¿Cuál es el equilibrio adecuado entre economía y política?

In Consejería by PAALeave a Comment


El “rebote” de los mercados el viernes pasado, sirvió para generar alguna utilidad de corto plazo para los que tuvieron el estómago estable y la mano firme para tomar el riesgo de comprar en la caída de miércoles y jueves, lo que no estuvo mal. La impresión que tengo es que hay algún espacio para que el alza continúe, quizá para que los índices vayan a buscar sus máximos históricos. En el caso del IPC, los 50,150 puntos y en el del S&P 500, los 2,400.

La cosa es que, con sus características particulares, ambos índices –y los mercados que representan– continúan en una franja lateral desde el mes de marzo y no han encontrado motivo suficiente para salirse de ella. Técnicamente, los mercados muestran un comportamiento ordenado y siguen cumpliendo con la “regla” de que, cuando se encuentran en una tendencia alcista, las bajas son para comprar y no para salir corriendo.

Con frecuencia he compartido con usted, amigo lector, que uso varias tendencias a la vez, que cubren diferentes plazos y que, para fines operativos, trabajo con una de ellas. En el tiempo reciente, básicamente uso la tendencia que arrancó a principios de 2016 –en febrero– a la que considero como la tendencia “larga” y la “no tan larga”, pues me cuesta trabajo llamarle “corta”, que arrancó en noviembre de 2016.

Si considero la primera, ambos índices se mantienen claramente dentro de ella, con razonable espacio para seguir subiendo y en relación con la segunda, puedo decir que, en el caso del IPC, ha servido en un par de ocasiones como un buen punto de retorno después de bajas interesantes (en marzo pasado y ahora). En el caso del S&P 500, la tendencia fue probada en abril y funcionó bien, pero ahora en mayo, fue penetrada y en su regreso, el índice se quedó debajo de la tendencia. La penetración no es demasiado violenta, lo que puede permitir al S&P 500 regresar al interior de la tendencia. Pero no quiero dejar de observar que puede ser una señal de debilidad. Veremos.

La pregunta que me hago es cómo equilibrar ahora o en todo caso, cómo darle el peso adecuado a los riesgos económicos en relación con los riesgos políticos, que pienso siempre son los dos grandes grupos que al final definen las trayectorias importantes de los mercados. Como es obvio, no es la primera vez que me topo con esta situación, de hecho, es algo con lo que he convivido desde siempre y a lo que, digamos, estoy acostumbrado. El asunto es que ahora, para fines de análisis y operación, éstos son un tanto diferentes a los que he visto en el pasado.

Lo que ocurre es que en el lado de lo económico, las cosas están saliendo razonablemente bien, en tanto que en el lado de los riesgos políticos la intensidad y la incertidumbre han venido en aumento a lo largo del año, lo que hace especular que, el alza de enero–marzo tiene que ver con los resultados de la economía y las empresas, en tanto que la lateralidad de marzo–mayo, está relacionada con los temas políticos. Todos hemos hablado del “Trump trade” para explicar, en buena parte, el alza de los pasados meses, pero quizá para entender –al menos de mi parte– lo que está ocurriendo, incluida la baja volatilidad, habría que dar más equilibrio a la relación economía–negocios–política. En todo caso, para estar más seguro de seguir dándole validez al concepto de que en una tendencia alcista, las bajas son parte del alza. Me empeñaré en el tema.

Por lo pronto, hoy lunes se publicarán los datos del PIB mexicano del 1er trimestre de 2017, así como el Indicador Global de Actividad Económica de marzo. Como sabemos, el dato del PIB medido con el indicador de estimación oportuna resultó en 2.7%, lo que como dije en su momento, fue una buena sorpresa. No debe haber desviación mayor en el dato del PIB. En Estados Unidos, el viernes, se publicará la segunda estimación del PIB del 1er trimestre, que quizá mejore en algo el dato preliminar, que fue de 0.7% y que decepcionó un tanto al mercado.

Y otro dato importante en México, será la inflación de la 1ª quincena de mayo que se publicará el próximo miércoles y que dado el comportamiento del fenómeno, será importante seguir puntualmente, pensando en las decisiones futuras de Banxico en relación a la tasa de interés.

Suerte.

Leave a Comment