas parecen dar certeza, lo que es agradecible.

In Consejería by PAALeave a Comment


Llevar al ámbito cercano las cosas complejas, ayuda a su comprensión.Pedro Alonso
  • La Fed ha contribuido a darle certeza a los mercados.
  • Pese a ello, el riesgo sigue siendo elevado, medición de por medio.

La decisión de la Fed ayer, operó como una suerte de tranquilizante para los mercados. Introdujo en su vocabulario el término de “ser paciente” y conservó la famosa frase de “un tiempo considerable” al referirse al “timing” de la decisión de iniciar un alza en la tasa de referencia, la de fondos federales. Es más, la señora Yellen, en su conferencia de prensa, dijo que no ve una revisión de la postura relajada de la política monetaria por lo menos en un par de reuniones del Comité de Mercado Abierto (el que fija la tasa), lo que lleva la decisión por lo menos hasta abril.

Lo anterior sirvió de “bálsamo” a los golpeados mercados, lo que implica que la Fed goza de buen nivel de credibilidad, elemento fundamental para que cualquier decisión de política monetaria o de cualquier otro tipo pueda tener éxito.

Reduzca esta idea al ámbito familiar; si quien toma las decisiones finales no goza de la confianza del grupo familiar, nadie va a creer en su propuesta y por lo tanto llevarla a cabo y con éxito, va a ser muy complicado. O por lo menos va a tener que recorrer un camino lleno de curvas y baches, lo que retardará la llegada al destino pensado y el trayecto será más costoso.

En mi opinión el mensaje de la Fed es que no ven un cambio inminente en las condiciones de la economía estadounidense. De hecho mejoraron sus estimaciones de crecimiento para este año. Tomando el punto medio del rango de las estimaciones, el crecimiento estimado pasó de 2.1%, en la estimación de septiembre pasado, a 2.35% (lo que es un montón) en la actual, manteniéndose en el mismo nivel la de 2015: 2.8%.

Valga decir que la decisión de ayer de la Fed, fue una decisión “dividida”, ya que siete de los diez miembros del Comité votaron a favor y tres en contra. La votación obviamente, no sólo es para fijar el nivel de la tasa, sino sobre la forma en que se comunica la postura de la FED. Y sí, la comunicación es un elemento vital en esto de las decisiones de cualquier tipo. Si quiere que las cosas salgan como usted espera, empiece por estructurarlas bien, pero inmediatamente pase al tema de cómo comunicarlas. Igualmente le sugiero, amigo lector, que reduzca esta idea al ámbito familiar. Seguro tiene anécdotas qué recordar sobre este aspecto.

La cosa es que a los mercados les sentó bien la decisión. Yo diría que en un ambiente tan convulsionado, al menos una postura clara, aunque sea por tres o cuatro meses, en un asunto tan importante como el destino de la tasa de interés del banco central más poderoso del mundo, es un buen calmante. No lo es todo, pero algo es algo y creo que esa fue la manera en que los mercados lo tomaron.

El S&P 500 subió 2%, el dólar se volvió a fortalecer en el mercado internacional (el DXY subió 0.4% después de algunos día de baja; pero permanece en el rango de estabilidad que mencioné en la Consejería del viernes 12 de diciembre, cercano a una línea de retorno) y el petróleo, después de cinco días de baja, por fin tuvo una pequeña alza. El IPC por su parte, subió casi 2% y el peso se mexicano se apreció 1%, que es un mucho.

Lo que también es claro es que la volatilidad sigue siendo alta y por lo mismo, el riesgo también. Por ejemplo, la volatilidad semanal del S&P 500, calculada a partir del indicador VIX con datos del viernes pasado, resultó –en mi cálculo– de 2.9%, es decir que en la siguiente semana –la que corre– la fluctuación podía ser de +/- 58 puntos respecto del cierre del viernes (2,002.23). El mismo cálculo con cifras al cierre del miércoles 18 de diciembre, resultó en una volatilidad de 2.7%, lo que implica un rango semanal (la siguiente semana, a partir del jueves 18 de diciembre) de +/- 54 puntos, considerando el cierre del miércoles, en 2012.89. Es decir, la cosa no ha cambiado tanto.

Lo que creo que sí puede estar cambiando es el humor del mercado, a partir de lo anunciado por la Fed ayer. Sé que puede sonar irresponsable de mi parte, pero pensando en una reacción de corto plazo en los mercados, con alcances limitados, pues este es el momento de entrar, para salirse 2% arriba, en el caso del S&P 500 y para el IPC, quizá hay algo más de margen, pero éste es 3%. Considere que el riesgo opera para los dos sentidos, por eso es neutral.

Suerte.

Leave a Comment