Mal global común: los políticos piensan que son más poderosos que los mercados.

In Consejería by PAALeave a Comment


Cuanto más tardan en reconocerlo, más complejo y costoso es el problema por resolver.Pedro Alonso
  • Los que somos emergentes y petroleros, estamos hoy en la misma canasta.
  • Rusia sí que está en situación crítica.

Sin demasiado cambio en el entorno de los mercados. Siguieron cayendo y el petróleo también. El S&P 500 bajó 0.85% y se encuentra en 1,927 puntos, 7% debajo de su máximo histórico, que alcanzó el martes 5 de diciembre, un par de semanas atrás. Por su parte el petróleo, en ese mismo periodo bajó, en el caso del Brent, 13% y ahora se encuentra en el rumbo de los 60 dólares por barril (dpb).

La mezcla mexicana rebasó en su caída los 50 dpb y ayer llegó a 49.46, es decir, en las últimas dos semanas ha bajado 28%. Esto explica en buena medida la reacción de los mercados respecto del peso mexicano y claro, la caída del IPC; sumado a nuestras condiciones locales. Ayer en un Consejo de Administración alguien que hace cuatro meses me dijo que en Nueva York todo mundo quería con nosotros, en respuesta a algunos comentarios míos que señalaban en otra dirección indicando algunos riesgos del entorno de aquel momento (que incluían algún esbozo del asunto petrolero), habló de que en ese mismo ambiente, todos nos habían puesto “tache”.

No me extraña el comentario, pues pienso que en el ambiente de los “traders” se reacciona así. Aunque sea miembro del “Board of Directors”, el “trader” siempre es un “trader” y qué bueno, pues cumple una función fundamental en los mercados. Yo he aprendido de ellos y tengo buenos amigos de ese clan y aunque opero en los mercados desde hace mucho, me queda claro que formo parte de una tribu vecina, ciertamente de pocos miembros y medio rara. Supongo que usted, amigo lector, ya se habrá dado cuenta de ello.

Y sí, ni hablar, somos una economía emergente, involucrada con el petróleo, que ha apostado su futuro –al menos así lo ha planteado el gobierno actual– a este tema, con crecimiento muy pobre y con un problema político complicado que involucra a la seguridad, la corrupción, la impunidad. Con instituciones políticas que ahora muestran su fragilidad, que hablan entre otras cosas de la inoperancia del Estado de Derecho y del bajo respeto a los Derechos Humanos.

Todo esto pone en duda lo que decimos que somos, o al menos lo que el gobierno dice que somos y por eso los “traders” dicen lo que dicen y más aún actúan en consecuencia. A veces se precipitan y cometen errores que van a la máquina registradora y en otras, ahorran fortunas y por supuesto también las generan. Eso es consecuencia de su trabajo y por ello les pagan.

Una vez más, se presenta una condición que en algunas ocasiones he citado en éste y otros espacios: los políticos piensan que son más poderosos que los mercados y claramente no es así. Y cuanto más tardan en reconocer este hecho, más complicado resulta salir del embrollo en que se encuentran y más y mayores problemas tienen que enfrentarse, con daños siempre costosos para la sociedad.

En la misma línea de lo anterior, en Rusia se vive una situación similar, con números más escandalosos. El rublo, que es lo primero que se nota y a principios de mes estaba en 50 por dólar, ayer llegó al rumbo de los 80 por dólar y rebotó hacia los 70, cuando se anunció que el banco central decidió subir las tasa de interés de 10% a 17%, en un intento –que considero inútil– de defensa de su divisa. Ayer leí la declaración del Director Adjunto del banco central: “La situación es crítica. Un año atrás, no pude imaginar que tal cosa pasaría. Aún en mis peores pesadillas”.

No es frecuente escuchar algo así de un banquero central, al menos no en una declaración pública, así que las cosas deben estar terribles en Rusia, que enfrenta una crisis cambiaria –y política– de catálogo, con compras de pánico de bienes por parte de la población, falta de liquidez de la banca para hacer frente a los retiros de los depositantes que lo único que quieren es dinero en efectivo, para comprar dólares, euros o bienes; pienso que en ese orden.

Rusia ha estado en una condición crítica desde principios del año, cuando apareció el conflicto con Ucrania, que devino en sanciones para su economía, que no estaba ya en su mejor forma y desde que empezó la caída de los precios del petróleo fue señalada como uno de los grandes perdedores y sí que la está pasando mal. Nuestro caso no es tan grave, pero desde luego en estas situaciones, nadie ve las diferencias entre los que tienen algún parecido. En cualquier caso, el mercado manda.

Suerte.

Leave a Comment