De vuelta a los datos

In Consejería by PAALeave a Comment


Como era esperado, los mercados reaccionaron positivamente a los resultados de la primera ronda de la elección presidencial en Francia, ya que a partir de ello, se presupone la victoria final de Emmanuel Macron, lo que implicaría que no habría cambios radicales en la forma en que Francia es gobernada y las repercusiones que esto podría tener para ese país, la región europea y el resto del planeta.

Por supuesto en Europa las alzas fueron de 3% y 4%. En América, las cosas se tomaron con más moderación y las alzas fueron de alrededor de 1% en los índices de México y Estados Unidos. Hay que decir que en el último caso, el movimiento generó un “gap” que probablemente provoque una baja en los próximos días, para cubrirlo. Si éste es un “gap de escape” o no, lo veremos en las próximas semanas. Pero no me extrañaría que lo fuera, pues este movimiento puede coincidir con la continuación de los resultados corporativos en buen nivel, así como con un eventual anuncio sobre los temas de Donald Trump.

Por cierto, a este respecto, se ha mencionado que el próximo miércoles puede haber un avance sobre el tema fiscal por parte del gobierno de Estados Unidos, si bien se ha dicho que serán aspectos generales y no precisiones, lo que sugiere que la negociación con el Congreso está siendo complicada, como suelen ser este tipo de asuntos. Como sea, cabe esperar que sin perder el tono positivo, los mercados tiendan a “normalizarse” en los próximos días.

Ayer se publicó en México el Indicador Global de Actividad Económica al mes de febrero, que muestra un crecimiento anual de la economía nacional de 1%. Este dato es menor al 3% mostrado en el mes de enero, lo que quizá señala en la dirección de lo que pensábamos muchos desde finales del año pasado –la debilidad del crecimiento por el recorte fiscal, el endurecimiento de la política monetaria y la incertidumbre que causa la relación actual con Estados Unidos– y que, con los primeros datos de 2017, nos ha hecho pensar a algunos, que las cosas pueden no estar tan mal como creíamos.

Lo cierto es que con las cifras ajustadas por estacionalidad, en términos anuales, el crecimiento de los primeros dos meses es de 2.5% y 2.2%, que si bien también muestran una baja en el ritmo del crecimiento, no parece ser tan grave. Sin embargo, lo que me dejan estas cifras, como mensaje residual, es que las decisiones que tomemos en materia de negocios e inversiones, no pueden relajarse. Las condiciones generales por las que los pronósticos son bajos (crecimiento para 2017 de 1.5% en la encuesta de Banxico y 1.7% en la estimación del Fondo Monetario Internacional, por ejemplo) para todo fin práctico, no han cambiado.

Durante la primera quincena de abril, la inflación mexicana fue de -0.15% respecto de la última quincena de marzo. Esta inflación negativa, responde a la baja estacional de los precios de la energía eléctrica en varias ciudades del país, en las que entra en vigor la tarifa de la temporada cálida del año. Esta baja, continuará durante la segunda quincena de abril y también en el mes de mayo, como ocurre todos los años y se revertirá en los meses de octubre y noviembre, cuando termina la temporada cálida.

Así, la inflación anualizada llegó a 5.62% y por las estimaciones que conocemos, incluidas las propias, aún no estamos en los niveles más altos de inflación anualizada del año; es probable que éstos se presenten por los meses de julio y agosto, para después iniciar un descenso hacia la zona entre 5% y 6%; más cerca del 6%, desde mi punto de vista.

Dado lo anterior, es probable que veamos a la política monetaria mantener su condición actual, sobre todo cuando la Fed ha dejado ver que no aflojará en su idea de “normalizar” su política monetaria, ya sea por el lado de subir la tasa o de retirar liquidez del mercado, cuando decida iniciar la reducción de su balance, cosa que en el mercado se reflejará en el nivel de los premios, independientemente de lo que ocurra con la tasa de fondos federales. Como señalé párrafos atrás, las cosas en lo fundamental, no han cambiado demasiado.

Suerte.

Leave a Comment