La OPEP mantuvo el recorte y el precio del petróleo bajó 5%.

In Consejería by PAA2 Comments


La OPEP en su reunión de ayer anunció que extendería el plazo de la contención de la producción petrolera del cártel por nueve meses más, esto es, hasta marzo de 2018. Rusia, que es el segundo productor de petróleo del mundo, atrás de Arabia Saudita, se unió a la decisión, junto con otros productores independientes. En teoría, el volumen de la OPEP es de alrededor de 32 millones de barriles al día, lo que implica una reducción de 1.8 millones de barriles diarios, desde de noviembre de 2016.

Como sabemos, el mercado de energía ha presentado una condición de sobre oferta que desde luego no ha podido ser abatida con las medidas de contención que la OPEP y otros productores han puesto en práctica, entre otras cosas por la reacción de los productores de gas shale en Estados Unidos. Es claro que la decisión tomada por la OPEP a mediados de 2014 y que precipitó al precio del petróleo desde 115 dpb –en términos del Brent– hasta 27 dpb en enero de 2016 y que pretendía sacar del mercado a los productores menos eficientes, no dio el resultado que esperaban y por el contrario, produjo una caída brutal de los ingresos de los países petroleros. Nosotros sabemos algo del tema.

En la Consejería del miércoles pasado, especulé en el sentido de que, si se quería abatir la sobreoferta realmente, algo adicional al asunto de la contención de producción tendría que hacerse y que, desde mi punto de vista, esto requería un proceso de negociación entre los productores –al interior de la OPEP y con otros, empezando por Rusia– que tomaría más tiempo y requiere otras condiciones.

A la par de lo anterior, en los mercados se empezó a especular con la posibilidad de que la OPEP anunciara un recorte adicional, sin hacer precisiones. Y como esto no ocurrió, pues el anuncio decepcionó y los precios de los principales crudos marcadores cayeron cerca de 5% en el mercado el día de ayer. De tal modo, que mi especulación sobre que el precio del petróleo tiene un “techo” cercano en los próximos años, cobra validez. Además, tengo la impresión que la OPEP, como grupo, ha perdido peso específico en el terreno de la negociación entre los “grandes” productores de energía.

Por lo pronto, el peso mexicano que había descontado al menos en parte, la decisión de la OPEP, primero tendió a apreciarse, para terminar la jornada con una depreciación de 0.3%, no demasiado importante. Como escribí el miércoles, había poco espacio para un movimiento importante de nuestra divisa que, para fines prácticos, se detuvo en el soporte de los 18.45 que mencioné el miércoles pasado, y que era bastante “visible y cercano”. Pensar en una apreciación adicional, digamos a los 18.30 –siguiente soporte– requerirá de nueva información.

El mercado accionario en Estados Unidos mantuvo su tónica alcista y ahora sí, en el caso del S&P 500, se marcó un nuevo máximo histórico claramente, en 2,415.07, a nivel del cierre (el máximo intradía fue ligeramente más alto, en 2,418.71), incluso considerando que el sector de las empresas vinculadas a la energía registró una baja de 1.8% –como sector–, que pienso puede ser temporal, pues no todas las empresas del sector tienen que ver con el petróleo, estrictamente hablando. Pero todos los otros sectores, de acuerdo a la clasificación de Standard and Poor’s, tuvieron un alza generalizada. El alza del S&P 500 ayer, fue de 0.44%.

El índice Nasdaq también registró un nuevo máximo histórico, al subir 0.69% y llegar a 6,205.26, en tanto que el Dow aún se encuentra por debajo de su máximo histórico, en 21,155.55, pero muy cerca de ello. Por su parte, el mercado mexicano tuvo una pequeña baja, de 0.17% y continúa en la zona de lateralidad, sosteniendo de manera ordenada el ascenso de los días recientes. No se percibe debilidad en el movimiento.

Mañana se publica la segunda revisión del PIB estadounidense, para el 1er trimestre, para el que se espera un alza modesta de 0.7% a 0.8%. De ser mayor, creo que animaría al mercado otro tanto. Aquí en México, se anunciarán los datos sobre ocupación y empleo. Como he comentado, la tasa de desocupación nacional ha venido descendiendo consistentemente hasta alcanzar el nivel de 3.19% en marzo, lo que explica en parte el crecimiento del PIB nacional. Habrá que estar pendientes del efecto que esta mejoría del empleo, pueda tener en el salario general, pues obviamente implica una reducción de la oferta de la mano de obra. Veremos.

Suerte.

Comments

Leave a Comment