Temas pendientes

In Consejería by PAALeave a Comment


 

Ayer me centré en los temas de Banxico y el Brexit y dejé de mencionar dos eventos que me parecen importantes. Uno es el resultado de las elecciones legislativas en Francia y otro la incorporación del mercado accionario de China al índice de mercados emergentes de la familia MSCI.

Quizá usted recuerde, amigo lector, que cuando las elecciones presidenciales de Francia y con ellas, el triunfo de Emmanuel Macron, mencioné que un obstáculo que tendría que superar el ahora presidente francés, serían las elecciones legislativas, a las que acudiría su partido Le Marche, que tiene apenas un año de haber sido formado y que, en consecuencia, conseguir los escaños suficientes en el parlamento para poder gobernar con cierta comodidad, no iba a ser fácil.

Pues para sorpresa de muchos -incluido un servidor- el Partido Le Marche, arrasó y según los resultados de la primera vuelta de la votación y a las proyecciones que se hacen para la segunda vuelta, el partido del presidente Macron habrá conseguido mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, a lo que sumará el control del Senado, ¡Qué tal!

El resultado deja claro -para quien tuviera dudas-, que los franceses tienen clarísimo lo que quieren en términos lo que quieren para ser gobernados y representados. Supongo que también saben lo que esperan de su gobierno, a quien le han dado un apoyo amplio e importante y de ese mismo modo le exigirán resultados, como debe ser. Y si no saben lo que quieren, lo que sí saben es lo que no quieren. Dijeron con sus votos que no quieren populismo ni posturas extremas, de derecha o de izquierda. ¡Gran decisión! Merecen tener los mejores resultados posibles.

El otro tema que me quedó pendiente, es la inclusión de acciones de empresas chinas, que cotizan en el mercado chino, al índice de mercado emergentes de Morgan Stanley Capital Index, un sistema de índices de mercados accionarios de gran uso, difusión y prestigio en el planeta y desde hace mucho tiempo. Por si le interesa, hay un ETF de este índice, que opera en los mercados -yo le conozco operando en el mercado de Nueva York-, bajo el ticker “EEM”.

Lo importante de la inclusión de estas acciones, es que además del flujo de capital que se dirigirá hacia aquel mercado, implica que habrá un rebalanceo de posiciones entre los manejadores de los grandes fondos y en general, de los activos de los inversionistas institucionales, con lo que otros mercados emergentes -el nuestro incluido- pueden salir afectados en el movimiento. Otro aspecto interesante, es que esto puede ser parte de las decisiones que en China se tienen que tomar para darle transparencia a la operación de sus mercados, pero además, un mayor apertura para los operadores financieros extranjeros, que forma parte de los puntos de negociación que se establecieron entre Estados Unidos y China, a raíz de la reunión de los presidentes de ambos países, hace relativamente poco.

Lo anterior me parece relevante pues habla de la solución negociada de las diferencias. Seguramente usted recordará los gritos de Donald Trump acerca de lo injusto que -decía él- era la relación económica entra China y Estados Unidos, a favor de China, desde luego. Pero por lo pronto, se propusieron algunos objetivos y tal vez esto que comento, sea parte de los esfuerzos por alcanzarlos. Y esto resulta importante para México, que está a punto de sentarse, junto con Canadá y Estados Unidos a renegociar el TLCAN, que ha sido uno de los puntos de presión de Trump hacia México y que al final, terminarán por ser negociados ya que, como usted sabe, estamos hablando de un tratado comercial trilateral, que se firmó en 1994, es decir cuando no había Internet, ni nada de lo que oscila a su alrededor. Y sí, en estos años 23 años, algunas cosas han cambiado, pero seguramente, todo es negociable y probablemente, para alcanzar un mejor estado de cosas. Veremos.

Ayer, los índices en Estados Unidos tuvieron un buen repunte. En los casos del S&P 500 y del Dow, hasta podría pensarse que han resuelto una breve consolidación, después de haber resuelto sus respectivas zonas de mercados laterales. Y si las cosas salen bien, pues entonces podríamos al S&P 500 en el objetivo de 2,470 puntos que he mencionado varias veces, en consejerías recientes. En México, el ahora llamado SPBMV IPC -yo lo seguiré llamando IPC, por cuestiones de facilidad- se resiste a resolver la parte final -creo- del movimiento lateral de casi tres meses. Técnicamente hablando, debería resolverlo ya, y dejar atrás la formación triangular. Pero esto no es cuestión de deseo, es de expectativas y el mercado en su conjunto parece no estar muy convencido de éstas. Hay que tomarlo con calma.

Suerte.

Leave a Comment