Dos a la final, en Francia

In Consejería by PAALeave a Comment


Si usted, amigo lector, es aficionado al futbol –como yo– y no vio el partido Real Madrid vs Barcelona de ayer domingo, vea alguna de las repeticiones. Si lo vio, vuélvalo a ver. Eso, es futbol.

Ayer en Francia se llevó a cabo la primera ronda de las elecciones presidenciales, cuyo resultado derivó en que el próximo 7 de mayo, habrá una segunda y definitiva ronda de votación. Las reglas del sistema electoral francés indican que si no hay un candidato que gane por mayoría absoluta en la primera ronda (más de 50% de los votos), los dos candidatos con mayor votación compiten en una segunda ronda, en las siguientes dos semanas.

Las elecciones en Francia, en esta ocasión, son particularmente interesantes –y complejas–, ya que han permitido el surgimiento de nuevos contendientes, han estado plenas de cambios en las posiciones de popularidad, con cuatro candidatos finalistas, aparentemente muy parejos, con escándalos de corrupción y finalmente, con un atentado terrorista en los días previos a la votación.

La votación de ayer dio por resultado que Emmanuel Macron y Marine Le Pen, que obtuvieron 23.8% y 21.7% de los votos, respectivamente, de acuerdo a estimaciones publicadas por el periódico Le Figaro, serán quienes contiendan en la segunda ronda. Macron, un joven político –39 años– independiente, ex banquero y ex Ministro de Economía (del presidente Hollande), que fundara el Partido En Marcha hace un año, obtuvo la mayoría de los votos y ha recibido, al menos a nivel de declaraciones, el apoyo de los socialistas (6.5% de los votos) y de los republicanos (19.8% de los votos), de cara a la segunda ronda. En su caso, Marine Le Pen, candidata del Partido Frente Nacional, representante –y heredera– de la extrema derecha francesa, no ha recibido manifestaciones de apoyo.

El resultado del enfrentamiento que sostendrán Macron y Le Pen, no dejará dudas respecto de lo que la sociedad francesa quiere, ya que sus posturas políticas son diametralmente opuestas. La victoria de Macron significaría, en primer lugar, una renovación generacional en la política francesa, además de ser favorable a la globalización, el europeísmo y a la modernización de la economía de Francia. Por su parte, Le Pen, de ganar, favorecería la salida de Francia de la Unión Europea –y del euro, por supuesto– el cierre de fronteras a la inmigración y al proteccionismo económico. Por consecuencia, pondría a la Unión Europea en seria complicación.

Una cosa más sobre la elección francesa. Gane quien gane en la segunda ronda, no es claro que sus partidos tengan la fuerza y el arrastre suficiente para conseguir un balance positivo en las elecciones legislativas, en el mes de junio próximo, para facilitar la tarea de gobernar.

Aparentemente, por los resultados y las manifestaciones de apoyo, Macron se perfila como un posible ganador y, en ese sentido, por lo pronto el euro se apreció alrededor de 2% en los mercados asiáticos (al momento de escribir esta Consejería). El viernes, al cierre de los mercados, se mencionó como una de las razones del retroceso de ese día –que no fue muy importante– a los posibles resultados de las elecciones en Francia, en la idea de un triunfo de Le Pen. De tal modo que el resultado de ayer, debería favorecer el ánimo positivo en los mercados, que seguramente podrán estar más atentos a los resultados corporativos.

En ese terreno –el de los resultados corporativos–, en Estados Unidos se presentaron ya los primeros, con un buen perfil, en general, pero aún son muy pocos para poder emitir un juicio sobre el balance del primer trimestre. En México, esta semana inicia la parte fuerte de los resultados trimestrales, que pienso pueden ofrecer buenos números, a juzgar por temas como el comportamiento del tipo de cambio y por los resultados de la economía que, al menos en sus primeros datos, parecen ser mejor a lo esperado.

Esta semana conoceremos datos del crecimiento de la economía, tanto en México, como en Estados Unidos. Hoy se publica el Indicador Global de Actividad Económica al mes de febrero pasado y el viernes próximo, la Estimación Oportuna del PIB, del primer trimestre. Lo mismo ocurrirá ese día con el PIB, en Estados Unidos, en donde todos seguiremos pendientes de lo que ocurra con las promesas fiscales de Donald Trump.

Suerte.

Leave a Comment