Es lo mismo

In Consejería by PAALeave a Comment


Esta semana, en un par de días, empieza el mes de marzo y éso significa que tendremos una reunión de política monetaria de la Fed –el día 15 de ese mes– y creo que una vez más, la tasa de interés será motivo de discusión en el mercado. No tanto por si sube o no en esta ocasión, sino porque se combina la reunión con otros eventos, que más allá de su “origen”, sin duda van de la mano. Los que siguen pensando que lo que ocurre en la política y lo que pasa en la economía –y en consecuencia, en los mercados– son eventos de categorías diferentes, no han entendido cómo funciona el planeta.

Nada opera en el vacío, ni es químicamente puro. Las decisiones que se toman en la economía obedecen en una parte, a la postura política de quien las toma y en otra, a la condición global que, a su vez, como es evidente, se define a partir de posturas políticas. Desde luego, los recursos disponibles cuentan y mucho, pero no lo son todo. Poner las cosas de la vida en cajoncitos, además de resultar aburrido y limitante, conduce a errores difíciles de corregir.

Un evento importante en la semana será el que ocurrirá el martes, en Estados Unidos, con la primera comparecencia de Donald Trump ante el Congreso de su país. El evento es importante por sí mismo, pero más, cuando pondrá frente al Poder Legislativo a un presidente que en su primer mes en el ejercicio de su cargo y más allá de su estilo, ha tomado decisiones a través de sus “Órdenes Ejecutivas” en temas que van de lo comercial a lo migratorio, pasando por la política de salud, la regulación financiera y el medio ambiente.

Además, la comparecencia será importante porque Donald Trump tendrá que preparar el camino para conseguir la aprobación del Congreso en asuntos delicados, como será fondear sus planes de crecimiento, que a la vez supone bajar los impuestos y desregular, lo que implica una afectación al presupuesto federal, entre otras cosas. También puede ser una oportunidad para Trump de tratar de abatir el bajo nivel de aprobación que tiene, aunque creo que esto le importa poco. Será interesante ver si varía en algo su estilo, cosa que dudo. Y si lo hace, no lo tomaría demasiado en serio. A las pruebas me remito. Como sea, tendrá que negociar en el terreno político para poder avanzar en sus planes económicos que, al final, reflejan su ideología política.

Dos días después, el jueves, habrá una reunión de los países miembros de la Unión Europea, en la que el tema será el comercio internacional y la postura de la Unión ante ello. No es una reunión para tomar decisiones, pero sí para asumir una idea clara de cuál puede ser la postura del bloque europeo de cara a la que la administración Trump ha tomado en el terreno del comercio internacional y en consecuencia, de la globalidad de la economía.

Y dado que las señales que Trump envía es ser proclive al proteccionismo y al aislacionismo, más allá de los modos, pues Europa empieza a considerar –más en serio– ampliar sus relaciones con China, Japón –país con el que ya hay una negociación avanzada para establecer un acuerdo de libre comercio–, otros países de Asia y desde luego, América Latina. Esto es una respuesta política a una circunstancia económica, a nivel global y su propósito es defender un mecanismo de cooperación económica, que ha fortalecido los acuerdos políticos que le dan estabilidad al planeta. Política y económicamente hablando.

Sí, para tranquilidad de algunos, también habrá datos de la economía estadounidense que seguramente formarán parte de las decisiones en los mercados. Creo que los más relevantes serán los del empleo a final de la semana; el viernes. Aunque son importantes por sí mismos, serán determinantes para la postura que tome la Fed respecto de la tasa. Por lo pronto las probabilidades de alza, de acuerdo a los futuros de la tasa de fondos federales, indican que un incremento de 25 pb en esta ocasión, es de sólo 26.6%.

La impresión que tengo es que dependiendo de cosas como lo que resulte de la comparecencia de Trump ante el Congreso –evento político–, los futuros modificarán sus cifras ­–evento del mercado– respecto de lo que pueda ocurrir el 15 de marzo. Mi especulación, es que no habrá cambio en la tasa en esta próxima ocasión, salvo acontecimiento magno e inesperado.

Ofrezco escribir sobre el mercado y otros datos económicos, incluidos los de México, mañana.

Suerte.

Leave a Comment